Contenidos educativos: ¿el papel o internet?

Hoy en día hay una gran cantidad de opiniones sobre el uso de aquellos contenidos educativos, como puede ser el libro de texto, con el que podemos convivir de manera tangible. Por otro lado, también aparecen aquellas opiniones sobre la utilización del material educativo y la información que hay en la red, si son fuentes fiables o creíbles.

Primero fue en el sector de la música y en el cine donde nacían los debates sobre el mundo digital y tecnológico; pero desde hace años ha llegado y de lleno, al sector editorial, de tal forma que el libro de texto convive obligatoriamente con recursos digitales. Todo esto se debe al crecimiento de estos últimos años y su evolución no sólo en cantidad sino también en calidad, desde los primeros manuales digitales (formatos PDF) hasta los actuales (enlaces y elementos multimedia).

Todo se debe a que suelen ser materiales más prácticos para los docentes, estudiantes y familias, además de que también suponen una comodidad para las empresas implicadas en su elaboración y desarrollo, permitiendo a su vez, que las administraciones vayan estableciendo un nuevo marco de relaciones.

Desde mi punto de vista, la edición digital insiste en la importancia de garantizas el acceso a internet, así como también que los docentes y el profesorado en general cuenten con dispositivos digitales que favorecen el proceso de enseñanza y aprendizaje con su correcto uso. Esto implica por otro lado, que también sean conscientes de cómo utilizar los contenidos educativos que le ofrecen dichos recursos, y no sólo dentro del aula, sino también fuera, fomentando la capacidad de establecer un criterio de selección adecuados. 

Tú, ¿con qué te quedas?

Comentarios

  • Laura Puga García

    En mi opinión las dos cosa son útiles dependiendo para que las uses. Por ejemplo para mí es más cómodo consultar un libro impreso para hacer un trabajo, que un digital, y la selección de información crucial es más sencilla de buscar en el libro de texto, ya que en las redes se tiene que seleccionar más la información que se quiere buscar. Sin embargo para buscar información que necesito al momento uso los materiales digitales.

    Sin embargo para leer, hacerlo a través del mundo digital abre más posibilidades y pienso que contribuye a que la gente lea más. Por esto creo que la utilización de materiales digitales en las escuelas para leer sobretodo es crucial para su interés por la lectura y el desarrollo del lenguaje para los niños/as e incluso para motivar a los adolescentes a leer más de lo que lo hacen.

    Es evidente que los tiempos han cambiado y cambiarán cada vez más, por lo que motivar a los alumnos en el uso de materiales digitales es más fácil que motivarlos para usar los impresos pero los dos tienen su merecido respeto.

    Espero que sirviera de ayuda mi pequeña aportación.

     

  • Ana María Rey Calvo

    Na miña opinión, non me decantaría por ningún en concreto. Considero que tanto o material tradicional como o dixital son recursos útiles para a nosa aprendizaxe.  Persoalmente, fago uso dos dous tipos de contidos en función das miñas necesidades e preferencias. Por exemplo, para buscar información acerca dalgún tema, pareceme moito máis cómodo usar recursos da rede mais por outro lado, para leer, prefiro facelo mediante un libro en formato físico e non por medio de aparellos tecnolóxicos (tablets) pola comodidade e beneficios que me ofrece (dobrar, pintar ou subliñar manualmente,…).

    Con todo, creo que nos corresponde formarnos nas novas tecnoloxías para sacarlle un bo partido e beneficiarnos do seu potencial pero sen desprestixiar o uso dos materiais tradicionais como son os libros de texto, que foron e seguen sendo un material básico e útil na educación aínda que cada vez máis, se vaia diminuíndo o seu uso. Polo tanto, penso que os libros de texto non deben estar en conflito coa tecnoloxía xa que deben verse como materiais complementarios do proceso de ensino-aprendizaxe.

    Un saúdo Smile