Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

El portafolios como instrumento del profesorado de universidad

En las primeras sesiones de clase hablamos de la creación de un e-portafolio como instrumento de evaluación de nuestro paso por la materia de Formación y Desarrollo Profesional del profesorado; así a lo largo de la carrera se nos han encargado diversos portafolios con el mismo fin aunque no siempre en este formato.

De esta manera, el portafolio también se ha encargado a estudiantes de la Educación Secundaria e incluso de Primaria. Estos portafolios son muy diferentes de aquellos que usa el profesorado de universidad ya que en este ámbito se usa mayoritariamente como instrumento acreditativo y más concretamente desde la perspectiva de formación y desarrollo del profesorado.

Como señala Shulman (1990), quien lo denomina carpeta docente, se vincula con un acto teórico ya que en nuestras aportaciones en el mismo estamos construyendo evidencias que son convenientes  en el mismo. En este caso, superamos la visión de carpeta docente como instrumento evaluativo o de acreditación y tendemos más hacia la perspectiva de formación y desarrollo de la persona.

En este último sentido, se trata no tanto de recolecciones de trabajos o de la creación de un dossier sino que se relaciona con la elaboración, revisión y reelaboración del mismo en función de reflexiones o ensayos.

La elaboración de la carpeta docente o portafolios se basa en una serie de principios básicos:

  1. Evaluación y consecuente mejora ya que su último fin es el cambio en positivo.
  2. La consideración de múltiples factores para valorar la calidad de la actividad docente.
  3. Diversidad de fuentes informativas.
  4. Profesor/a como persona reflexiva de su propia práctica.
  5. El consecuente proceso de mejora e innovación.

Así, existen muchos motivos que nos lleven a realizar una carpeta o portafolios en el ámbito universitario, entre ellos la intencionalidad de compartir conocimientos, el reconocimiento del trabajo elaborado, la preparación de materiales, divisar la evolución del proceso de enseñanza-aprendizaje, reflexión sobre las acciones, recolección de evidencias o la intención de dejar un legado escrito.

En este sentido, podemos observar su carácter público ya que se realiza con la finalidad de darlo a conocer y extender el conocimiento contribuyendo a la inteligencia colectiva. Este es un punto muy interesante ya que no hacemos cosas para guardarlas simplemente en nuestra carpeta sino que debemos contribuir con nuestras aportaciones al enriquecimiento cultural.

Me parece una práctica profesional muy interesante ya que el profesorado es quien de ver su trayectoria y de concretar todas las evidencias recogidas a lo largo de su carrera. Puede ser de diferentes extensiones, por temáticas, por carrera profesional…; es esta flexibilidad la que permite que sea un trabajo rico. También me gustaría resaltar su intencionalidad de ser divulgado ya que permite su acceso y enriquecimiento por parte de sus lectores.

Os dejo algún ejemplo de carpetas docentes:

- Ilinois State University 

-University of California, Irvine

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

Cano, E. y Imbernon, F. (2003). La carpeta docente como instrumento del desarrollo profesional del profesorado universitario. Revista interuniversitaria de formación del profesorado, 17(2), 43,51. Barcelona

Recuperado de: http://www.cgepm.gov.ar/espacios/dei/recursos/docs/Instructivo_02_La_carpeta_del_docente.pdf

Recuperado de: http://ww2.educarchile.cl/UserFiles/P0001/File/Espa%C3%B1a%20Carpeta%20docente.pdf

Comentarios

  • Gabriela Díaz Rodríguez

    Hola Isa! El portafolios es una herramienta que hemos utilizado mucho, y que seguimos utilizando, en nuestra formación universitaria, pues nos permite reflexionar sobre nuestro proceso de formación y sobre aquellos conocimientos y habilidades que hemos adquirido a lo largo de la materia en la que se nos ha ofrecido la elaboración del mismo. Por ello, me parece muy interesante que hagas una entrada en el blog sobre dicho instrumento, ya que no está de más, valorar la realización de los portafolios y todo lo que esto conlleva. Un saludo!

  • Olaia Gude Urdangarín

    Buenos días Isa, teniendo en cuenta que esta asignatura hace uso de este mecanismo de evaluación, me parece muy interesante tu entrada, ya que puede aportarnos datos interesantes. Creo que  este tipo de herramienta es muy seductora para utilizar en un campo como es el educativo-social, ya que vamos construyendo nuestros propios conocimientos, no hacieno uso de este modo, de una mera actividad memoristica como es el caso de los exámenes tradicionales. Además,  de esta manera, el profesor/a puede dar un feedback al alumno sobre su construcción, lo cual es muy positivo a la hora de lograr un aprendizaje significativo; del mismo modo, el alumnado no está bajo esa presión del examen final que tan anti pedagógica es desde mi punto de vista.

  • Noelia Diéguez

    Pareceme un boa reflexión, pois sen dúbida o portafolios lévanos acompañando desde o primeiro ano de carreira, e penso que en xeral, cada vez somos máis conscientes da importancia desta recopilación persoal e autónoma de coñecementos. Principalmente, procura o traballo indidual e por suposto a construcción de coñecementos en base ó esforzo diario de absorción de contidos. Unha técnica que cada vez está máis presente no día a día e que nos é de gran utilidade nunha titulación destas características. Un saúdo! :)