Del e-learning al m-learning

Todos hemos oído hablar sobre el e-learning, pero esta forma de aprendizaje ya está derivando en nuevas formas como el m-learning.

El e-learning favoreció el desarrollo del aprendizaje informal, que como la educación informal se encontraba abandonado hasta hace relativamente poco tiempo.

El m-learning, es el aprendizaje que se realiza mediante el uso de dispositivos móviles, los cuales se encuentran al alcance de la población, y que proporcionan una mayor conectividad, sin importar el lugar y el tiempo.

Mediante esta forma de aprendizaje se cree que se facilitará el autoaprendizaje continuo.

El aprendizaje informal es estimulado por estas formas revolucionarias de aprendizaje, a través del Social Learning; la formación se realiza participando en redes sociales, o utilizar herramientas de microblogging; promoviendo no la producción exclusivamente sino la interacción entre iguales, como entre docentes y alumnos. Así se enriquece el proceso y ayuda a motivar más a los alumnos.

El m-learning presenta ciertas ventajas: mayor autonomía por parte del alumno, fácil acceso a los contenidos, alta personalización y flexibilidad acerca del momento y lugar.

Los autores Flétscher Bocanegra y Morales González establecen que el m-learning puede ser una nueva forma de aprendizaje individual que nunca termina, permitiendo que más y más personas definan su propio recorrido educativo personalizado.

Con este novedoso marco los individuos están aprendiendo constantemente, buscando, cuestionando y reconociendo nueva información del medio en el cual operan, marcando por sus intereses o especializaciones.

Interesantes son las reflexiones de Pacheco, Bachmair y Cook, las cuales comparto de forma incondicional no solo en lo m-learning sino en todo lo educativo, de que se trata de entender y saber utilizar nuestra vida cotidiana como espacio de aprendizaje, o que si las instituciones educativas deseasen implementar estrategias de m-learning, tienen que experimentar un cambio orientado a crear conocimiento compartido, cooperación, mentes críticas y curiosas, innovación y diversidad; destrezas que hoy en día los jóvenes desarrollan a temprana edad, pero que no se encuentran explotadas de la forma idónea debido al anquilosado modelo pedagógico.

Para mi esta forma de aprendizaje tiene más facilidades para poder acercarse a los usuarios ya que el móvil es uno de los dispositivos tecnológicos más extendidos y más usados diariamente. Este acercamiento es para mi lo que los hace más efectivos debido a que es el fin de toda tecnología, ser lo más cercana al usuario y facilitarle la vida y su calidad de vida en la medida de lo posible.

Comentarios

  • María Mayán

    Interesante Andrea!

    Estoy de acuerdo con que el novedoso m-learning (mobile learning) facilita la autonomía, el acceso y la flexibilidad. Además los dispositivos facilitan la interacción entre profesor y alumno. Este tipo de aprendizaje favorece también que se promuevan las competencias en TIC.

    Por destacar algún inconveniente, diría que son pantallas demasiado pequeñas, que su precio es una gran desventaja y que existen pocas aplicaciones educativas.

    Un saludo!