Siria a un paso

Hace una semana, tuvimos una clase expositiva diferente, impartida por una persona nativa de Siria, Nussa Ouis, profesora y periodista  que lleva un año y medio en España, primero en Salamanca y ahora en Santiago de Compostela.  

Su principal intención era transmitirnos la realidad por la que está pasando Siria en estos momentos y hacernos ver las dificultades educativas de algunos lugares para abrir los ojos ante nuestros avances y desarrollos educativos, que tenemos que aprender a valorar.

Al comenzar pregunto que conocemos de Siria, nuestra respuesta fue el silencio, carecemos de información sobre las escuelas, la tecnología y la mayoría de las cosas que suceden en este país, conocemos lo meramente informativo que explican en las noticias casi a diario.

Mediante un vídeo mudo, Nussa nos mostró como la vida de las personas puede cambiar de un momento a otro, pasar de tenerlo todo a no tener nada. Supongo que el vídeo puede tener diversas interpretaciones y que cada uno de nosotros ha interpretado la idea clave y diferentes ideas totalmente  diversas. Desde mi punto de vista, creo que el vídeo intenta reflejar que la vida cambia, que necesitamos afrontar los problemas lo mejor posible y a la hora del cambio, aunque sea para peor, intentar mejorar siempre. En todo momento podemos volver a escribir nuestra historia, podemos empezar de cero igual que el protagonista del vídeo.

A partir del 2011, cuando comienza la guerra en Siria, la educación en este país cambia de forma radical, pasan de una escuela moderna, de escuelas públicas con la tecnología a su alcance a casi carecer de escuelas al alcance de los niños. Esta escuela moderna eran básicas, dónde la tecnología empezaba a ocupar su lugar en el ámbito educativo. Unos jóvenes sirios y japoneses fueron los encargados de adaptar el sistema educativo a las TIC, además ayudan a los niños a elaborar diferentes proyectos e investigaciones como la construcción de un robot que ayudará en diferentes investigaciones y fomento la participación entre alumnos de educación secundaria y educación primaria.

Durante estos años, los niños mediante grupos de trabajo realizan mapas digitales para las paradas de autobús, realizaron proyectos y programas sobre la pronunciación del inglés, niños de educación primaria, algo realmente sorprendente.

En la Universidad, los jóvenes realizaron diversos programas, como la realización de un programa para aprovechar la luz solar y calentar la casa mediante un ordenador.  Otros proyectos que ayudaban a calentar agua mediante la fusión y el trabajo de dos móviles.

Poseían una impresora Braille, que imprimía directamente desde el ordenador en su lenguaje específico.  Todo esto, es algo innovador que causa gran impacto para nosotros, su imaginación y esfuerzo los hacen conseguir proyectos y programas realmente innovadores.

Pero todo esto se termina después de la guerra, desaparecen las escuelas, aprendiendo entre ellos mediante el intercambio de información y conocimientos que intentan enseñar. Debido a la guerra muchas personas han emigrado a otros lugares más seguros, dónde las aulas pueden llegar a acoger a más de cien estudiantes con pocos profesores y con niños de todas las edades. Esto dificulta el proceso de enseñanza- aprendizaje que se intenta desenvolver día a día, existe una gran falta de concentración y capacidad de aprendizaje  a causa de este problema.

En conclusión, con esta clase hemos reflexionado sobre la importancia de la educación, sobre lo que tienen que esforzarse en algunos lugares como Siria para poder tener una educación de calidad, igualitaria y en condiciones. La lucha necesaria para volver a empezar de nuevo.

Me parece interesante que echéis un vistazo a esta noticia, de tan sólo cinco días sobre una bomba en una escuela Siria: http://www.europapress.es/internacional/noticia-unrwa-condena-ataque-bomba-contra-escuela-organismo-muzeirib-20140220043110.html