Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

PROYECTO E-XXI

El proyecto E-XXI impulsa el uso de libros digitales y los contenidos de Internet como medio para la enseñanza de alumnado de la ESO. La metodología será la misma, la única diferencia radica en que el alumnado en lugar de llevar un libro en formato de papel, lo llevarán en un equipo electrónico (tablets o portátiles) con libros digitales.

El objetivo fundamental de este proyecto es la intergrar las TIC junto con los recursos educativos digitales. Se trata de un modelo voluntario para los centros, dirigido a alumnos y familias que opten por esta modalidad.

Entre las posibilidades de esta innovación encontramos la introducción de las nuevas tecnologías en el aprendizaje, la reducción de coste a largo plazo en la compra de los libros, reducción del peso de la mochila y, por último, un compromiso con el medio ambiente al no consumir papel.

¿Veis factible esta modalidad? ¿Qué posibles inconvenientes de pueden plantear?

BIBLIOGRAFÍA

Rescatado de: http://elbonia.cent.uji.es/jordi/page/3/

Rescatado de: http://www.educarm.es/documentos/ensenanza21.pdf

Comentarios

  • Sandra Dorado

    Desde mi punto de vista, este proyecto tiene sus pros y sus contras. A favor de este, he de decir que el ahorro económico para los padres a lo largo de los diferentes cursos va a ser importante; además, la riqueza de contenidos, información y datos crecerá por disponer no solo de un libro, sino también de "la puerta abierta" a Internet. Como aspectos negativos he de decir que, como hemos estado viendo en clase, esta "puerta abierta" a la información no tiene porque ser positiva, ya que si no se usa de manera correcta podrá provocar más problemas que beneficios; también, relacionada con la cuestión económica, muchos padres prefieren gastar dinero "poco a poco", en vez de gastarlo todo en una sola vez. Finalmente, se tiene que destacar algunas de las enfermedades visuales provocadas por el constante uso y contacto con la pantalla de los libros digitales. 

    Creo que cada centro escolar, tendrá que sopesar estos y más condicionantes, y plantearse de que manera se permitirá acomodar este proyecto a las características propias del centro escolar, así como al de sus alumnos y alumnas. No puedo dar una respuesta rotunda al sí o no, pero me reitero en que creo necesario un uso conjunto de las nuevas tecnologías con otro tipo de recursos (libros, documentos, fichas...).

    Muy buen post Isa. Un saludo Laughing.

  • Jossua Vázquez fernández

    Sin duda estoy de acuerdo con lo que expuso Sandra. Por otro lado, creo que el cambio debería realizarse de forma paulatina, es decir, no sustituir totalmente los libros y documentos impresos por los digitales, ya que supondría un desajuste tanto para el alumnado como para la familia e incluso para el profesorado encargado de gestionar esta nueva inciativa. Con esto, los inconvenientes que más destacaría sería la posible incompetencia de algunos profesores/as respecto a las nuevas incorporaciones,  que se podría ver reflejado en una mala praxis o la mala enseñanza hacia los alumnos sobre como manejar y sacar el máximo partido a la tecnología empleada.

    Con todo esto, aún así yo estoy a favor de los libros impresos debido a que crecí con ellos y creo que, aunque las tecnolgías avanzan a pasos agigantados, pienso que la educación no debería dejar de lado los documentos impresos ya que también ofrecen cosas muy positivas como, por ejemplo, poder utilizarlos en cualquier momento y lugar sin la preocupación de que se te pueda agotar la batería.

    En definitiva, pienso que es una  buena iniciativa de proyecto pero también se debería tener en cuenta que, lo que se considera muchas veces "anticuado" puede ofrecer los mismos resultados que los grandes avances tecnológicos del momento.

    Muchas gracias Isa por la información. Un saludo Smile