• Blogs
  • Celtia
  • Programas de integración de tecnologías, Bill Gates y Tecnología Educativa.

Programas de integración de tecnologías, Bill Gates y Tecnología Educativa.

  • Borrador
Por Celtia

En la sesión de clase de hoy nos dedicamos a tratar el tema de las políticas educativas de integración de la tecnología en los centros educativos. Por un lado hablamos sobre las consecuencias de las políticas educativas en nuestros respectivos centros de prácticas, para abordar posteriormente los distintos programas de integración de las tecnologías, los cuales llevan implantándose en nuestro país desde los años 90 como bien se dijo en clase.

Citamos a personajes importamos como José Manuel Escudero, el cual defendía la postura de que los medios por sí mismos no modificaban nada. Esta afirmación me hizo reflexionar acerca del gran error que ha cometido el sistema educativo español, creyendo que simplemente con equipar a los colegios de múltiples artefactos electrónicos se daría un cambio destacablemente positivo en la educación; sin contar con aspectos formativos destinados al profesorado ni nada por el estilo.

 La forma más adecuada de integrar realmente las tecnologías en el aula y en el centro es empezando por abajo. Para eso debemos cuestionarnos nuestra forma de educar y observar las carencias y necesidades que tenemos, para que, posteriormente las tecnologías las suplan. Y esto no es suficiente, debemos tener una mentalidad abierta hacia los cambios y sobre todo no tener miedo ante la revolución que las nuevas tecnologías producirán en la enseñanza. Siempre y cuando sepamos conducir los cambios hacia la mejora de la educación y defendamos el bienestar y aprendizaje de nuestros alumnos por encima de todo, la gran mayoría de esos cambios se harán para mejor. Sino es de esta manera estaremos introduciendo la tecnología pero sin llegar a transformar del todo el espacio que va a ocupar esta, por lo tanto no estará integrada de ninguna manera; lo más posible es que pocos profesionales hagan uso de ella, bien por falta de formación o interés o este abandonada en algún rincón de nuestras escuelas.

En la clase de hoy además dimos un recorrido por algunas de las distintas formas en las que las diversas Comunidades Autónomas implantaron los programas de integración de las tecnologías, desde grandes proyectos como el de Navarra, como las ayudas económicas del País Vasco. En todas estas grandes intervenciones se desembolsan gran cantidad de dinero, lo cual nos hizo cuestionarnos lo siguiente: ¿Quién sale ganando ante todo esto? Todos coincidimos en que el estado gana más status con referencia al resto de países, sobre todo dentro de los márgenes europeos… pero también se hizo referencia a las inmensas ganancias que han tenido y tienen las grandes empresas informáticas, como Microsoft. Apostando por un software libre estas operaciones comerciales no estarían destinadas al enriquecimiento, más que exagerado de unos pocos.

Tras la sesión de clase de hoy me ha quedado una duda sin resolver… ¿Es la Escuela 2.0 simplemente una gran operación comercial?

Está claro que cualquier intento de integrar las tecnologías es bueno y desde que España comenzó a poner en prácticas los múltiples programas dedicados a esta tarea, las nuevas tecnologías (sobre todo los aparatos audiovisuales) han facilitado mucho la metodología didáctica, haciéndola más rápida y motivadora. Pero sin embargo, ya en 2009, el periódico El País titulaba un artículo con Los ordenadores no enseñan solos. Digitalizar las aulas puede ser un revulsivo en un panorama de alto fracaso escolar - Pero es sólo un comienzo: sin formación de profesores y buenos contenidos, nunca será suficiente.

A 2014 queda aún mucho que aprender y mucho que hacer, para integrar debidamente las tecnologías en las aulas. Carecemos de una buena alfabetización digital y necesitamos buenos formadores y educadores  en estos ámbitos que construyan un sistema educativo tolerante a las nuevas tecnologías, que no las usen sólo como instrumento, sino como medio y como fin.

Webgrafía:

http://elpais.com/diario/2009/05/19/sociedad/1242684001_850215.html

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2009/05/26/actualidad/1243288809_850215.html