• Blogs
  • Nahyr
  • Reflexión sobre conceptos clave en la sociedad de la información

Reflexión sobre conceptos clave en la sociedad de la información

            Teniendo como referencia una serie de artículos que mencionaré al final de la entrada, quería reflexionar acerca de los conceptos y de las temáticas tratadas en clase.

            El desmesurado avance de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en la sociedad en general, y en la enseñanza en particular, implica una serie de cambios en nuestra forma de vivir, de relacionarnos, de comunicarnos y de aprender.

            Dados estos cambios inmediatos, es necesario que aprendamos a vivir en esta sociedad de la información y que sepamos desarrollarnos en ella de forma competente. Además, es necesario que el sistema educativo se adapte e integre las TICs para que la población se vaya integrando poco a poco en la sociedad de la información y poder ir rompiendo poco a poco las brechas digitales existentes.

            Primeramente me gustaría aclarar el concepto de sociedad de la información. Castells (2005) refleja de la siguiente manera dicho concepto: “Sociedad de la Información es una fase de desarrollo social caracterizada por la capacidad de sus miembros (ciudadanos, empresas y Administración Pública) para obtener y compartir cualquier información, instantáneamente, desde cualquier lugar y en la forma que se prefiera”.

            Al ser este tipo de sociedad una fase de desarrollo social, se ven afectados todos los sectores de la vida de las personas y por lo tanto en necesario saber adaptarse y desarrollar la capacidad crítica necesaria para desarrollarse en este tipo de sociedad.

            Uno de los sectores que destacan en la vida de las personas es la educación. Ésta tiene que saber adaptarse e incorporar en el currículum las TIC. Es necesario desarrollar una educación en las TIC y con las TIC.

            No obstante, Márquez (2006), destaca que existen una serie de factores que dificultan u obstaculizan el éxito de las TIC en el ámbito educativo. Teniendo en cuenta la aportación de este autor, destaco los que para mí son los aspectos que dificultan dicha situación:

  • Las TIC se desarrollan y cambian de manera tan rápida que no somos capaces de adaptarnos a estos cambios.
  •  Desconocimiento de la temática por parte de los profesionales de la educación.
  •  Falta de formación de dichos profesionales en TIC, y consecuentemente incapacidad para transmitir a sus alumnos los conocimientos y actitudes necesarias ante las TIC (analfabetismo tecnológico).
  • Diversidad de puntos de vista sobre el adecuado uso de las TIC en educación, lo que provoca mayor confusión e incertidumbre.
  • Contradicciones sobre la terminología y las fundamentaciones teóricas que sustentan estas tecnologías.

            Considero que para poder paliar estos efectos, es necesario tomar consciencia a nivel social de la importancia de la educación en y con las tecnologías de la información y de la comunicación.

            Otro concepto que es necesario tener en cuenta es el de brecha digital. Para mí este concepto está suficientemente claro con las explicaciones desarrolladas en clase teniendo en cuenta la siguiente distinción: brecha informacional, brecha digital por disponibilidad, brecha digital participativa, brecha digital de género y brecha digital de acceso o uso.

            En relación con este concepto, me gustaría destacar los siguientes datos: el 20% de la población mundial más favorecida económicamente acapara el 93’3% de los accesos a Internet. Finlandia ocupa el primer puesto con 108 accesos por cada mil habitantes.

            Con esta cifra quiero reflexionar sobre las brechas digitales por disponibilidad o por acceso/uso. El dato del 93’3%, deja claro que en la actualidad estamos bastante lejos de romper dicha brecha digital en los países subdesarrollados. En estos países gran parte de la población es analfabeta, no tiene una alimentación asegurada y por lo tanto considero que hasta que estas situaciones se solventen, no lograremos romper con esta enorme brecha digital.

            En el mundo educativo de las sociedades desarrolladas, se está introduciendo poco a poco la enseñanza abierta.

             Con este concepto se hace referencia a un nuevo paradigma, resultado de los grandes avances tecnológicos, del triunfo de la globalización económica y cultural y de la conformación de la sociedad de la información. En este nuevo paradigma, los roles del profesor cambian completamente y éste pasa a ser orientador de los aprendizajes de sus alumnos, proveedor y asesor de los recursos educativos más adecuados para cada situación,  organizador de entornos de aprendizaje, tutor y consultor (Bartolomé, 2000).

            Para mí, este concepto refleja lo que actualmente estamos haciendo nosotros en la materia de Tecnología Educativa con nuestros Entornos Personales de Aprendizaje. Creo que nosotros mismo a través de la “Red Social Stellae” estamos construyendo nuestros aprendizajes, tutorizados y asesorados por las profesoras de la materia.

            Para que tenga lugar la enseñanza abierta es necesario que contemos con la necesaria competencia digital. En relación con este concepto, creo necesario destacar como dicha competencia es entendida y recogida por la LOE (2006):

“En síntesis, el tratamiento de la información y la competencia digital implican ser una persona autónoma, eficaz, responsable, crítica y reflexiva al seleccionar, tratar y utilizar la información y sus fuentes, así  como las distintas herramientas tecnológicas, también tener una actitud crítica y reflexiva de valoración de la información disponible, contrastándola cuando es necesario, y respetar las normas de conducta”.

            Considero que el hecho de que se recoja en la LOE el concepto de competencia digital refleja su importancia. No obstante, creo que si no va acompañada de la asignación de un presupuesto coherente no se va a lograr su consecución. Creo además que es importante tener en cuenta los factores que obstaculizan el éxito de las TIC en educación para poder paliar dichos efectos.

            Para finalizar, me gustaría destacar los retos de la educación ante las nuevas tecnologías expuestos por Manuel Area (2009):

  1. Integrar las nuevas tecnologías en el sistema y cultura escolar.
  2. Reestructurar los fines y métodos de enseñanza. Nuevos roles para docentes y para alumnos.
  3. Extender la formación a través de Redes de ordenadores: la teleformación.
  4. Revisar y replantear la formación ocupacional a la luz de las nuevas exigencias sociolaborales impulsadas por las nuevas tecnologías.
  5. Desarrollar acciones de educación no formal: la alfabetización tecnológica para el desarrollo social y comunitario.

            En mi opinión, los retos más importantes a corto plazo son el 1 y el 5. Creo que sin conseguir éstos es más difícil la consecución de los otros.

            Creo que para nosotros como futuros profesionales de la educación es importante tener en cuenta y conocer los nuevos roles para docentes y para alumnos. A continuación adjunto un enlace de un documento en el que se puede consultar tal cuestión (Anderson G. y Daza, A.).

 

WEBGRAFÍA:

Area, M. (2009). Introducción a la Tecnología Educativa. Tenerife: Universidad de la     Laguna.

Recuperado de: https://manarea.webs.ull.es/wp-content/uploads/2010/06/ebookte.pdf

 

Anderson G. y Daza, A. (2007). Las Tecnologías de la Información y la Comunicación   (TIC) y su impacto en la educación del siglo XXI. Negotium,7,          21-46.

Recuperado de:  http://www.revistanegotium.org.ve/pdf/7/Art2.pdf