¿"Desavances"?

Una de las últimas expositivas que tuvimos en Tecnología Educativa tratamos un tema muy interesante gracias a Nusa, una profesora de intercambio, de una universidad de Siria.
La clase comenzó con un breve video que nos hizo reflexionar sobre los libros, aquellos “amigos” con los que podemos viajar a casi cualquier lugar, y en cualquier momento. Esto me hizo recordar mi entrada anterior sobre las tablets, u otros objetos como son los e-books, sí, son un gran avance, pero debemos ser conscientes que un libro de papel, te transmite a otro lugar, es otra forma de leer, de ver las cosas, o por lo menos para la generación que no hemos nacido con este tipo de tecnologías.
Una de las preguntas que Nusa nos lanzó en clase era que sabíamos sobre Siria, y la verdad es que quitándonos de la capital o que estaba en guerra, todos estábamos muy perdidos.
Fue así como gracias a las palabras de esta profesora y periodista empezamos a empaparnos de cómo funciona la tecnología en Siria, o por lo menos, como funcionaba antes de la guerra.
Lo que más me sorprendió fue los grandes proyectos que en la escuela creaban, o los robot que ellos realizaban siendo tan pequeños. Trabajos muy interesantes, y que dan solución a problemas, como en el caso de las personas con discapacidades, fabricando una impresora para documentos en braile, o mismo hacen que aprendamos de una manera innovadora.
Con la guerra pasan de tenerlo todo, a tener nada, los colegios son muy pocos, y los que tienen están repletos de alumnos donde no tienen ni sitio para moverse, y donde los recursos son mínimos.
Aún así son niños que quieren aprender, quieren ir al teatro, aprender. Es por ello que Nusa desde Galicia, está intentando crear un tipo de tecnología con la que los niños puedan seguir aprendiendo a través de tecnología, a pesar de que hay pocas horas de electricidad.
Con esto quiero recalcar la desigualdad que respecto a la tecnología en los diferentes países, en unas ciudad el iPhone5 es una de las últimas tecnologías, el whatsapp usado por todos, mientras que otras ciudades desconocen lo que es internet, en otras el WIFI no ha llegado. Hay que ser consciente de este avance, y retroceso por otra parte.
¿Es por tanto culpa nuestra, o sea de la sociedad este “desavance”? O simplemente no hay ningún culpable, y la sociedad avanza según los habitante le permiten.