“La comunicación es menos efectiva que la comunidad para la utilización del conocimiento” L. Stenhouse

Como bien he dejado reflejado en una entrada anterior (“Aquilo que se debe aprender”) me ha llamado especialmente la atención de la forma y el desarrollo del discurso de Mariana Maggio. He decidido indagar un poco más sobre ella y sobre el término “enseñanza poderosa”,en el video referida como “enseñanza potente” y he llegado a este video de Youtube en el cual he podido empaparme de sus palabras, de su propia boca, y ponerle voz a la sabiduría que venía leyendo en el libro “Enriquecer la enseñanza”.

Uno de los puntos que más me ha llamado la atención y quiero dejar aquí reflejado de las declaraciones de Mariana Maggio ha sido, en el minuto
En esta entrada quisiera subrayar la frase que esta profesional dice:

 

“el problema es complejo, fundamentalmente porque los docentes no recibimos la preparación para usar la tecnología como parte de nuestra preparación para ser docente. Acá considero que es fundamental el trabajo con el otro. Hay docentes que tienen esta “vocación por ser los primeros, para innovar, para pensar un proyecto distinto, y también probablemente sean los primeros en dedicarse a cuestiones que tienen que ver con la tecnología. Es bueno que miremos estas experiencias, es bueno que los docentes estén dispuestos a compartirlas, es bueno documentarlas y crear “bancos de experiencias” de innovación a través de la tecnología. Esta es una experiencia que interroga al conjunto de la comunidad docente pero con una enorme posibilidad, que es la misma que ofrece la tecnología a través de las redes sociales. Si no es fácil comunicarnos, hoy es posible a través de una red que discute temas semejantes.” 

 

Primeramente me gustaría destacar que pienso que es un acierto su afirmación de que los docentes no reciben la preparación para usar la tecnología como parte de su preparación para ser docente. Este aspecto podemos comprobarlo día a día, en un aula, incluso en aulas de la carrera volcada, pensada y dedicada a la transmisión de conocimientos, sí, la carrera de Pedagogía. Muchos alumnos estamos ya acostumbrados a ver profesores que profetizan que las tecnologías vienen a salvar cualquier problema educativo. Que el powerpoint es la panacea al problema de la falta de atención de los alumnos. Que internet es una enciclopedia gigante y debemos recurrir a ella… falacias de profesionales que realmente no están preparados para un uso correcto de las tecnologías y tratan de inculcar en sus alumnos valores y conocimientos que ellos no pudieron recibir. La actitud y la intención son positivas, el profesor está tratando de que sus alumnos se interesen por algo que él no pudo llegar a vivir, o comprender, o utilizar a pleno rendimiento, pero el efecto es más bien negativo. Pareciera que se trata de una parodia de la propia carrera. Profesores que nos muestran la pirámide del aprendizaje, en la cual claramente vemos que las clases magistrales tan solo consiguen una media de un 5% de adquisición de conocimientos, dando clases teóricas de dos horas durante todo el cuatrimestre, sin dar pié apenas a la colaboración, a la intervención, y con un powerpoint como solución a cualquiera de los problemas que se planteen en clase. Esta es una de las enseñanzas que he adquirido en la propia carrera, a veces incluso pienso que los profesores exageran sus metodologías arcaicas para tratar de que el alumno se de cuenta de que se debería caminar hacia el lado contrario. 

pirámide de aprendizaje

Por otro banda, habla Mariana Maggio de “el trabajo con el otro” de que “es bueno que los docentes estén dispuestos a compartirlas” (sus propias experiencias en la búsqueda de la innovación, de proyectos distintos, de soluciones en sus propias manos). Recuerdo una frase, que se quedó grabada en mi cabeza, la cual sentencia el libro “Investigación y Desarrollo del Currículum” de Stenhouse: “La comunicación es menos efectiva que la comunidad para la utilización del conocimiento” . Es clave y primordial crear y participar en comunidades para debatir, discutir, aprender, aportar, aprender, rebatir, participar y crear conocimiento entre todos. La unión hace la fuerza y el ser humano ha demostrado en momentos decisivos de la historia que lo puede casi todo con unión y con comunidad. Los bancos de experiencias deberían estar a la orden del día, deberían de ser hilos conductores de la enseñanza y de el ejercicio de la función docente y educativa. El mundo de la educación debería escapar a tentaciones tales como en las que han caído otros ámbitos, por poner un ejemplo, las farmaceuticas, de patentes, explotación económica, competitividad y elitismo. En educación no hay dinero que pague la mejora de generación tras generación, no se puede cuantificar el valor de crear conciencias críticas y autopensantes, esto no tiene un precio, y el mundo no es un mercado en el que podamos quedarnos con la patente de una medida educativa para explotar nosotros, no funciona así, nada funciona realmente si no está toda la comunidad implicada, con lo cual creo que todos los docentes o personas que trabajan en el mundo de la educación deberían tener afán por compartir, por probar en otras realidades lo que en la suya han puesto en funcionamiento y ha funcionado, de contrastar, de rebatir, de que otros busquen problemáticas o dificultades en las teorías en las cuales ellos no han encontrado ninguna dificultad, etc. Es primordial la comunidad para el encauzamiento de la educación, del sistema educativo y de el buen desarrollo del ser humano. Un descubrimiento educativo debería ser compartido libre y gratuitamente, ser proclamado a los cuatro vientos y pedir opiniones y comprobaciones, ensayos y errores, y de nuevo ensayos. 

 

 

VIDEO:

 

Bibliografía:
- Stenhouse, L. (1985), Investigación y Desarrollo del Currículum.

Webgrafía:

-http://1.bp.blogspot.com/--ssfP6OpOPs/TmJhE0Q0D9I/AAAAAAAAAAw/jElBL0zYOOI/s1600/Tipos_de_aprendizaje_Piramide_.jpg