Tecnología para "espiar" a los hijos a través del móvil

Muchos padres se preocupan cada vez que sus hijos salen de casa, por lo que para evitar estas inquietudes existe un sistema de control paterno a través del móvil. Es un “espía” de la actividad del teléfono móvil que se instala y se realiza mediante la web de Teenscrio.

Teenscrio es un servicio tecnológico avanzado basado en la capacidad y el potencial de geolocalización de las redes de telefonía móvil. Su principal ventaja es que es invisible, no se puede rastrear ni sabotear. Este sistema monitoriza las actividades de los jóvenes entre 10 y 18 años permitiendo que los padres sepan donde están sus hijos, controlar sus desplazamientos, etc.

Otra de las ventajas de esta tecnología es la posibilidad entre el control proactivo, que permite confirmar permanentemente la asistencia en horarios predeterminados a ciertos sitios, y el control reactivo que alerta inmediatamente de las ausencias de los lugares marcados. Además si el menor decide apagar el móvil, esta aplicación está preparada para detectar e informar de la desconexión y la conexión con detalles de localización y horarios.

Tal y como se menciona en esta noticia, se trata de un sistema que pretende buscar un equilibrio entre la responsabilidad de los hijos y la libertad que los padres les otorgan.

En mi opinión, no estoy de acuerdo en que se implanten esta serie de controles para poder vigilar a los menores. Considero que tanta seguridad y vigilancia para los menores es innecesario, y sería mucho mejor preocuparse por una buena enseñanza y educación por parte de los padres que una aplicación.

¿Qué opináis de este sistema de control?

 

Webgrafía:

http://www.muyinteresante.es/innovacion/sociedad/articulo/crean-una-tecnologia-para-qespiarq-a-los-hijos-a-traves-del-movil

 

Comentarios

  • Cristina Rey Puente

    Totalmente dacordo contigo, non creo que sea necesario este tipo de controles se educaramos correctamente aos nosos nenos..posto que saldría deles xa informar a seus pais onde estan sen ter que recurrir a estas prácticas, que na miña opinión é bastante grave ter que chegar a un extremo de vixiar ao teu fillo/a para saber onde se atopan.

    Un saúdo Silvia :)

  • Doa

    Coincido absolutamente con vós. Creo que é máis enriquecedor en calquera relación educar ós fillos para que sexan autónomos e que vaian adquirindo responsabilidades a medida que medran, evidentemente sen sentirse controlados en todo momento. Co uso deste servizo os proxenitores poden facer sentir ós seus fillos que non confían neles, e que deben cumprir coas súas obrigas porque están “vixiados” (non porque sexa o que deban facer).

    Non vexo un obxectivo claro para a instalación de Teenscrio, dende logo un control excesivo nunca é a solución, ou polo menos unha solución permanente. Sempre que ó menor lle dea a gana pode apagar o teléfono, e cando este sexa maior de idade todos os esforzos de control dos seus titores non servirán para nada (en cambio a través da educación pódese contribuír á maduración do suxeito).

    Un saúdo!! 


  • Andrea

    Estoy totalmente de acuerdo con vosotras. Los padres no deben ser policías de sus hijos, si van educando e inculcando a sus hijos los valores y moral, estos actuarán en consecuencia a ellos creándose un vínculo de confianza.

    Estamos viviendo unos tiempos en que le damos a agentes externos responsabilidades propias, los padres de depositan únicamente la educación de sus hijos en lo maestros o en este caso en la tecnología móvil. Tenemos que concienciarnos de cuales son nuestras responsabilidades y abordarlas plenamente para así formarnos como personas plenas.

  • María Mayán

    Evidentemente opino igual que vosotras. Si no se da una buena educación a los hijos, y no se le da una cierta libertad, siempre dentro de unos límites, estos van acabar por rebelarse. En el caso de este "avance", que para mí no lo es, encuentro muchos obstáculos, ya que el dispositivo se podría dejar en casa de cualquier amigo o esconderlo e irse a otro lugar, y con esto lo que sucede es que el peligro de los menores aumenta.

    Considero que este tipo de novedades no ayuda en ningún aspecto ni a los menores ni a los padres, aún que estos últimos puedan pensar que sí pero estarían basando la educación de sus hijos en un continuo espionaje.

  • Cristina Castromán Tarrío

    Estoy totalmete de acuerdo con vosotras. Creo que servicios tecnológicos de este tipo, desde mi punto de vista incurren casi en un delito, pues a pesar de que es cierto que los padres son los responsables de sus hijos, ¿dónde queda aquí el derecho a la privacidad y a la intimidad de los menores?.

    Todos/as hemos sido niños o adolescentes y todos/as hemos hecho alguna travesura o hemos incumplido normas que nuestros padres nos imponína, pero una vez que nos dábamos cuenta del error, estos nos hacían madurar, crecer y poco a poco, ir adquiriendo más responsabilidad. Como todas venís apuntando, el problema no se soluciona con una aplicación o un programa que se pueda instalar en un dispositivo móvil, sinó que la solución está en un diálogo fluído entre padres e hijos y en la confianza mutua.

    Un interesante blog Silvia!! Wink