La experiencia se adquiere, no se aprende

Título: La experiencia se adquiere, no se aprende

Autora: Yasmina Mª Souto Taboada

Fecha: 16 mayo 2012

 

He decidido escoger este título para hacer referencia a la sesión del 15 de mayo de 2012, por haber recibido la visita de una orientadora (Mª José Lorenzo), que actualmente se encuentra ejerciendo en un IES.

La visita de esta orientadora ha resultado ser muy gratificante e instructiva, de cara al desempeño de nuestra labor en el campo educativo, como futuros psicopedagogos/as. Pues, ha hecho hincapié en la importancia de realizar un trabajo colaborativo con el resto de los profesionales que realizan su labor en un centro, ya que de dicha interacción se beneficiarán posteriormente los alumnos.

Como hemos visto, ha resaltado aspectos que continuamente estamos remarcando en clase, como: interacción, compañerismo, colaboración, cooperación… de lo que se deduce, que son acciones que deben guiar nuestra práctica asesora, y en la que se debe apoyar la misma para desarrollar nuestra tarea con éxito. En el caso de que estas acciones de intercambio y comunicación mutua entre especialistas, no se esté generando en un centro, será nuestra labor el implantarlas de manera progresiva; evitando con ello, una reticencia al cambio por parte de los docentes.

Actuaciones como las mencionadas anteriormente, de asesoramiento en la práctica docente, establecimiento de nuevas pautas de comunicación e intercambio entre especialistas… hacen que hoy en día la figura del asesor en los centros se esté revalorando, al ver la implicación del mismo en la vida del centro escolar; evaluando las necesidades del mismo, asesorando a los docentes en su práctica, diseñando medidas de atención a la diversidad…

En relación a esta última idea citada (la atención a la diversidad), Mª José nos ha mostrado como trabajan en su centro con el alumnado que se encuentra en un aula específica, los cuales poseen alrededor de un 80% de discapacidad.

Estas aulas específicas, son de reciente creación, y vienen a suplir a los antiguos Centros de Educación Especial. Con la creación de estas aulas se busca la integración de este alumnado con el resto del centro, evitando la segregación y exclusión del mismo. En dichas aulas se trabaja fundamentalmente, alcanzar el mayor grado de autonomía en el alumnado a través del trabajo por proyectos y la integración con el resto del centro, participando de forma conjunta en actividades complementarias (salidas didácticas, celebración de conmemoraciones…).

Esta nueva metodología de “trabajo por proyectos” ha resultado ser muy beneficiosa para trabajar en cualquier etapa educativa, y con todo el alumnado en general, independientemente de que posean o no; una discapacidad añadida. Claro está, que con este alumnado con NEAE, el trabajo por proyectos le permite alcanzar con mayor éxito los objetivos recogidos en sus respectivas ACI´s, al trabajar los diferentes contenidos de forma globalizada.

Sin embargo, debemos tener presente, que antes de realizar una ACI a un alumno/a; se deben llevar a cabo todo tipo de medidas ordinarias de atención a la diversidad, como puede ser el refuerzo educativo, adaptación de la metodología desarrollada en su aula, revisión de los agrupamientos correspondientes, etc. Puesto que, hay que tener en cuenta que en el momento que se le realice una ACI a un determinado alumno/a, se le está privando de la posibilidad de obtener el Título de la ESO; y por lo tanto, esto le repercutirá más tarde en sus posibilidades de acceso al mercado laboral.

No obstante, tal y como mencionamos con anterioridad, el trabajo por proyectos se puede desarrollar en cualquier etapa educativa; y, prueba de ello la tenemos en la materia de Asesoramiento Curricular a Centros y Profesores, dentro de la Licenciatura de Psicopedagogía. El proyecto desarrollado aquí por todo el alumnado que formamos parte de esta materia, junto con la profesora Lourdes Montero, se encuentra en consonancia con los contenidos recogidos en el currículo ordinario; tratando de articular todos ellos a través de un trabajo conjunto de reflexiones, comentarios, búsqueda de información, etc, que nos permitan ir entrenándonos en el campo de la colaboración y la cooperación, conceptos tan importantes en el mundo del asesoramiento educativo.

A modo de conclusión, me gustaría resaltar la idea global que nos ha transmitido Mª José Lorenzo, y es que la atención a la diversidad es una tarea tan compleja que requiere la implicación de todos los profesionales; a través de realizar un trabajo conjunto, basado en la cooperación y la colaboración.

Así mismo, como he recogido en el título de mi reflexión, la experiencia la iremos adquiriendo conforme vayamos trabajando en el campo educativo con diferentes profesionales y alumnado; pero, es muy importante poseer una buena formación teórica y práctica, para posteriormente desempeñar nuestra labor como futuros asesores/as con el mayor éxito posible. Formación que no solo se adquiere en las aulas de una universidad, sino también aprendiendo de las experiencias de los demás, como la que ha compartido con nosotros la orientadora Mª José Lorenzo; quien nos ha mostrado a través de vídeos y su exposición verbal, como se llevaría a la práctica los contenidos teóricos trabajados en la Licenciatura de Psicopedagogía, y lo que ha resultado ser muy enriquecedor a nivel personal y profesional.