ElConfidencial.com (21/ 3/ 12)- "Expertos escolares abogan por separar a los niños de sus mejores amigos"

He querido resaltar esta noticia por la enorme importancia que puede tener en el ámbito educativo.

Antes de comenzar con el análisis de la noticia, me gustaría plantear una pregunta: ante situaciones como estas, ¿qué papel debe desempeñar el asesor psicopedagógico en la escuela?

Pues bien, respondiendo a la cuestión planteada anteriormente pienso que ante los momentos en los que se hace público un nuevo movimiento de renovación pedagógica, como en este caso “separación de los amigos íntimos”, es deber del asesor el informar a toda la comunidad educativa y en especial al profesorado, de los principios en los que se fundamenta. Esta labor de información es verdaderamente importante ya que estamos ante una sociedad en constante cambio, lo que requiere de todos los profesionales, incluidos los de educación, un reciclaje constante que a veces por motivos laborales no se puede desarrollar diariamente, y por ello los asesores van a apoyar esta función proporcionándoles vías informativas que les ayuden a estar actualizados. 
Asimismo, ante la aparición de un nuevo modelo pedagógico el asesor deberá ser el encargado de recoger toda la información sobre el mismo, para después poder instruir a través de charlas, coloquios, cursos formativos, etc a los docentes sobre las implicaciones de este nuevo modelo en el campo educativo, las repercusiones que va a tener referente a cambios en nuevas metodologías, adaptación de grupos- clase…