Tecnología educativa y Stellae: Reflexión personal

En esta entrada me gustaría centrarme en una reflexión más personal de lo que ha supuesto Stellae y Tecnología Educativa en mi día a día durante estos últimos meses.

He decidido hacer esta entrada debido a que ya quedan muy pocas clases para finalizar esta etapa educativa y creo conveniente dedicarle un apartado a todo lo que ha supuesto a nivel personal para mi cursar esta asignatura a través del trabajo con la plataforma Stellae.

Para empezar, me gustaría destacar que esta asignatura, al principio, me provocaba bastantes temores ya que no sabía lo que me iba a encontrar en la misma. Por otro lado, al no tener una competencia digital bastante desarrollada, creía que mi trabajo en esta asignatura iba a estar bastante limitado por mis escasos conocimientos y mi rendimiento sería bastante mejorable. Tenía muchísimo miedo a todo lo que podríamos dar (programas, buscadores, aplicaciones, páginas web…) y, sobre todo, a la metodología de trabajo, ya que muchos profesores, creen que tenemos unas competencias que en realidad no tenemos, impartiendo las clases muy por encima y, finalmente, provocando que muchas veces nos perdamos entre una nube de conceptos “desconocidos” y nos frustremos. Todo esto eran las preocupaciones que tenía antes de comenzar esta materia.

Una vez comenzado este viaje, me di cuenta de que las preocupaciones que tenía eran exageradas, ya que la asignatura que me encontré fue bastante distinta a lo que me imaginaba. Me imaginaba una metodología bastante pasiva, en donde la profesora transmitiría los conocimientos y yo los absorbería de la mejor manera posible, perdiendo por el camino muchos conceptos importantes. La realidad fue totalmente distinta: una metodología basada en el conectivismo y en el construccionismo, con el cual aprendí muchos conceptos a través de la construcción y desarrollo personal de los mismos.

Yo, desde siempre, he tenido presente las tecnologías en mi vida en un plano bastante secundario y limitado; con ello quiero decir que, académicamente, la búsqueda de información a través de la red era bastante limitada y a un nivel muy básico (google, wikipedia.... y poco más), lo que hacía que perdiese mucho tiempo localizando buenas informaciones y, casi nunca, comprobaba si esa información era de acceso público, si tenía derechos de autor, etc etc.

En esta asignatura aprendí a poder desarrollar mis destrezas en este ámbito,de una manera entretenida, autónoma y, sobre todo, compartiendo todo lo aprendido con mis compañeros/as. Esta asignatura, además, me ha ayudado a sacarle mucho más partido a todo lo que está inmerso en el mundo tecnológico y aprovecharlo para utilizarlo en mi formación universitaria.

Por otro lado, el uso de la plataforma Stellae, creo que ha sido el mayor acierto que un docente podría tener, ya que el método de trabajo que se implementa con la misma, pienso que es de lo mejor que puede haber. Ha sido toda una novedad para nosotros, ya que en ninguna materia anterior hemos dispuesto de una plataforma parecida para poder trabajar y, lo más innovador, ha sido poder realizar y entregar todas nuestras actividades a través de esta plataforma, evitando el malgasto innecesario de papel y tinta. En base a esto, ha sido muy gratificante poder visualizar cada uno de los trabajos de nuestros compañeros, pudiendo comentárselos y compartir nuestras percepciones. Pienso que ha sido una experiencia muy positiva y que nos ha permitido conocernos un poco más entre nosotros.

Con todo ello, la asignatura de Tecnología Educativa me ha sorprendido muy positivamente, ya sea por la colocación de las mesas en el aula, por combinar exposiciones teóricas con videos y reflexiones tanto en pequeño como en gran grupo, etc. Es cierto también que, muchas de las cosas que hemos dado en esta materia, ya eran conocidas para mi pero era un conocimiento bastante general y con unos conceptos un poco estereotipados y bastante confusos e inconclusos. He aprendido mucho en esta materia y, lo que si me reprocharía es que, muchas veces no he participado en las clases expositivas todo lo que debería, ya fuese por vergüenza, por miedo a equivocarme, por no tener muy claro lo que se pedía, etc… Aún así, creo que mi actitud ante el trabajo siempre ha sido positiva aunque a veces pecase de irme de la lengua un poco bastante.

Evaluando mi paso por esta materia, pienso que he trabajado bastante bien, he hecho las actividades de la mejor manera posible, entregando los trabajos en su tiempo y, sobre todo, realizándolos con conciencia y no entregar por entregar. Por otro lado, creo que todo es mejorable pero haciendo una autovaloración general, el resultado saldría bastante positivo. Desde el primer momento é intentado sacar el mayor partido a la plataforma Stellae, subiendo archivos, entradas al blog, comentando y reflexionando sobre mi propio trabajo personal y sobre el trabajo de mis compañeros/as. También es cierto que toda práctica y trabajo es mejorable, pero mi intención siempre ha sido entregar buenas prácticas/actividades, intentando dar lo mejor de mí. Aún así, algunos intervalos de tiempo no he utilizado la plataforma todo lo que debería pero pienso que muchas veces es mejor reflexionar y buscar la información que uno considera valiosa para compartir, antes que comentar por comentar para cubrir un cupo determinado de publicaciones e intervenciones.

En definitiva, todo un descubrimiento por mi parte que me ha aportado cosas muy buenas y, a pesar de lo que pueda pasar con las calificaciones, lo que he aprendido me ha servido de mucho y con eso es con lo que me quedo.