Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

Requisitos para asegurar una correcta innovación educativa

A lo largo del período de prácticum, he publicado entradas relacionadas con algunos recursos tecnológicos empleados con alumnado de necesidades educativas especiales o con aquellos que precisaban una orientación vocacional adaptada a sus características propias. Es en este punto, cuando reflexiono sobre los requisitos o condiciones que debe de presentar un experto en educación, para asegurar que esta innovación educativa sea transformadora de diferentes procesos educativos, y no se convierta en una simple acción aislada y sin sentido.

Creo que todos o casi todos los alumnos/as en prácticas, hemos podido comprobar que la introducción de las nuevas tecnologías en el entorno educativo no es nada inmediato, sino que es un proceso progresivo y paulatino que necesita contar con el apoyo de infraestructuras, docentes y discentes con suficientes competencias para hacerles frente y de un Proyecto Educativo de Centro que sitúe a las TIC en el lugar que le corresponde. Considero que uno de los principales requisitos a presentar en el uso correcto de la tecnología es la convicción; convicción personal de la necesidad de su empleo y no motivado por intereses ajenos al proceso de enseñanza-aprendizaje (recibir gratificaciones o incrementar la "calidad" del currículo). Muy relacionado con el requisito anterior, están las ganas de innovar, que será independiente a las características del entorno (recursos, medios, alumnos...); es decir, el experto en educación deberá de ser capaz de adaptarse a la situación en la que trabaja, para adaptar esta tecnología a su aula, alumnos y recursos. Es necesario también, que todos los profesores o encargados de educación y discentes tengan un cambio de mentalidad o de chip; es decir, tendrán que ser conscientes de que el modelo tradicional basado en los libros y la memorización se queda muy atrás con referencia a los nuevos cambios que se están produciendo. Además, la innovación educativa tendrá que ser continua, progresiva y bidireccional; es decir, deberá de ser un proceso que produzca cambios continuos y que aproxime una retroalimentación de los resultados, producida por la relación bidireccional entre docente y discente. Otro de los requisitos más obvios que existen en este proceso, es la formación en capacidades y competencias de todos los sujetos implicados, no solo conocimientos, sino también habilidades, cualidades y actitudes que les permitan emplear plenamente las nuevas tecnologías e integrarlas sin ningún problema en su día a día. Para finalizar, me gustaría destacar también la importancia de que se produzca un cambio de roles entre profesor y alumno; es decir, el profesor pasará de ser un transmisor de información a un orientador y motivador del aprendizaje de sus alumnos; mientras que estos últimos, mostrarán una actitud activa y participativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje, pasando de ser un receptor pasivo a un sujeto activo. También destacar, que "el objetivo último de toda innovación educativa es mejorar el aprendizaje del alumnado y no para que los alumnos aprendan más, sino mejor" (Camiña, 1998).

En último lugar, me gustaría preguntaros si ¿consideráis que se debería de introducir otro requisito o condición para asegurar el correcto uso de la tecnología?, ¿qué creéis sobre estos requisitos? y ¿en la actualidad cuáles están más presentes y cuáles menos?.

Un saludo a todos/as Laughing

Comentarios

  • Raquel Rodríguez Paz

    Creo que has mencionado unos requisitos clave para el buen desarrollo e implantación de las tecnologías en el ámbito educativo pero si tuviese que añadir alguno a los que has expuesto me inclinaría por la dimensión espacial, la reestrucutración de los espacios en el aula. Esa es otra medida que creo que tiene que cambiar. El aula debe ser un espacio generador de conocimeitnos y aprendizajes, motivador, libre de estructuras rígidas, disposiciones de mobiliario incongruentes. Creo que todos hemos vivido la experiencia de sentarnos en un aula en mesas colocadas en fila como si de un régimen militar se tratase. Era una manera de ejercer control sobre el alumnado, sin lugar a dudas y esto todavía existe hoy en día. ¿Cómo queremos que un estudiante se exprese libremente, disfrute de lo que aprende si coaccionamos su libertad desde el momento que lo obligamos a sentarse en un mismo asiento, le prohibimos levantarse y ,a veces incluso, preguntar?

    Respecto de los que están más presentes hoy en día, mi visión es bastante pesimista porque no se trata de introducir los, por otra parte, necesarios cambios físicos y materiales sino, como tú apuntas se trata de un verdadero cambio de las actitudes, en el modo de entender la escuela y el aprendizaje y esto, sinceramente, no lo percibo en la actualidad. Sí me parece que algunos están apostando por ello y los efectos se verán todavía dentro de un tiempo pero no pensemos que estos se traducirán en mejores resultados académicos; creo que mejorará la manera de aprender y el interés por el aprendizaje y la escuela será un espacio conectado con la realidad social.

  • Leticia Gallardo

    Considero que has apuntado todos los requisitos clave Sandra. Ahora mismo no añadiría ninguno más. Me parece muy interasnte tu aportación pues, efectivamente, en la actualidad, asegurar la innovación educativa es clave.

    Con respecto a lo que preguntas de cuáles están más presentes, diría que la convicción de su necesidad está aflorando en todas o gran parte de las mentalidades, pero lo que falla son las ganas de innovar y la propia formación para poder hacerlo. Me imagino que esto, en un corto plazo, se volverá imprescindible y será ahí cuando el cambio y la innovación se vuelvan efectivos. No obstante, comentar que en algunos casos las características del entorno y los recursos se vuelven un factor determinante y de complicada solución, desde mi punto de vista. Un saludo!!

  • Gabriela Díaz Rodríguez

    Desde mi punto de vista la innovación educativa es muy importante para los procesos de enseñanza-aprendizaje, de ahí a que este completamente de acuerdo contigo en todos los requisitos que nombras para que esto sea posible; sobre todo el cambio de mentalidad y la formación en capacidades y competencias de todos los sujetos implicados, son esenciales para que la innovación educativa se vuelva eficaz y se convierta en "rutina" en todas las instituciones educativas. Creo además, que el requisito: "cambio de roles entre el profesorado y el alumnado" está presente en la actualidad, ya que por lo que he visto en el periodo de prácticas, los docentes intentaban motivar al alumnado para participar en el proceso de e-a, siendo un sujeto activo y participativo. También las ganas de innovar por muchos profesionales se ve presente en dichas instituciones para aprovechar todos los medios de los que disponemos en la actualidad y satisfacer, complementar y enriquecer dicho ámbito. Un saludo!