¡CUNDE EL CAOS 2.0!

Teniendo en cuenta, tanto la sesión expositiva como interactiva del día 23 de septiembre, y  la lectura de "Wikis para la educación" y los tres primeros capítulos de "Planta web 2.0 Inteligencia colectiva o medios fast food" se me plantea una duda que os presentaré más adelante.

Vivimos en una sociedad que demanda comunicación, el todas sus vertientes. Ya lo decían los antiguos fiósofos "el hombre necesita vivir en sociedad para desarrollarse" (sí, el hombre. Voy a adaptarlo al siglo XXI):

<<El hombre ser humano necesita el whatsapp para saber si su pareja ha estado "en línea" en los últimos diez minutos>>.

 

Esta necesidad de interacción continua que nos proporcionan las aplicaciones de móviles, las redes sociales o Internet en gernal...¿es buena?

En mi opinión, puede gustarte más o menos, pero es la realidad social que nos ha tocado vivir, por lo que deberíamos hacer un buen uso de las mismas para beneficiarnos de todas sus ventajas y saber a qué nos atenemos con su utilización.

En los textos se habla de forma positiva, por ejemplo, de la Wikipedia (escritura colaborativa). A través de esta el conocimiento se hace común a la comunidad, ¿qué lugar mejor que internet para transmitir toda la información de forma inmediata que a través de Internet?

Se permite llegar más lejos, a más personas y de la forma más rápida posible, en segundos. ¿Se fomenta de esta forma el individualismo? (como vemos en grandes campañas muy críticas con las nuevas tecnologías). Todo lo contrario, se prioriza el compartir con lo demás lo más rico que una persona puede tener, conocimiento.

A lo largo de estos tres capítulos se habla de la evolución que sigue toda esta idea a lo largo de los años hasta hacerse real, dando un gran salto en la última década (que en años está más cerca de lo que parece pero que a nivel tecnológico hay un abismo), explicado de la siguiente forma -a modo de resumen-:

Un elemento transversal y siempre prensente en los recursos de la web 2.0 es lo acento en lo social (...) facilitar el acceso a instrumentos que facilitan la generación de contenidos ha traído como consecuencia un aumento exponencial en la cantidad de información en internet.

Teniendo en cuenta esta idea y viendo las opciones tan beneficiosas que se muestran, cabe preguntarse ¿donde está el "lado oscuro" de todo esto?

La respuesta se contesta con otra pregunta (de forma muy gallega):

-¿En qué mundo vivimos?

-¿Capitalista consumista?

-Correcto, premio.

EStas ventajas no las ven solo las personas "de a pie", sino que las grandes empresas también las conocen y, como no, saben aprovecharse de ellas. PUBLICIDAD.

Internet está plagado de publicidad que vemos de forma directa, pero ¿también la hay oculta? Exacto.

Y aquí fue el momento en el en la clase cundió el "caos" sobre el aspecto 2.0. ¿Cómo van a ser capaces de rastrearme el móvil, acceder a mis contactos, a las páginas web más visitadas, a mis fotos, información personal? 

Es aquí donde lo maravilloso de la Web 2.0 muestra el otro lado de la moneda, aprovechado para hacer negocio (el gran pilar de esta idea), sin ovidar la tecnología  (ordenador, móviles, tabletas...) y la comunidad (ya que si no hay ojos que vean y oídos que escuchen, esto no funciona).

Sin embargo, no debemos dejarnos amedrentar por esta fuerte carga de publicidad y rastreo, siempre suele haber alternativas (Ghostery, hackear los dispositivos propios), y en el caso de que no las haya, al menos conocemos la información al respecto. Eso es lo importante, la información, para así tomar la decisión que veamos más adecuada de forma personas.

En conclusión, vivimos en un mundo donde reina el dinero. Donde ni Internet se libra (no como aventuraba Hugo Pardo Kuklinski, autor del primer capítulo de "Planta web 2.0 Inteligencia colectiva o medios fast food", firme creyente de que en páginas como Youtube no habría publicidad entre vídeos), a excepción de unos cuantos pioneros que llegaron a construir el mundo "Wikimedia", donde este factor no es el principal. SIEMPRE hay alternativas.

Sin embargo, Internet nos abre un abanico de comunicación instantánea que ningún otro podría mostrar, por lo tanto ¿compensa? En mi opinión lo importante es la información respecto al tema, para que así cada uno/-a valore los pros contras de este mundo 2.0

 

Y ¡No me olvido! Al principio os dije que se me formuló una pregunta respecto a este tema en general, y es la siguiente: Si el ser humano es capaz de crear estos entresijos comunicativos, rastreados y de venta...¿No se puede crear una vacuna con el SIDA? ¿Contra el cáncer?

Aunque puede que deba usar el método anterior en esta misma entrada para contestarme:

-¿En que mundo vivimos?

-¿Capitalista consumista?

-Correcto, premio.


 

Comentarios

  • Eloy Muñiz Romero

    Todo lo que dices me parece muy coherente y bien razonado. En mi opinión das una gran clave para "enfrentarse" a la realidad 2.0, la INFORMACIÓN al respecto. Como muy bien sabemos (muchas veces lo hemos escuchado en las clases de la universidad) es necesario formar ciudadanos críticos capaces de reflexionar sobre todas aquellas cosas que se les planteen. La Web 2.0 no iba a ser menos. 

    Una vacuna? Por lo pronto lo veo difícil. Al final todo este mundo virtual 2.0 está dando unos beneficios de la h***! y chafarles el negocio no parece sencillo. De todas formas hemos de darle a la gente la posibilidad de decidir si acepta, o no, las condiciones y para eso es necesario esa INFORMACIÓN de la que hablas. 

    Buen post Miriam :)

  • Miriam Iglesias Fernandez

    Muchas gracias por tu comentario Eloy!

    Pues sí, estoy de acuerdo contigo, acabar con este sistema es muy difícil, e incluso  no nos compensa a los usuarios comunes, pues seguramente perderíamos ventajas respecto a todo lo que nos ofrecen  "gratis" (sí, entre comillas).

    Pero sí, somos unos privilegiados/-as por tener alguna información sobre este tema, por lo que podemos ir dando pinceladas informativas a los demás.

    ¡Poco a poco algo podremos hacer cambios pequeñitos! :)

  • Fernando Fraga Varela

    Creo que puede ser interesante ver la perspetiva histórica del asunto. La situación que vivimos actualmente frente a La Red no surge en un momento dado, tiene una evolución y una lógica que no es fácil de comprender. El contador de la Internet se puso en marcha a mediados de los 90 pero apoyada en otros proyectos previos. Quizás tengamos que hablar de esto un poco más.

    Un saludo.

  • Miriam Iglesias Fernandez

    Seguramente sí, el problema es que aun somos muy jóvenes, y aunque  hemos vivido en primera persona esta evolución, no ha sido de forma consciente . Por lo que la información recibida a través de esta esperiencia no ha sido de verdadera calidad, y a la hora de leer estos documentos o de escuchar la sesión informativa nos ha abierto los ojos a toda la realidad que pasa ante nosotros y de la que no somos conscientes. Una vez que la asimilemos y acomodemos, sabremos convivir con ella y aprovecharla al máximo para su desarrollo en sociedad.

    ¡Gracias por comentar Fernando!