Adentrándose en el conocimiento abierto...

En una segunda clase interactiva de la materia tratamos el tema del “conocimiento abierto” así como aspectos sobre los distintos buscadores (multibuscadores, metabuscadores, buscadores de noticias…).

Teniendo esto en cuenta me dispuse a indagar un poco más sobre el conocimiento abierto a través de los buscadores que Internet nos ofrece, acotando mi búsqueda todo lo posible.

Cuando hablamos de Internet, creemos hablar ya de conocimiento abierto. Pero esta idea no nació con internet. Fue David Wiley,  un profesor de la Universidad de Utah,  el que acuñó el término “open content”, anunciando la primera licencia de contenido abierto en 1998 al considerar que los contenidos educativos deben ser libremente desarrollados y compartidos.

Refiriéndonos al gran mundo de Internet, el conocimiento abierto se relaciona con poder acceder a lo que se desee, establecer un mínimo de barreras para que los distintos usuarios puedan disfrutar de los distintos recursos que se ofrecen. Lo podemos vincular o relacionar con el “acceso abierto”, referido a que cualquier persona puede copiar, imprimir, descargar o simplemente leer cualquier archivo sin tener, por ejemplo, que pagar por ello.

Cada vez contamos con más Recursos Educativos Abiertos (REA), un término que se usa por primera vez en el 2002, por la UNESCO. Estos recursos pueden ser usados por quien lo desee, sin más.

La definición de los REA dada por la  Fundación William y Flora Hewlett es la siguiente:

“REA son recursos para la enseñanza, el aprendizaje y la investigación, que residen en el dominio público o han sido publicados bajo una licencia de propiedad intelectual que permite que su uso sea libre para otras personas. Incluyen: cursos completos, materiales para cursos, módulos, libros de texto, vídeos, pruebas, software y cualquier otra herramienta, materiales o técnicas utilizadas para apoyar el acceso al conocimiento.”

Me quedo con las últimas palabras citadas “apoyar el acceso al conocimiento”. Efectivamente, si se dispone de plataformas de acceso libre favorecemos el enriquecimiento de la información, pudiendo ampliar los conocimientos y dando paso al “trabajo abierto”.

Hoy en día, contamos con plataformas virtuales en la universidad, y este libre acceso pudo dar paso a nuevas herramientas para profesores y alumnos. La Universidad crea conocimiento y tiene como labor hacerlo llegar a la sociedad. Que la red permitiese en los últimos años intercomunicación y acceder a la información dio paso a que en las universidades llegase el llamado conocimiento abierto.

La idea de contenido libre cobró gran importancia, llegando en el 2001 el proyecto de Creative Commons dando un conjunto de licencias de copyright. Este paso permitió a las productoras preparar su contenido para la futura reutilización del mismo.

Así, hoy en día, podemos encontrar recursos como ciertas revistas electrónicas, investigaciones o cualquier aportación que un determinado usuario desee hacer, a nuestro alcance. Así, con las aportaciones de todos, enriquecemos el conocimiento haciendo de lo “abierto” lo “fructífero”. Todos debemos colaborar en el conocimiento abierto, y si deseamos utilizar lo de otros, aportar algo de lo nuestro.

Para finalizar me gustaría señalar una cita de Edward Schillebeeckx, que define muy bien el conocimiento abierto en pocas palabras:

“Lo que tu sueñas estando solo queda en un sueño, pero si compartes tus sueños con otros se hacen realidad.”

 

Webgrafía

Rogério Roth, Ph.D. (2011). El uso de los recursos educativos abiertos e iniciativas  opencourseware de socialización del conocimiento. Málaga: Universidad de Málaga. Recuperado de:         

            http://www.riuma.uma.es/xmlui/bitstream/handle/10630/6070/Informe%20Final%20UMA%20FC%202011%20PD.pdf?sequence=6

 

Comentarios