Día Mundial de los Profesores

Como ya todos sabemos hoy, día 5 de Octubre es el Día Mundial de los Profesores. Dicho día se celebra cada año para mostrar la consideración y la importancia que tienen estos profesionales para el desarrollo de la sociedad y el cambio. Este año y, quizá, por la situación que están viviendo los profesionales de esta profesión, su lema es: invierta en educación, invierta en futuro!, lo que interpreto como una invitación a toda la sociedad a apostar más por la educación y no verlo como algo secundario en nuestra sociedad.

Debido a que este día “es” de los docentes, me parece interesante hacer una pequeña reflexión sobre las funciones de un docente en la sociedad en general y en la educación en particular. Por historias que nos han podido contar nuestros abuelos o padres sobre la educación y los profesores podemos afirmar que desde los inicios de esta profesión las exigencias han ido cambiando día tras día.

Hoy en día, el docente debe trabajar en un mundo que está en constante cambio y, donde sus funciones se van haciendo cada vez mayores y más difusas. Como todos sabemos la función de un profesor no se limita única y exclusivamente a dar una clase en la que se transmiten una serie de conocimientos como sucedía antigüamente, sino que de ellos se espera mucho más. Se espera que sean agentes de transformación social, una transformación que sin la implicación de los demás agentes de la sociedad se puede convertir en algo sumamente difícil. Además de ello, se debe tener en cuenta que la profesión docente conlleva muchos condicionantes, no sólo cognitivos sino también afectivos, actitudinales, de procedimiento o normativos, que van a condicionar la actividad que cada uno de los docentes lleve a cabo en sus aulas.

Como he mencionado en líneas anteriores, la sociedad se encuentra sometida a grandes cambios que requieren del profesorado múltiples competencias (uso de las TICs, iniciativa, creatividad, trabajo en equipo, resolución de problemas, adaptación de materiales a las NEE...). Por ello, los profesores han dejado de ser meros transmisores de conocimiento para pasar a ser facilitadores y mediadores de ese aprendizaje, fomentando el trabajo autónomo; una actitud crítica frente a las diferentes situaciones sociales; uso de las TICs, etc. Siguiendo las líneas de Tebar (2003) algunos de los rasgos fundamentales donde se puede apreciar su consideración como un mediador son los siguientes:

  • Profesional que planifica los contenidos; pero con flexibilidad.

  • Establece metas como por ejemplo: perseverancia, hábitos de estudio, autoestima, metacognición, entre otras; siendo su principal objetivo que el alumno desarrolle habilidades para lograr su plena autonomía.

  • Regula los aprendizajes, favorececiendo y evaluando los progresos;para ello organiza el contexto del sujeto, facilitando su interacción con los materiales y el trabajo colaborativo.

  • Favorece el logro de aprendizajes significativos, transferibles.

  • Busca entre sus alumnos el fomento de la curiosidad intelectual, originalidad. pensamiento convergente.

  • Potencia el sentimiento de capacidad: autoimagen, interés por alcanzar nuevas metas.

  • Se encaga de enseñar: qué hacer, cómo, cuándo y por qué, ayuda a controlar la impulsividad.

  • Comparte las experiencias de aprendizaje con los alumnos: discusión reflexiva, fomento de la empatía del grupo.

  • Atiende a las individualidades de cada alumno.

  • Procura el desarrollo de actitudes positivas, como por ejemplo los valores.

 

Finalmente decir que es cierto que en todas las épocas ha habido cambios y transformaciones sociales, ideológicas y culturales, y está no tiene porque ser la excepción. Sin embargo, lo que sí hace la diferencia entre una y otra es el papel y la actitud que asumamos ante ella.

A continuación, os presento un documental que me ha parecido muy interesante y que creo que ofrece muy buenas ideas sobre las funciones y el rol del docente en el aula. En el documental se presenta a Carlos González, un profesor, que pone en práctica la forma en la que el haría las clases si no tuviese ningún impedimento para tratar de mostrar que la motivación parte de autoconocimiento personal:

 

También os dejo dos citas de Benjamin Franklin, que me han parecido muy sugerentes:


No hay inversión más rentable que la del conocimiento”. Benjamin Franklin 

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”. Benjamin Franklin

 

WEBGAFÍA:

http://www.educando.edu.do/articulos/docente/funciones-del-docente-de-hoy/

 http://www.udg.edu/portals/3/didactiques2010/guiacdii/ACABADES%20FINALS/380.pdf

Comentarios

  • Isabel Fernandez

    Me parece muy interesante lo que recoges Noelia, yo también hice una entrada sobre el tema pero tú complementas muy bien la importancia de este lema para profesorado. Las frases están muy bien escogidas! un saludoSmile