Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

Un día cualquiera de mi vida con la tecnología

En la clase de hoy, me paré a pensar sobre una palabra que me llamó mucho la atención: los entornos híbridos. Desde ese momento pensé en un día normal de mi vida y el resultado fue más o menos este:

Me despierto, y no levanto, de la cama y lo primero que hago con un ojo semiabierto y el otro semicerrado es coger mi móvil, que se encuentra convenientemente situado al lado de mi almohada. Desbloqueo el móvil y aunque la luz me hace daño en los ojos, lo soporto para leer los whatsapps o mensajes recibidos durante la noche. Acto seguido consulto Facebook, Twitter, Instagram, y un sinfín de redes sociales. Cuando por fin decido levantarme de la cama, desayuno y nada más volver a la habitación toco el botón superior para ver si he recibido algo en los 15-20 minutos que estuve desayunando. Me ducho poniendo música de mi móvil que a veces se interrumpe con el sonido de un whatsapp o de una llamada. Voy a clase y en la misma también reviso, de vez en cuando, el móvil para ver si he recibido algo. Vuelvo a casa y abro el ordenador para realizar algún trabajo o hacer tareas de clase pero al mismo tiempo tengo el Facebook y el correo abierto. Incluso he hablado con mis amigas de una a otra habitación por medio del móvil cuando nos separaban 10 pasos; en esos mensajes concertamos la hora de reunión en la cocina para cenar. Cenamos, vemos la televisión (muchas veces con el ordenador a la par) y "nos vamos a la cama". Muchas veces necesito del móvil durante alguna que otra hora para quedarme dormida y una vez más revisar mis redes sociales y despedirme de todas aquellas personas con las que hablé durante el día.

Y ahí acaba mi día, con la tecnología como protagonista. Varios estudios indican que nos hemos hecho dependientes de la tecnología hasta el punto de tocar en torno a unas 1000 veces al día sin motivo alguna tecla del móvil por la ansiedad que produce estar sin tocarlo. Volvemos a casa cuando nos lo olvidamos, nos sentimos desnudos sin él, abrimos nuestras cuentas 100 veces al día y anteponemos contestar un whatsapp antes que hablar cara a cara con la persona que tenemos enfrente.

¿Creeis que es exagerado? Revisad vuestros hábitos y vereis que no lo es tanto. Vuestro día puede ser similar al mio. Es preciso reafirmar el lugar de la tecnología sin olvidar que las personas son más que una foto de perfil y un "eres un seco por poner hola y no holaaa"

Espero que os haya gustado!!!!Tongue Out

Comentarios

  • Gabriela Díaz Rodríguez

    De acuerdo contigo Isa, me uno al club. Nos hemos vuelto dependientes de las tecnologías, pàra relacionarnos y comunicarnos. También tenemos que ser conscientes hacia donde podemos llegar con esto; debemos concienciarnos sobre su uso y para que sirven, además de conocer sus aportaciones y los cambios sociales que promueven. Las tecnologías y las redes sociales no definen la personalidad de alguien, de ahí a que en un futuro, debamos educar en este aspecto, para ofrecer la visión correcta y el uso adecuado de las TIC. Buena reflexión Isa! Un saludo!

  • Noelia Diéguez

    Me siento totalmente identificada con el relato que has descrito y me ha parecido muy interesante, porque creo que la mayoría de los jóvenes se sentiran protagonistas de esta historia en su día a día. Por lo tanto, quizas deberíamos replantearnos si debemos vivir con este uso totalmente dependiente de las nuevas tecnologías y en cierta medida establecer unos límites para no convertirnos en seres subordinados de la tecnología.

  • Celtia

    ¿Qué haríamos en el tren o en el bus si no pudiesemos hablar por el móvil o escuchar música del mismo? ¿Cómo sabríamos donde están nuestros amigos perdidos en combate por la noche si no pudiesemos preguntarselo por whatsapp? y si vemos un atardecer más bonito de lo normal...que pasaría si no tubiesemos batería para subir la foto a todas las redes sociales habidas y por haber? Debemos educar a aquella gente que no sepa encontrar la respuesta, aquellas personas que no hablen con la persona que se sienta enfrente, aquellas que no quieran libros ni tengan imaginación. Aún así, para acabar me pregunto... que pasa si nos encontramos solos esperando en una parada de bus y no tenemos ni móvil, ni asiento, ni tabaco, ni bolsillos... Undecided

  • Leticia Gallardo

    Holaaa (para no ser secaTongue Outjajaja). Me ha gustado mucho tu redacción Isa. E incluso me hizo reír cuando en determinados aspectos coincidía totalmente contigo. Me parece una buena aportación, que nos hará reflexionar a todos.

  • Sandra Justo

    Muy interesante y original haber hecho el resumen de tu día, me he sentido identificada en algunas cosas, sobretodo en esos despertares en los que siempre consultas las redes sociales. Por un lado estoy de acuerdo son vosotras; somos en cierta parte dependientes de estas redes sociales ya que nuestra forma de relacionarnos ha cambiado, pero por otro lado creo que anteponemos, o por lo menos yo, las cosas y relaciones que están pasando en ese instante. Y por ello muy importante, como dijo Celtia, que reciban una educacion adecuada tanto nosotros como las nuevas generaciones para el buen uso de las redes sociales para que sean un complemento facilitador de nuestra vida, no un impedimento.

  • Sandra Dorado

    Muy buen post Isa, también me veo identificada con esa luz cegadora del móvil nada más despertarse jajajaja. Ahora mismo creo que las funciones que nos ofrecen las tecnologías, en este caso y sobre todo el móvil, nos hace que estemos pendiente de él las 24 horas del día. Otro tema también que me parece interesante sacar, es que muchas personas emplean las redes sociales para ser quiénes no son; quiero decir, personas que en la "realidad" tienen un comportamiento muy diferente a como lo tienen por el Whatsapp o los chats (a lo que hacías antes tu referencia con el hoooooola). Por último, decir que estoy de acuerdo con Sandra en que es necesario anteponer las situaciones que estás viviendo en ese momento, a posibles conversaciones, fotografías o vídeos que podrías sacar en otros momentos. Un saludo a todos/as Laughing

  • arminda

    Jajajajajajajajajaja, no puedo dejar de reírme mientras leo tu post! me identifico con la practica totalidad de lo que dices! casi podría decir que utilizo el móvil para todo menos para llamar e incluso algunas veces estando en el mismo sitio me he comunicado con mi hermana por whatsapp sólo para no ir a su habitación ni ella a la mía (cosa que bien pensada es un poco triste, la verdad).

    En cuanto al ordenador creo que casi todos hacemos lo mismo, mientras hacemos un trabajo tenemos abiertas otras ventanas con facebook, twitter...En mi caso en este momento tengo abierto Stellae, Facebook, Twitter y Gmail.