Un profesor, ¿nace o se hace?

Me pareció relevante esta pregunta sugerida en clase por la profesora de Formación y desarrollo profesional del profesorado, ya que creo que es una de las preguntas que nos debe hacer reflexionar como futuros profesionales de educación o mismamente profesores. Entonces me pareció relevante comenzar dicha reflexión con estas dos cuestiones: ¿Qué es un profesor?; Un profesor ¿nace o se hace?

Desde mi punto de vista, ser profesor es  ser una persona que ama enseñar y que le gusta y sabe hacerlo, actuando de manera cariñosa y con afecto entregando de forma eficaz el conocimiento y entusiasmando a los alumnos en sus clases, no siendo un mero transmisor de conocimientos, sino también, un  mediador y un poderoso agente de la educación, intentando formarlos y aprenderlos para el desarrollo personal.

Por lo tanto desde mi perspectiva, el profesor es una “mezcla” entre nacer y hacerse, ya que un buen docente nace con la vocación de enseñar, pero poco a poco durante las etapas educativas desde Educación Infantil a la Universidad va configurando ese perfil profesional por diferentes situaciones o experiencias vividas. Eso sí, toda vocación debe de ir sumada a una formación continua con el fin de adquirir nuevas competencias y bases teóricas que poco a poco no se quedarán meramente en una base de conocimiento, sino que un profesor se va haciendo día a día, porque cada día, hora, o mismamente segundo se aprende algo nuevo, cualquier cosa que ayude a uno a irse superando como profesional.

Por tanto, un buen profesor no es el que sabe todos los conocimientos que tiene que entregarles a sus alumnos, sino que un buen docente es aquel que entrega los conocimientos y logra que sus alumnos reciban de forma clara lo que se está enseñando. Debemos tener en cuenta que no solo debemos transmitir conocimientos, sino intentar formar en ellos un aprendizaje significativo y razonado con el fin de que nuestros alumnos comprenden los contenidos o conceptos. A continuación, en palabras de Vallejo (2010) vemos como establece una de las funciones de los profesores, siendo nuestra función ayudar a aprender:

“…nuestros alumnos son nuestros clientes; cliente es un término que nos puede parecer inapropiado pero expresa sin muchos rodeos que tenemos que prestarles un servicio. Dicho en términos realistas aunque poco elegantes, el alumno invierte con nosotros tiempo, energías y recursos económicos y tiene derecho a esperar de nosotros calidad docente y calidad educativa, es decir, tiene derecho a esperar de nosotros un buen servicio. Para eso estamos nosotros, ésa es nuestra obligación profesional. Pensemos que nuestra tarea como profesores no es enseñar, sino ayudar a aprender.”
Ya inmersa en este mundo de los profesionales de la educación, que seré ya al finalizar este año, creo que no llega solo con formación académica, como ya he dicho anteriormente, sino que debemos poseer diferentes características personales como ser pacientes, hacer uso de la “Pedagogía emocional”, empáticos, etc., pero todo esto se va construyendo poco a poco por diferentes aspectos diarios que la vida te va aportando: buenas vivencias, relaciones antiguas con profesores, familiares dedicados a profesión da educación, etc, intentado  construir una buena enseñanza pedagógica como bien podemos ver en esta frase Una cosa es saber y otra saber enseñar” (Cicerón,Marco Aurelio).

Otro aspecto a tener en cuenta como profesores, pienso que hoy en día el profesor no está visto desde fuera como un mero transmisor académico, sino que está visto como un “multitareas”, es decir, debe enseñarles, educadarles, aconsejarlos, hacer de payaso en ocasiones, animarlos, etc. Para resaltar esto, os dejo esta viñeta de Forges donde retrata la realidad de los profesores:

 

Ya llegando a una conclusión, cabe decir que en todo profesorado debe haber un mero conocimiento de diferentes técnicas, metodologías, cursos con el fin de ser un buen maestro, pero también debe haber una parte de vocación en cada uno de ellos, con el fin de intentarle inculcar unos valores dentro de nosotros como: nuestro buen apoyo, ánimo, seguridad, confianza, ya que así ellos puedan dárselos al resto del mundo, este aspecto me parece una de las claves de un buen maestro.

Webgrafía:

Pavié, Alex (2011).Formación docente: hacia una definición del concepto de competencia profesional docente. REIFOP. Consultada en: http://www.aufop.com/aufop/uploaded_files/articulos/1301587967.pdf

Morales Vallejo P. (2010).Ser profesor, una mirada al alumno. El profesor educador. 2ª edición. Guatemala: Universidad Rafael Landívar. Consultado en:http://web.upcomillas.es/personal/peter/otrosdocumentos/RelacionEducativa.pdf

Viñeta extraída de: http://www.eurowon.com/2012/03/que-hay-que-hacer-para-ser-profesor-de.html

Comentarios

  • Isabel Fernandez

    Muy buena viñeta Carla! realmente interesante. Yo creo que el profesor se hace por todo que a lo largo de su experiencia académica y profesional le va condicionando. De todos modos, si creo que existe una parte vocacional; evidentemente, no todos los profesores/as les gusta lo que hacen. Muy buena reflexión, un saludo

  • Noelia Diéguez

    Unha entrada moi interesante! Pola miña parte opino do mesmo xeito que ti, pois fundamentalmente deben de combinarse ambos aspectos, a vocación e a formación, dun xeito que se complementen para actuar como verdadeiros profesionales que saquen o seu máximo potencial á hora de desenvolver as súas clases. Smile

  • Carla Deira Noya

    Gracias chicas Laughing unsaludo!

  • Angela Rodriguez

    Me encanta la viñeta Carla!! En ella refleja claramente que esta profesión no es fácil ya que como bien dices un profesor no debe ser un mero transmisor de conocimientos debe ir más allá. El profesor tiene que nacer con esa vocación necesaria para ser profesor (paciencia, empatía, motivación, energía, positivismo). Tiene que nacer con la inclinación necesaria para dedicarse a la educación, pero también debe aprender a desarrollar su profesión, ya que va a desempeñar una función social de mucha importancia y aquí entra en juego nuestro papel como pedagogos.

    Me quedo con esta frase que has citado " Pensemos que nuestra tarea como profesores no es enseñar, sino ayudar a aprender.”

    Un saludo :)

  • Mirian Cortiñas Pérez

    Muy buena la viñeta Carla!. En relación a la cuestión pienso que la figura del profesor se va adquiriendo poco a poco a lo largo de la formación pero sí que considero una de las profesiones más vocacionales del mundo laboral, ya que desde el punto de vista de alumnos pienso que todos diferenciamos a los docentes que les gusta lo que hacen, de los que por desgracia están ocupando un lugar sin ninguna vocación. Además, pienso que el profesorado además de otras muchas competencias debe tener algunas especiales que son necesarias para la profesión, con las que se puede trabajar y mejorar pero es necesario querer hacerlo.

    Un saludo :D

  • Gabriela Díaz Rodríguez

    Encántame a viñeta! De acordo con todas vós. Un profesor está claro que se vai facendo co paso do tempo e a formación que este vaia adquirindo. Ademáis, non só se fai a través de toda a información que fora añadindo a súa persoa, xa sexa por exemplo na Universidade, ou en distintos cursos de formación; un profesor vaise facendo tamén na aula e gracias ós seus alumnos/as, elementos mais que esenciais ós que se lles debe de ensinar tanto contidos curriculares como educar en temas transversais, de ahí a que coincida con Carla de que non son só meros transmisores de información, senón que tamén, grazas o cariño e ó afecto por parte destes hacia o ensino, permita que os educandos consigan adquirir os coñecementos de forma íntegra e con entusiasmo. Saúdos!! :)