La pedagogía de la imagen y su importancia.

En una sesión de clase se mencionaba un concepto que me llamaba la atención: Pedagogía de la imagen. Con él el nombre de una mujer: Inés Dussel, quien profundiza mucho en este tema. En vista de esta relación, se presenta lo que sigue, tratándose de mis indagaciones sobre este concepto, apoyándome en algunos autores, entre los que se encuentran Dussel. Así mismo, a medida que presento este redactado, expondré mi opinión o reflexión cuando sea pertinente.

         Día a día, desarrollamos nuestra vida a través de la pantalla y las imágenes se convierten en algo que no puede faltar: “Me he comprado un nuevo abrigo” = foto. “Mira que bizcocho he hecho”= foto. ¿Pero estamos preparados para interpretar esas imágenes? ¿Nuestra mirada está educada, como menciona Dussel?

La imagen no es novedad, sino más bien algo ya muy nuestro. En las sociedades en las que no existía la escritura, eran fundamentales y no tenían ningún tipo de competencia con la letra. La letra no ayudaba ni perjudicaba.

La escuela, hija de la imprenta y aliada del texto escrito (Abramowski, 2009), ve una competidora potencial en la imagen llegando a considerarla una distracción no recomendada. Se genera una actitud de sospecha de la cultura visual (Dussel, 2006). De ahí que siempre se vean en ella imágenes que están subordinadas a las palabras que las acompañan, imágenes a modo aclaratorio de lo escrito. Pero el mundo actual, tiene sed de imágenes y por lo tanto la Pedagogía y la educación para la imagen tienen un gran trabajo, que es facilitar su entrada en la educación.

Una simple imagen permite mostrar cosas que de otro modo no pensaríamos en ellas, despierta sentimientos de tristeza, de ternura, de rabia y al mismo tiempo nos proporcionan información. ¿Acaso esto no es productivo? Yo, personalmente, me uno a la recurrida frase de “una imagen vale más que mil palabras”. Cierto es que no podemos dejarnos llevar por la imagen olvidando el resto, sumergiéndonos en una Anorexia de la imagen en la que tratemos de darle prioridad a la imagen frente a otras formas expresivas. Soy de las que cree que “todo tiene un punto”.  Es decir, tampoco nos podemos centrar en la cultura de “sólo imágenes” porque a veces, las palabras nos ayudan a entender una imagen a la que no le encontramos mucho sentido.

Pero sí es cierto que las imágenes son muy importantes en nuestra sociedad, y por lo tanto la escuela debe, una vez más, actualizarse. Debe tomar la imagen y darle las vueltas necesarias para promover la cultura de la imagen. Si pretende acercarse a los jóvenes y a sus modos de comunicación, deberá aceptar la imagen dentro de la enseñanza.

Además, deberá tener en cuenta que una imagen puede generar un gran interés, aspecto que no se le escapa a Dussel (2010). Ella dice que el interés en las aulas de hoy en día no está garantizado y la imagen puede ayudar. Asegura que utilizando en esos casos una imagen puede ser una excusa para llamar la atención y poder transmitir lo que hay detrás de esa imagen. Sin ir más lejos, el otro día en clase se nos presentaba un vídeo de Henry Jenkins. Todos lo observamos y sacamos conclusiones, conclusiones que más tarde fueron verificadas o rebatidas en la explicación que seguía: la curiosidad ya estaba generada.

Así llegamos a dos argumentos propuestos por Dussel en las mismas líneas, que son el “argumento cultural” para el primer caso de acercarse a la comunicación de los jóvenes, y el “argumento didáctico” para el segundo caso de llamar la atención.

No obstante, debemos tener en cuenta, que aún así la imagen ocupa un lugar secundario, un lugar de estrategia y no de información relevante.

En vista de que la imagen tiene un valor pedagógico, que ayuda a transmitir y a afianzar determinados aspectos, debemos buscar la manera de educar en la mirada, como menciona Dussel. Y, para ello nos ofrece Abramowski cuatro tópicos a tener en cuenta:

  • La polisemia de las imágenes.

  • Su poder.

  • La relación ver-saber.

  • El vínculo de las imágenes con las palabras.

Creo que es importante lograr que la imagen comparta un lugar con la escritura. Tener en cuenta las ventajas que puede ofrecer y, por supuesto, no olvidar sus inconvenientes. Dejar temores como los que circulan en la actualidad sobre la preocupación de retroceder a la cultura ágrafa. Si, como ya se ha dicho, fueron antes las imágenes que la letra ¿por qué abandonarla ahora? En nuestra sociedad debe haber sitio para imagen y escritura, para su complementación, de cara a una educación más completa y llena de estrategias didácticas que faciliten el aprendizaje y la retención de lo aprendido en la memoria.

Para finalizar, me gustaría citar unas líneas de  Abramowski, que dicen mucho en poco espacio y que, personalmente, me llama la atención:

“Si tenemos presente que lo visible es algo que se produce, y que al lado de toda visibilidad habrá siempre una invisibilidad, constataremos que al lado de toda pedagogía de la imagen habrá también una política, construyendo una mirada, y no cualquiera, del mundo”.

Y digo yo que, podemos y debemos buscar LA mirada del mundo, y no UNA mirada del mundo, a través de, como diría Dussel, la educación de la mirada.

 

Webgrafía:

Abramowski, A. (2009). El lenguaje de las imágenes y la escuela:¿es posible enseñar y aprender a mirar? Recuperado de: http://www.captelnet.com.ar/downloads/1508023814_el%20lenguaje%20de%20la%20imagenes.pdf

Dussel, I. (2006). Educar la mirada: Reflexiones sobre una experiencia de producción    audiovisual y de formación docente. Recuperado de:https://311575f6-a- 62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/bibliotecadigital32/pedagogia-de-la-imagen/Reflexionessobreunaexperienciadeproducci%C3%B3naudiovisualydeformaci%C3B3ndocenteporInC3%A9sDussel.pdfattachauth=ANoY7crCc8QMS0PKLgI01FYFfSkmUaGqtZxSGNDCVyqmghL0B6OMTY87Dk1XIPtjfeGJuUGobj5KH96RDGFkeN0nxu7IBE3nuP5RWcD471GW1iFR3iGygW5vc3Ns3Kx9auEKDZGXRntp25GFYUMoVcPwNExjGrmtBHlse1oDT61zew-CqVtfoSEU47f6mNkkSR2RtE8ZPNQBTNvJHWunGIJYbkx9Uv1cQVsEltru6hnxLx8Fa4RkgWr5SGsQgr_SOskvdfoTe5_AO4UQM3_Ywaj2QYFx2Tbexgy4MCUQGPtAoJ_9-V4MI9DvfOO-ze05vG7MEoo4UnSiLFN8N4gd3Qp0-9wxQwmAM9HfimSiEK2WC-uW6iB5tuD1P9oubuXEp7tFCArx&attredirects=0

Abramowski, A. , Dussel, I., Igarzábal, B. e Laguzzi, G. (2010). Aportes de la imagen    en la formación docente. Abordajes conceptuales y pedagógicos. Recuperado    de:http://ciiemaipu.com.ar/wp-content/uploads/2013/03/Anexo-31.pdf