Las tres teorías del aprendizaje.

En este blog me voy a centrar en las teorías del aprendizaje. Se podría hablar de una gran variedad, sin embargo yo me voy a centrar en tres fundamentalmente: conductismo, cognitivismo y constructismo. Estas teorías de lo que tratan es de comprender, predecir y controlar el comportamiento humano a través de cómo los sujetos acceden al conocimiento. Su objeto de estudio se centrará pues, en la adquisición de destrezas y habilidades, en el razonamiento y en la adquisición de conceptos. 


image

Cognitivismo y conductismo 

Mayer (1992a y b) ha señalado tres metáforas para describir estas dos grandes corrientes que fundamentan el aprendizaje. Las metáforas son: el aprendizaje como adquisición de respuestas, el aprendizaje como adquisición de conocimiento y el aprendizaje como construcción de significado. Correspondiendo la primera al enfoque conductista y las dos segundas al enfoque cognitivista. 

El conductismo nace con el socialismo inglés, con el funcionalismo estadounindense y en la teoría de la evolución de Darwin, ya que éstas teorías fijan la concepción del individuo como un organismo que se adapta al medio. en ha evolucionado a entenderse como una programación educativa por objetivos. Es decir, el centro de la instrucción es la información, el profesor sólo actúa de emisor de toda ella. Por lo que se denomina una instrucción "centrada en el currículum". El aprendizaje avanza de la misma forma que el contenido, y con el mismo esquema. Un ejemplo claro, es nuestro propio bagaje educativo. En mi caso, mi profesor habría el libro, y lo seguía al pie de la letra, como si de un dictado se tratara. Tú te pasabas los 45 minutos de clase, tomando apuntes, mirando para el suelo, para el techo, para el encerado, mirando la mosca que acababa de entrar por la clase... Cualquier distracción era mejor que estar escuchando a ese profesor.

Cognitivismo: 

Actualmente se entiende que la cognición, cómo acto de conocer, es el conjunto de procesos a través de los cuales el ingreso sensorial ( el que entra a través de los sentidos) es transformado, reducido, elaborado, almacenado, recordado o utilizado ( Neisser, 1967).

Los teóricos del cognitivismo reconocen que el aprendizaje del individuo necesariamente involucra una serie de asociaciones que se establecen en relación con la proximidad con otras personas. Reconocen la importancia de reforzar, pero resaltan su papel como elemento retroalimentador ("feedback") para la corrección de las respuestas y sobre su función como un motivador, en resumen podriamos decir, que se retoman ciertos postulados del conductismo. Se podría decir que las bases teóricas sobre las que se fundamenta el currículum pedagógico irían asentadas bajo los principios de las teorías cognitivas. 

Constructivismo

En este marco interpretativo el aprendizaje aparece eminentemente activo e implica un flujo asimilativo de dentro hacia afuera. El estudiante no se limita a copiar el conocimiento, sino que lo construye (constructivismo) a partir de elementos personales, experiencia e ideas previas e implícitas, para atribuir significado (esos es ahora comprender) y representarse el nuevo conocimiento con sentido adquirido (el contenido del aprendizaje). En este caso, el profesor no sólo suministra la información, sino que participa en el proceso de construcción de conocimientos. En mi vida escolar, tuve un profesor así. Que si no te salía un problema de matemáticas te ayudaba hasta el final, que si tenían mala cara te preguntaba que te pasaba, que si veía que estabas despistado contaba un chiste para despejar. Sin duda, sus clases a pesar de ser de matemáticas eran las mejores del mundo.

También es importante que saber elegir cómo aplicar cada teoría, para ello Nelson (1998, a través de Zapata, 2000) plantea la discusión sobre las condiciones para la aplicación de una teoría "(…) no todos los enfoques instruccionales [como aplicación de determinados principios que rigen el aprendizaje] son efectivos en cada contexto de aprendizaje. Es necesario determinar cuándo un enfoque particular podría ser el mejor posible en relación a las necesidades del alumno, el estilo de enseñanza del profesor, el ambiente de aprendizaje, y los objetivos de formación. También es importante determinar cómo un enfoque de instrucción podría ser utilizado en un contexto dado [fundado igualmente como aplicación de principios que rigen el aprendizaje]. ¿Es necesario mantener el enfoque en toda la integridad de lo tratado o solo basta aplicarlo en alguna de las partes del contenido a diseñar instruccionalmente?" (p. 85).

Con todo esto, ¿cual sería la teoría de aprendizaje adecuada para nuestro adquisición de conocimientos? ¿cual es la que se lleva a la práctica hoy en día?

Desde mi perspectiva, sin duda, el mejor conocimiento es aquel que te movita, y te enseña a no memorizar conceptos inútiles en tu día a día, sino que te integra valores y verdadero aprendizaje significativo. ¿Vosotros que pensais?


Información recogida el 2 de mayo, disponible en:

 http://www.monografias.com/trabajos13/teapre/teapre.shtml#ixzz30Zgk4mP7

http://eprints.rclis.org/17463/1/bases_teoricas.pdf

http://uoctic-grupo6.wikispaces.com/Cognitivismo

Imagen recuperada de: http://www.pinterest.com/pin/392939136208311758/

Comentarios

  • beatriz

    Ante todo, gracias por la entrada, me ha dejado muy claras las diferencias existentes las tres teorías de aprendizaje. Yo pienso igual que tú, el mejor aprendizaje es el que te motiva, el que procura un aprendizaje significativo y quizás la teoría que más se aproxima es la constructivista. Creo que dentro del aprendizaje ni el profesor ni el alumno deben ser el centro, ni tampoco los conocimientos, sino que la forma en que se enseña y se aprende debería ser el centro, pues dependiendo de esa forma de enseñanza-aprendizaje, los conocimientos, habilidades, motivaciones y actitudes pueden ser mayores y más productivas.

  • L

    Me parece muy interesante la idea que expones, Bea, sobre dónde debemos situar el centro en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Siempre pensé que el centro es y debe ser el alumno, pero es cierto que las estrategias y metodología utilizadas condicionan todo el proceso y los resultados que se pueden conseguir. Creo que lo fundamental, como futuras pedagogas que seremos , es tener claros los objetivos que queremos conseguir en cada caso, las limitaciones pero también y sobre todo los puntos fuertes del alumno, y saber escoger las estrategias metodológicas más convenientes en cada caso, adaptándolas a cada alumno. Gracias por la entrada Xeila. Aclara los conceptos de las teorías del aprendizaje perfectamente. :)

     

  • Sandra Dorado

    Totalmente de acuerdo con todas chicas Smile Bajo mi punto de vista, la mejor teoría de todas debe de ser aquella que tenga en cuenta las demandas y características particulares de los alumnos/as. Para ello, y como aspectos comunes a todos/as los alumnos/as, se deberá de promover un aprendizaje basado en: la motivación para sumergir al alumno/a en el proceso de enseñanza-aprendizaje; la diversión, ya que bajo mi punto de vista, no hay mejor forma de aprender que a través de la risa y los aspectos lúdicos; la autonomia, dejando un espacio personal para el desarrollo del alumno/a; constantes retos en el proceso educativo que consigan aumentar el interés de los alumnos/as por lo que están haciendo; y también, un aprendizaje basado en la cooperación y colaboración con el resto de los compañeros/as, como base para una posterior vida en sociedad. Muy interesante la entrada Xeila, un saludo Smile