Tomando contacto con la Formación del Profesorado

Después de establecer las primeras sesiones de presentación y primer acercamiento a la Formación y Desarrollo Profesional del Profesorado, empiezo a preguntarme qué podemos hacer nosotros como Pedagogos en este sentido. En relación a esto, considero que es una cuestión que se irá resolviendo a lo largo de la materia, y que por tanto se irá construyendo poco a poco con las entradas y post a este blog. A pesar de que empezamos a recordar la figura del profesor a lo largo de toda nuestra etapa educativa desde el punto de vista de alumnos, pero poco a poco creo que seremos capaces de analizar esta figura desde un punto de vista pedagógico.

Desde mi punto de vista, considero que a lo largo de nuestra vida hemos tenido muchos profesores y todos y cada uno de ellos fueron distintos, pero tal como hemos visto hoy  en clase, la mayoría de nosotros tenemos buenas experiencias y anécdotas de la figura del profesor en Educación Infantil. A pesar de esto, creo que con los años esa visión del profesor va cambiando y convirtiéndose en una figura más autoritaria y más distante, siempre teniendo en cuenta algunas excepciones.

Me gustaría llegar a conocer porque hay tantas diferencias entre los profesores de la Etapa Infantil y la imagen del profesor en la etapa de la Educación Secundaria, así como también el tipo de formación tanto permanente como básica que tienen en cada uno de los casos, además sería interesante profundizar en el perfil profesional de un profesor; es decir, las competencias, actitudes y habilidades que deben desarrollar como docentes.

Finalmente, creo que durante el transcurso de esta materia tendremos más clara nuestra situación como pedagogos en el ámbito de la formación del profesorado y en que podemos trabajar con ellos para tratar de mejorar e innovar en este campo y así entender las diferencias y características de esta figura tan primordial y determinate de nuestra vida académica.

Un saludo.

Comentarios

  • Lourdes Montero

    Sabes Mirian, hace ya un tiempo que llevas tomando contacto con la formación del profesorado... en esta red. Una entrada que lo evidencia es la referncia a la idea de la Comunidad de Madrid sobre el convenio de excelencia... La idea de que cualquier titulado puede ser maestro...

    Saludos

    Lourdes

  • Olaia Gude Urdangarín

    Hola Mirian

    Desde mi punto de vista todo lo que expones está interrelacionado, es decir, planteas por qué la cercanía y el cariño de los profesores de educación infantil se va diluyendo a medida que avanzamos en lo que a etapas educativas se refiere.

    Por otro lado, también cuestionas el tipo de formación que diferencia a maestros de educación infantil y primaria.

    Pues bien, a diferencia de los profesores de educación infantil, los profesores de educación secundaria son especialistas en un área del conocimiento (matemáticas, inglés, historia...), pero no en pedagogía y/o educación. Creo que este, es uno de los mayores configuradores de estas diferencias, pues los maestros de infantil, cuentan, de este modo, con unas habilidades, conocimientos y destrezas pedagógicos de los que aquéllos no disponen.

    Es sólo un punto de vista, crees que puede tener algo que ver?

    Un saludo!

  • Mirian Cortiñas Pérez

    Es cierto Lourdes, no me había dado cuenta de que en el curso pasado en Tecnología Educativa, la Formación del Profesorado, era un tema que ya me preocupaba.

    En ese momento, fue imprescindible compartir esa noticia, ya que así entre todos podíamos contrastar diferentes informaciones y diferentes fuentes utilizando, esta red como herramienta. A pesar de ello, ahora ya puedo conocer mejor que caminos de formación del profesorado se siguen para llegar a la docencia, y creo que coniciendo los diferentes itinerarios formativos y experiencias vistas en la materia, podemos concluir que la formación pedagógica de los docentes de secundaria, no está siendo la adecuada.

    Un saludo, gracias por la reflexión!

  • Mirian Cortiñas Pérez

    Olaia, estoy de acuerdo con tu opinión. Era lo que intentaba transmitir en esta pequeña reflexión ya que sin ninguna duda, son formaciones diferentes y por lo tanto el profesorado de secundaria, como hemos vivido en nuestras experiencias personales, no tiene generalmente una formación pedagógica y  por lo tanto, carece de algunas habilidades, o destrezas que desde mi punto de vista son necesarias para ser un buen docente.

    Un saludo, gracias por la aportación !