Una plataforma gallega de libros digitales

La Xunta de Galicia anunció recientemente la creación de una plataforma de libros digitales destinada a 2.500 alumnos de 5º de primaria y 1º de ESO y la idea es ir ampliando cada curso los alumnos beneficiados marcándose como objetivo del 12.500 alumnos de 5-6º de primaria y 1-2º de ESO en el curso 2016-17.

La iniciativa

Obviamente aún no se conocen todos los detalles de la medida pero se ha anunciado que “abarca contenidos curriculares digitales completos de las materias de todo el curso de forma gratuita para las familias y accesibles sin necesidad de conectividad”.

La iniciativa cuenta con un presupuesto de 3,6 millones de euros y se calcula que podría suponer un ahorro de hasta 4,5 millones de euros para las familias (y un número indeterminado de kilos en las mochilas de sus hijos). Una cosa muy interesante, al menos en mi opinión, es que podrá incluir tanto contenidos colgados por la Xunta de Galicia como por los docentes.

Próximamente se abrirá una convocatoria para que los centros educativos se puedan adherir, eso sí, no está al alcance de cualquiera: tienen que ser centros de la red Abalar y tener en las aulas del susodicho proyecto conexiones de entre 2 y 10 Mbps.

Por último en la presentación se ensalzó el cambio que supone el paso del papel al libro digital para docentes alumnos y padres (además de lanzar la propia propaganda política ensalzando el proyecto Abalar).

Mi opinión

Personalmente, cuando vi el título de la nota de prensa de la Xunta de Galicia mi primera impresión fue positiva pero el sabor de boca final es agridulce. Sí, es un paso adelante pero hay muchos peros que ponerle.

Lo más obvio es que no llegará a todos los alumnos, de hecho llegará a una minoría muy selecta de 2500 de 5º de primaria y 1º de ESO de determinados centros de los adscritos al proyecto Abalar. A bote pronto no parece la medida más igualitaria y social que se puede plantear. Resulta un tanto indignante anunciar a bombo y platillo una medida de esta naturaleza y luego apostilla el típico “pero llegará a unos pocos privilegiados”.

En segundo lugar presenta muchos interrogantes logísticos. Dicen que no necesita conexión a Internet pero luego hablan de que los centros que se quieran adscribir necesitan conexión a Internet. ¿Será un servicio en la nube? ¿Cómo lo usarán los alumnos que no tengan Internet en casa? ¿Podrán “descargarse el material”? ¿Si eso es así porque no abrirlo a todo el mundo? Adicionalmente me imagino que ya lo tienen pensado pero los derechos de autor son otro tema a considerar.

En tercer lugar me pregunto como de “innovador” será. Obviamente sustituir el libro en papel por un libro digital puede que presente ventajas medioambientales, sanitarias (para las espaldas de los alumnos) y económicas (Será muy bueno para las familiar ahorrarse ese dinero en libros) pero ¿permitirá hacer las cosas de un modo diferente? Tal y como lo ha comentado el presidente de la Xunta de Galicia parece que por el mero hecho de meter un libro digital en un aula ya está cambiando algo más allá del soporte pero ¿es eso necesariamente cierto? Yo considero que no, si no se permite hacer cosas como intercambiar anotaciones sobre los textos y compartirlas con alumnos/docentes de otros centros poco va a cambiar. Personalmente aprovecharía esta plataforma para que, sobre el propio texto, los alumnos y docentes de diferentes centros pudiesen subrayar, hacer anotaciones, preguntar cosas y ver lo que todos los demás hacen para trabajar de un modo más colectivo. Si no se orienta esta plataforma hacia entornos de aprendizaje cooperativo de este tipo será un paso adelante pero muy pequeño respecto de lo que ya hay. Otro aspecto que habría que ver es cómo reaccionan los usuarios porque, bien podría ser que se venda como una plataforma abierta para colgar material y luego acabe siendo abandonada por los propios usuarios y se acaben colgando cuatro documentos sueltos más allá de los libros de texto que se cuelguen.

Por último estarán los editores y libreros. Con los primeros imagino que la Xunta de Galicia tendría que llegar a algún acuerdo económico. De hecho el holgado presupuesto que se ha anunciado presenta muchos interrogantes sobre en qué se piensan gastar 3,6 millones en una plataforma on line para 2500-12500 alumnos cuando hay servicios cloud que atienden a decenas de miles de personas con presupuestos mucho más modestos y la propia Xunta de Galicia tiene un Centro de Procesamiento de Datos propio de considerables dimensiones con lo que en principio no necesitaría acometer grandes infraestructuras físicas. Respecto de los libreros, obviamente nos les gustan este tipo de medidas por los motivos que resultan lógicos.

Fuente

Nota de prensa de la Xunta de Galicia haciéndose eco del proyecto

http://www.xunta.es/notas-de-prensa/-/nova/0778/xunta-pora-marcha-unha-plataforma-contidos-dixitais-que-beneficiara-500-alumnos