reflexión

La presencia de las TIC es cada vez más palpable en todos los ámbitos de nuestra sociedad y en especial, en el campo de la educación. Tecnología y educación no siempre caminan juntas de la mano y eso es algo que es preciso modificar.

Las escuelas, universidades, profesores, alumnos y todos los implicados en el proceso de enseñanza-aprendizaje, necesitamos crear nuevas estrategias de aprendizaje teniendo en cuenta, los nuevos recursos tecnológicos de los que disponemos, favoreciendo la orientación, el conocimiento de dichas tecnologías, suprimiendo la visión negativa que tenemos y promoviendo la formación de los estudiantes a lo largo de toda la vida y de manera autónoma.

Los docentes deben modificar su manera  tradicional de impartir sus sesiones teóricas, haciéndolas más motivadoras, utilizando nuevos medios, favoreciendo el desarrollo de nuevas habilidades( comunicativas, tecnológicas, informacionales…) que le serán exigidas a los estudiantes en su futuro trabajo, dejando de lado el atril, el taco de folios y el examen final donde se plasma de manera automática ( en muchos casos) todo lo que memorizaste la semana anterior, restándole importancia al aprendizaje significativo que el alumno debería de realizar. Hay docentes que todavía no emplean estos medios, justificándose en su actitud de tecnofobia y todas las justificaciones que esta actitud acarrea; otros docentes utilizan diferentes herramientas como pizarras digitales aunque su metodología de enseñanza sea clásica, dándole más importancia a la enseñanza que al aprendizaje de sus alumnos; otros utilizan estas herramientas para que sus alumnos refuerzen el aprendizaje que adquirieron en el aula y finalmente están los que proponen una enseñanza y aprendizaje usando las TIC, favoreciendo aspectos y dándole más importante al aprendizaje del alumno. Todo depende de la perspectiva, actitud y conocimientos que cada docente tenga acerca de las nuevas tecnologías de la información, lo que conlleva diferentes modelos de aprendizaje basados en diversas teorías de la enseñanza y del aprendizaje.

 

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son una herramienta ideal para favorecer el cambio, una herramienta donde poder adquirir y transmitir nuevos conocimientos, habilidades y competencias y también una herramienta que favorece el desarrollo integral de los individuos. Las TIC pueden ayudarnos a configurar  unas prácticas pedagógicas más perdurables, más amplias e incluso más variadas, fomentando el interés del alumno y de los profesores en aprender, crear y compartir información y conocimiento;  propiciando la aparición de nuevas experiencias y escenarios de aprendizaje distintos, donde los roles tradicionales del alumno y profesor pasan a ser otros ( el profesor pasa a ser tutor u orientador y el alumno pasa a ser profesor de su propio aprendizaje); se favorece la colaboración y el aprendizaje conjunto y el pensamiento crítico, donde el alumno debe ser capaz de analizar y distinguir entre la información válida y la no válida, creando una educación de calidad y accesible a todos.

Antes de empezar esta materia sabía que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación eran una herramienta importante en nuestro día a día, pero no sabía todo lo que ello implica. La existencia de gran variedad de materiales, recursos y programas que tenemos a nuestro alcance es un amplio abanico que cambia y evoluciona a un ritmo demasiado rápido, de ahí la importancia de la educación ( centros educativos) de adquirir y ampliar conocimientos a lo largo de toda la vida utilizando como herramienta principal las TIC y creando así nuestro entorno personal de aprendizaje y convirtiéndonos en prosumidores y no sólo consumidores de información.

Está claro que esta nueva herramienta presenta algunos aspectos negativos como la conectividad y el acceso a las mismas, pero la gran variedad de oportunidades que nos ofrece hace que su manejo sea imprescindible en nuestra vida diaria. Personalmente, mi actitud hacia las nuevas tecnologías nunca fue muy positiva y mi uso de las mismas se reducía a aspectos como redes sociales, visionado de películas, comunicación, acceso a diferentes fuentes de información y realización de trabajos por medio de diversos recursos. Gracias a esta materia he cambiado mi visión hacia ellas, no voy a decir que todo es perfecto y maravilloso porque estaría mintiendo, pero si he aprendido a mirarlas desde otro punto de vista, a ver más allá, a entenderlas un poco más y a utilizar las posibilidades que me éstas me ofrecen, a valorar la importancia del aprendizaje colaborativo que hemos tratado de hacer entre todos los compañeros de clase y la importancia de actualizar nuestros conocimientos y como futura pedagoga he entendido y aprendido que las tecnologías de la información son una herramienta que necesita de tiempo, entendimiento, preparación y actualización.