Benchmarking

El e-learning puede evaluarse de varias maneras, según el enfoque o perspectiva que se utilice. Dentro den enfoque socioeconómico o global, dos de los procesos de evaluación más conocidos son las Normas ISO y el Benchmarking

 

El benchmarking es el proceso de comparar productos, servicios, procesos o, en este caso, formación entre aquellas empresas/organizaciones/instituciones que ostentan la mejor calidad y los propios. Es decir, tomar de base algo que ha sido catalogado como bueno, para coger ideas y mejorar tus propios productos o procesos formativos. David T. Kearns, director general de Xerox Corporation, define el benchmarking como "un proceso sistemático y continuo para evaluar los productos, servicios y procesos de trabajo de las organizaciones reconocidas como las mejores prácticas, aquellos competidores más duros".

El benchmarking se centra sobre todo en el nivel de calidad y la productividad de la empresa. En el ámbito que nos compete, el benchmarking se encargaría de comparar los cursos de formación de e-learning propios con aquellos qe tuvieron éxito y se sitúan entre los mejores de su categoría. Tomando como referencia aquello que está catalogado como lo mejor, podemos sacar ideas, herramientas e indicaciones y mejorar nuestros propios procesos de enseñanza-aprendizaje para que los cursos de formación que planteemos tengan éxito, calidad y sean productivos. 

El benchmarking puede ser de tres tipos: interno, competitivo y funcional. 

- Interno: La comparación se produce dentro de la propia organización. En una gran empresa se compararían diversos departamentos. En cuanto a formación e-learning, puede producirse una comparación entre los distintos cursos existentes hechos por la misma institución.

- Competitivo: La comparación se produce entre la organización propia y aquella con la que exista mayor nivel de competitividad. Se comparan tan sólo ciertos aspectos, ya que normalmente la organización de la competencia es muy cerrada y no filtra casi ninguna información acerca de, en este caso, su formación e-learning. Este tipo de comparación es complicado debido precisamente a esto, y es el menos utilizado.

- Funcional: La comparación se produce con organizaciones que no tratan el mismo tema que tú. En el ámbito que nos corresponde, se trataría de comparar la formación e-learning propia con otros tipos de formación a los que se tenga acceso, o con algunos aspectos que puedan tener aplicación práctica en el e-learning pero que no pertenezcan de por sí a ningún tipo de formación concreta.

El Benchmarking es un proceso organizado, que cuenta con las siguientes fases:

1. Escoger qué se va a analizar. Es decir, a qué vamos a aplicar el benchmarking.

2. Formar a un equipo de benchmarking. Es decir, un grupo de expertos que se va a encargar de llevar a cabo el proceso de análisis y comparación con la(s) otra(s) organización(es) escogida(s).

3. Escoger la organización/institución/empresa/centro con el que vamos a comparar, al que denominados "socio del benchmarking".

4. Recopilar y analizar la información del benchmarking. En esta etapa se produciría el análisis en sí, consiguiendo así las herramientas, indicadores e ideas necesarias.

5. Actuar. Aplicar estas herramientas, indicadores e ideas al propio proceso e-learning con el fin de mejorarlo y hacerlo más productivo y competitivo. También se deberá elaborar un informe sobre el proceso de análisis, para facilitar la posterior actuación.

 

Este tipo de evalación, al igual que las normas ISO, está más orientado a empresas y procesos competitivos de las mismas que a procesos de formación per se. Sin embargo, al igual que las anteriores, puede aplicarse a los procesos formativos online. Y, de nuevo, sigo considerando que este análisis no es suficiente. Si bien con el benchmarking no sólo se analiza la calidad (como se hacía con las normas ISO), sino que al ser tan amplio se pueden analizar todo tipo de factores, considero que una comparación con otro tipo de cursos que consideremos, o los usuarios consideren, los mejores, no es del todo fiable. Para que un proceso evaluativo sea correctamente analizado, deben tenerse en cuenta multitud de factores y ser analizado desde diversas perspectivas, sin dejar de lado los tipos de evaluación más tradicionales y que se centren en factores menos volubles. Sin embargo, el benchmarking es muy útil cuando no sabes qué añadir a un curso de formación concreto, o cómo mejorarlo, ya que puedes sacar ideas que te inspiren para mejorar tu propia elaboración del proceso formativo online. 

 

 

Fuentes:

- Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Benchmarking

- Página web de e-conomic, contabilidad en línea: http://www.e-conomic.es/programa/glosario/definicion-de-benchmarking

- El Blog Salmón, sobre economía y finanzas: http://www.elblogsalmon.com/conceptos-de-economia/que-es-el-benchmarking

- Página web de emprendedores: http://www.soyentrepreneur.com/22889-por-que-hacer-benchmarking.html

- RELIEVE: http://www.uv.es/relieve/v9n2/RELIEVEv9n2_1.htm