Las TIC y su impacto en la sociedad

En línea con la anterior entrada del blog, reflexionaré en torno a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) lo cual me llevará a su delimitación conceptual, así como al análisis de su impacto en la sociedad introduciendo el concepto de brecha digital y repasando algunos de los campos de aplicación de las TIC que resultan de mayor actualidad.

Conceptualización

En la actualidad las TIC están íntimamente ligadas a la informática, la electrónica y las telecomunicaciones teniendo su máximo exponente en Internet, red de redes hacia donde están convergiendo la mayor parte de las tecnologías como pueden ser las redes de telefonía móvil o las de difusión de contenidos audiovisuales.

En un sentido tecnológico amplio las TIC hacen referencia a un gran abanico de tecnologías destinadas a almacenar, procesar, transmitir y analizar información así como el plano social humano que implica la comunicación. Aunque estos conceptos son aplicables a casi cualquier formato de comunicación del pasado desde el papel hasta el teléfono,  el término TIC está íntimamente ligado a la informática por lo que comúnmente se asocia a las tecnologías más recientes como puede ser Internet, los ordenadores o las redes de telefonía móvil aun cuando estas ya están asentadas tecnológica y culturalmente.

En un plano social, las TIC suponen hoy en día parte integral de la sociedad y culturas actuales siendo al mismo tiempo manifestación de su desarrollo y elemento tractor del mismo. Ello hace que las TIC que en otro tiempo constituían tecnologías incipientes empledas por una reducida élite sean hoy día elementos cotidianos que forman parte de bastos estratos sociales.

Impacto en la sociedad

Las posibilidades que durante las últimas décadas han permitido las TIC han supuesto, al margen de las diferencias que persisten respecto a su acceso, una transformación social destacable cambiando para siempre los conceptos de tiempo y espacio en todo el globo (aunque de forma más notable en el mundo desarrollado). De este modo, no sólo las personas a nivel individual han visto cambiada su vida diaria y costumbres, sino que a nivel cultural y social las TIC también han abierto nuevos horizontes a la reducción de barreras al conocimiento y entendimiento de otras culturas.

No en vano, el acceso a la información y la comunicación entre individuos constituyen elementos centrales en torno a los que gira el género humano y toda su actividad económica por lo que las tecnologías que revolucionan su acceso, almacenamiento, procesamiento y transmisión siempre tendrán un gran impacto sobre la civilización humana.

Sin embargo, aunque el impacto de las TIC en múltiples ámbitos sociales está siendo destacado y seguramente lo será más en el futuro, es pertinente reflexionar sobre la democratización de su acceso. La brecha digital, aunque constituye un único término, encierra las consecuencias de múltiples realidades que, de forma conjunta, establecen diferencias entre personas o comunidades enteras respecto del acceso, uso y completo aprovechamiento de las TIC. Aunque se trata de un tema complejo al que dedicaré una entrada específica, baste decir que, a la hora de hablar de brecha digital es preciso analizar sus diferentes vertientes entre las que se encuentran:

  • Diferencias de renta que se traducen en una mayor o menor facilidad para acceder a las TIC.
  • Diferencias generacionales que hacen que algunas generaciones están más familiarizas con las TIC y mejor capacitadas digitalmente
  • Diferencias de género que en algunas sociedades se derivan del rol de la mujer y en otros escenarios simplemente de la mayor familiarización del hombre con algunas facetas del mundo digital (ejemplo: uso de videojuegos, conocimientos de informática…)
  • Diferencias territoriales que hacen que las personas que viven en países menos desarrollados o en zonas rurales de países desarrollados tengan mayores dificultades para acceder a las TIC.
  • Diferencias competenciales entre aquellos individuos capacitados para el uso de las TIC y los sectores de la población ajenos a las mismas.
  • Diferencias culturales entre los segmentos de la población familiarizados con las TIC (especialmente las generaciones urbanas más jóvenes) y aquellos a los que su uso les resulta menos habitual.
  • Diferencia de interés que hace que algunos segmentos de la población que no han nacido en la sociedad del conocimiento muestren interés por las TIC al mismo tiempo que otros manifiestan  desinterés o rechazo.
  • Diferencias en la forma en la que usan las TIC lo cual establece una separación entre aquellos que, bien por desinterés o por falta de capacitación, hacen un uso pasivo de las TIC (consumidores de información) mientras que otros toman un rol activo (consumidores y generadores de conocimientos).

Respecto de la democratización del acceso a las TIC, durante la última década las administraciones públicas europeas han impulsado decididamente diversas estrategias orientadas a conseguir un mejor aprovechamiento del potencial económico y social de las TIC. A nivel europeo, esta política se ha visto reflejada en la estrategia Europa 2020 puesta en marcha en marzo de 2010 por la Comisión Europea. Entre otras cosas, Europa 2020 se ha traducido en la definición de la Agenda Digital para Europa mediante la cual se pretenden abordar los problemas relacionados al acceso y uso de las TIC.

A nivel local, la Xunta de Galicia ha definido una estrategia específica alienada con la Agenda Digital para Europa que pretende abarcar los siguientes aspectos: fomento de la administración electrónica, alfabetización digital de los colectivos menos familiarizados con las TIC, mejora de la competitividad del sector TIC, promoción del mercado único digital y supresión de la brecha digital. Respecto de este último punto la Xunta de Galicia lleva varios años impulsando, de forma complementaria a la alfabetización, diferentes despliegues de redes de telecomunicación poniendo incentivos a la extensión de sus beneficios en todo el territorio gallego, poniendo especial énfasis en las zonas rurales (en donde Telefónica, con la colaboración del operador público Retegal, está extendiendo ampliamente las redes 3G).

Ámbitos de aplicación de las TIC

Tal y como ya hemos mencionado las TIC son un conjunto de tecnologías enfocadas al almacenamiento, procesamiento, transmisión y análisis de información que por su naturaleza son susceptibles de aplicarse en casi cualquier ámbito de la sociedad del conocimiento. Algunos de los usos de las TIC son más o menos directos, como las comunicaciones móviles a distancia, pero hoy en día se están extendiendo a través de usos más avanzados que sin duda en el futuro se manifestarán de maneras sorprendentes.

Si repasamos la historia reciente de las TIC, podremos identificar algunas tendencias que han marcado su desarrollo como la movilidad, la convergencia de redes y servicios (difusión de contenidos audiovisuales, prensa digital, redes de telefonía móvil 4G ya totalmente integradas en el mundo IP…), las redes sociales, el big data (almacenamiento, organización y análisis de grandes cantidades de información), el cloud computing (la prestación de servicios desde servidores remotos sin instalar aplicaciones en local) o la virtualización (con tecnologías como la realidad aumentada o los entornos virtuales).

Sin embargo, en lo que respecta a los ámbitos de aplicación de las TIC, el presente y el futuro pasa por múltiples vertientes de entre las cuales citaremos algunos ejemplos:

  • Hogar digital: en donde las TIC pretenden cambiar para siempre la forma en la que interactuamos con los elementos que conforman nuestro hogar así como las funcionalidades que estos ponen a nuestra disposición. Todos estos avances no sólo irán encaminados a mejorar el confort y la comodidad sino también aspectos como la eficiencia energética o el impacto medioambiental de nuestra actividad.
  • Cuidado del medioambiente: mediante estaciones medioambientales que no sólo permiten monitorizar el entorno natural sino también cuantificar el impacto de la actividad humana en pos de una mayor sensibilización de la sociedad. Adicionalmente, las redes sensoriales pueden hacer uso de sensores infrarrojos y otras tecnologías para detectar incendios de forma temprana evitando daños al medioambiente o sensores sonoros para identificar talas ilegales.
  • Agricultura y pesca: en donde las TIC ya están empezando a cambiar la forma de interactuar con nuestro entorno proporcionándonos, a través de elementos como las redes sensoriales, un conocimiento en tiempo real que permite reducir el impacto de la actividad humana al mejorar las decisiones que se toman (optimizar los tratamientos para luchar contra las enfermedades, adaptar dinámicamente los cuidados de los cultivos a las necesidades de cada momento, gestionar remotamente o incluso de forma semi-automática las explotaciones, identificar los caladeros de pesca más adecuados, monitorizar actividades furtivas, detectar puntos ilegales de vertido…).
  • Teleasistencia: ámbito en el que las TIC están permitiendo aunar la autonomía y libertad de diversos colectivos con su vigilancia y cuidado continuado acortando los tiempos de atención en caso de emergencia. Al mismo tiempo se mejora la logística permitiendo optimizar costes asegurando la viabilidad de mantener y mejorar los servicios asociados a la atención sanitaria. En otros ámbitos de la sanidad, las TIC están permitiendo que equipos de cirujanos de todo el mundo puedan estar asesorados en tiempo real por los mejores especialistas del globo o incluso que puedan dirigir en remoto intervenciones quirúrgicas a través de dispositivos robotizados.
  • Gestión de infraestructuras: permitiendo optimizar su operación y mantenimiento al detectar fugas en redes de abastecimiento de aguas, equilibrando el consumo y la producción en redes eléctricas o permitiendo configurar y monitorizar de forma remota un amplio abanico de infraestructuras de diversa naturaleza.
  • Ciudades inteligentes: término con el que recientemente se denomina a las ciudades que toman provecho de la información que se genera diariamente en su entorno para mejorar su gestión redundando en beneficio de todos los agentes implicados (empresas, ciudadanos, administraciones, turistas…). Ello está dando lugar a un nuevo paradigma urbano que, aunque tardará en asentarse, acabará por mejorar aspectos como la movilidad, la interacción de los ciudadanos con sus administraciones, el desarrollo urbano, la eficiencia energética…
  • Educación: en donde las TIC, aunque están tardando en proporcionar soluciones realmente innovadoras ya están empezando enseñar el potencial que pueden tener para cambiar de forma sustancial los procesos de enseñanza aprendizaje. En este sentido las TIC no sólo pueden potenciar y facilitar las interacciones sociales y el aprendizaje colaborativo sino que también abren grandes oportunidades a la hora de liberar restricciones espaciales y temporales permitiendo un aprendizaje ubicuo. Del mismo modo, las grandes posibilidades en el campo del análisis de información podrían facilitar el análisis de los procesos educativos y la atención personalizada de las necesidades de los diversos alumnos. Al mismo tiempo, tecnologías como la realidad aumentada o los entornos virtuales pueden facilitar la comprensión de conceptos abstractos así como trabajar de manera específica aspectos sociales y afectivos.

Como vemos, la explosión que está suponiendo el acceso generalizado a Internet junto con el avance en la microelectrónica y la existencia de ecosistemas de aplicaciones maduros ha posibilitado que casi cualquier aspecto de la sociedad moderna este siendo o vaya a ser completamente redefinido por la influencia de las TIC.

En todo caso, a pesar de lo mucho que se ha avanzado a nivel tecnológico, siguen existiendo muchos ámbitos como el educativo en donde tan sólo se ha empezado a atisbar el potencial de las TIC. Ello es debido a que, como con cualquier innovación, la teoría de la Difusión de las innovaciones (Gabriel Tarde 1890) nos dice que al principio toman parte de ella los innovadores, tecnólogos formados en la materia con el conocimiento para aprovecharse de ella desde el comienzo.

grafico_innovacion.jpg

Figura 1. La adopción de las innovaciones es progresiva y en muchos casos se produce a saltos debido a diversas barreras que es necesario ir superando durante su difusión. En el caso de las TIC ha supuesto que, por diversos motivos, algunos campos de aplicación y sectores de la sociedad percibiesen sus beneficios de forma más temprana que otros.

 

Aplicado a las TIC, el germen de Internet (ARPANET) era una red con pocos nodos prácticamente exclusiva de grandes centros de investigación. A su vez era empleada por un reducido grupo de expertos vinculados a las TIC no estando su uso al alcance del ciudadano medio ni por accesibilidad física ni por capacitación. Con el paso del tiempo su difusión ha ido creciendo y, aunque se ha extendido exponencialmente en diferentes campos (ocio, prensa, contenidos audiovisuales…) su adopción en otros ha resultado más lenta por diversas barreras de entrada (rechazo, barreras generacionales, barreras económicas, barreras técnicas, barreras de capacitación…).

Sin embargo, el progreso de la tecnología en múltiples vertientes (miniaturización, baterías, potencia de procesamiento, eficiencia en el uso del espectro en las comunicaciones móviles…); la capacitación digital progresiva de la sociedad y la amplia difusión de las ventajas de las TIC han permitido que poco a poco esas barreras de entrada se estén superando en cada vez más ámbitos. Esto ha supuesto que hoy en día ya se esté abordando más seriamente su integración en campos como la educación, la administración pública, la medicina o la agricultura.

Aunque las TIC estén irrumpiendo en todos los ámbitos de nuestra sociedad de forma progresiva, su influencia siempre suele llegar en sucesivas oleadas. Usualmente, en una primera oleada el uso de las TIC es tosco, tendiendo a ofrecer un formato o soporte diferente para realizar tareas de un modo más o menos similar al tradicional (como puede ser el uso de ordenadores en los ’80 y hasta mediados de los ’90 para poco más que presentar contenido multimedia). Otras veces, las soluciones que las TIC aportan al nuevo ámbito son transferencias más o menos directas de tecnologías existentes en otros ámbitos por lo que en un primer momento no responden totalmente a las necesidades derivadas del nuevo uso que se les pretende dar (como puede ser al caso de los inicios del e-learning a finales de la década de los ’90 y principios del nuevo siglo). La necesidad de un proceso de adaptación gradual se debe a múltiples factores que hacen que, tanto para los técnicos de las TIC como para los usuarios de los nuevos campos en donde se introducen, se requiera de un periodo de adaptación para poder aprovechar todo su potencial con soluciones que supongan verdaderas innovaciones en el campo en que se aplican. Esta realidad hace que, en ocasiones, surja escepticismo en torno a las TIC ya no sólo por la existencia de barreras a su entrada sino también debido a las grandes expectativas que su mera pronunciación provoca. A pesar de ello con el paso del tiempo, una vez la tecnología se ha adaptado a ese campo y se han superado las barreras a su uso y aceptación;  aparecen soluciones TIC que suponen saltos cualitativos importantes en ese nuevo campo.

Fuentes bibliográficas

http://en.wikibooks.org/wiki/ICT_in_Education/The_Uses_of_ICTs_in_Education

http://www.agro.uba.ar/agro/ced/inno/clases/clase_3.htm

http://flosse.blogging.fi/2005/06/23/critical-history-of-ict-in-education-and-where-we-are-heading/

http://groups.itu.int/stocktaking/About/WSISActionLines/C7.ICTApplications.aspx  

https://blogs.worldbank.org/edutech/10-global-trends-in-ict-and-education

http://www.networkworld.com/community/blog/gartner-10-key-it-trends-2012 http://ec.europa.eu/europe2020/index_es.htm (Europa 2020)

http://ec.europa.eu/digital-agenda/ (Agenda Digital Europea)  

https://imit.xunta.es/portal/estrategia2/ (Agenda Digital de Galicia)