Reflexión sobre mi proceso de aprendizaje

Reflexión sobre mi proceso de aprendizaje

    Transcurrido un tiempo desde que comencé esta experiencia en el Stellae, es necesario que me siente a reflexionar sobre mi propio aprendizaje y el proceso del mismo. Y eso pretendo reflectir en esta nueva entrada a mi portafolios virtual.

    Volviendo un par de meses atrás, se propone en clase la construcción de un portafolios en una red social que lleva por nombre Stellae, pudiendo no tener examen. Todo aparentaba ventajas, pero cuando me siento delante del ordenador con mis primeros apuntes de Tecnología Educativa pienso “¿y ahora como plasmo aquí lo que a mi parecer es más importante para mí”?. E ahí mi primer problema, no sabía cómo poder orientar mi comienzo, las dudas afloraban “¿lo estaré haciendo bien?”.

    Con el paso de los días empecé a sentirme más cómoda, hasta el punto de leer el periódico y pensar que la noticia que estaba leyendo era interesante para compartir con mis compañeros. Y a partir de ahí traté de reflejar lo que fui entendiendo, construyendo, recabando a través de distintas fuentes. Al mismo tiempo, leer lo que mis compañeros aportaban, poder distinguir entre lo más interesante y lo que no era relevante para mí, comentar e interactuar con los demás usuarios de la red. Realmente se puede decir que estoy inmersa en una creación de aprendizaje autónomo.

    Mis indagaciones me sirven para ampliar conceptos que en clase no se tratan en profundidad, para buscar un poco más allá de lo previsto, conocer nuevas herramientas, y un sinfín de nuevas oportunidades que esta nueva forma de trabajar nos brinda.

    Detrás de cada entrada que aporto hay un trabajo que no se ve, y es el “busca busca” de distintas fuentes, de ver como un artículo que parecía interesante no resultaba serlo, de releer lo que acabo de escribir para ver si se va a entender por quienes deseen echarle un vistazo. Y todo esto de forma lo más continua posible.

    Aquí cabe comentar la falta de tiempo, que me impide realizar todas las aportaciones que desearía. A pesar de esto, trato de mantener una participación continua y de llevar mi aprendizaje autónomo al ritmo que creo necesario para asimilar conceptos, indagar, reflexionar, evaluar y hacerlo constar, creando un proceso de metacognición.

    Como conclusión, creo que esta nueva metodología (yo nunca trabajé así antes) me permite continuar el hilo de lo visto en clase por mi cuenta, eligiendo por mi misma por donde tirar, y creo que esto es muy positivo para mí. Además me sumo a la comunidad prosumidora y no sólo consumidora de contenidos de la web.

    Considero que todo el trabajo que voy realizando se va a ver más completo que sí tuviese que estudiar un número determinado de temas para traspasarlos al papel en una hora y media. Pero también decir que siento la misma presión que durante un examen, porque mi proceso de aprendizaje, del que ahora reflexiono, va a ser evaluado y lo que yo considero que está bien y que refleja lo que yo pretendía, puede no estar del todo correcto, y quedarme puntos débiles por el medio.

    Me queda pensar en el futuro inmediato, y que dentro de un mes y medio pueda ver mis esfuerzos recompensados, acabar adaptándome por completo a esta nueva metodología de evaluación y poder reflexionar nuevamente, en esa ocasión para sentir que aprendí todo lo que podía y que superé la materia de Tecnología Educativa.