El negocio 2.0

Hablemos de El vértice...Business! (negocio). Se dice que la Web 2.0 es la configuración de tres vértices: tecnología, comunidad y negocio. Me interesa sobre todo hablar de este último.

Las empresas hacen uso de la Web 2.0 para hacer publicidad y conseguir llegar a más clientes y consumidores. En este sentido se benefician de todas las ventajas que les ofrece la web y las utilizan, de forma precisa, en su favor. El fenómeno de las redes sociales es un clarísimo ejemplo.

En una sociedad donde el acceso a la información es tan sencillo como hacer un “clic”, las empresas no pueden permitirse el lujo de quedarse fuera de ese “mercado”. Utilizar los recursos de la Web 2.0 (software libre) les brinda una oportunidad de promoción que no pueden dejar escapar. ¿Cuántas empresas están usando las redes sociales para llegar a posibles clientes? Millones. La ventaja es que siendo totalmente gratuitas hacen publicidad “por la cara”. Al final es una cuestión de “comunicar”, si eres capaz de comunicar, de llegar a miles de millones de personas, de expandir tus ideas (o productos) y que alguien se interese por ello, estarás haciendo negocio.

Josef Ajram, un trader de bolsa y deportista de largas distancias, habla en sus conferencias de la importancia de comunicar. Dice algo así como que; alguien puede tener la mejor idea del mundo pero que, si nadie sabe de su existencia, no servirá para nada. Las grandes empresas han comprendido que la Web 2.0 es el escaparate perfecto para vender sus ideas, sus productos, y que todo el mundo sepa de su existencia. Renovarse o morir,  suele decirse en el mundo de los negocios.

La realidad es que la Web 2.0 es más que una comunidad de conocimiento libre al alcance de todos, se ha convertido en una plataforma de publicidad perfecta para hacer negocio.

Pero… ¿sólo las empresas ganan con este modelo? La respuesta es negativa. Las plataformas 2.0 también sacan “tajada” del asunto. ¿Recordáis que Youtube no tenía publicidad? La página web más visitada para la visualización de videos, al final tuvo que salir a “bolsa” para financiarse. Lo que quiero decir, es que Youtube tuvo que recurrir a la publicidad para ganar dinero y seguir adelante con la página web. Al final las webs 2.0 necesitan financiación, y que una empresa pague por salir en tu página, es una buena forma de hacerlo.

Mención aparte merece el fenómeno Wikimedia del que ya hablé en un post anterior. Wikemedia se financia a base de donaciones, de particulares y grandes empresas, pero no admite publicidad en sus sitios web. Cada uno lo hace a su manera.

No voy a ser yo quien diga que el método de financiación de Youtube, y de muchas otras webs, es menos lícito que el de Wikimedia, lo que sí está claro es que no es lo mismo que una página tenga publicidad a que no la tenga.

Como veis el negocio existe, algo normal en una sociedad de consumo, incluso en la Web 2.0. Existe para las empresas que la utilizan, porque hacen publicidad de forma gratuita, pero también para las propias webs. Mi pregunta es, ¿qué prefiere el usuario particular, sí publicidad (a mí no me molesta) o no publicidad (no tengo porque “comerme” los anuncios de Youtube)?

Un saludo a todas/os ;)

Comentarios

  • Miriam Iglesias Fernandez

    !Buena reflexión Eloy!

    ¿Hasta que punto, en realidad, somos conformistas? Personalmente, no me gusta mucho la publidad. Sé que da de comer a mucha gente y familias, pero ¿a cuántas más destroza? Los estereotipos masculinos y femeninos se perciben ya solo en los tres primeros segundos.

    Puede que a través de la web 2.0 el tipo de publicidad que se propaga sigue siendo otra (aunque estoy harta de ver imágenes de personas que adelgazaron tomando unas pastillas milagrosas). Aun así, se nos están intentando crear unas necesidades que en realidad no tenemos, de forma inconsciente: Venta de ropa on-line, pornografía, últimas páginas visitadas...).

    Sin embargo, seguimos usando las mismas páginaspor supuesta "gratuidad" y comodidad.

    La verdad es que lanzas una pregunta que da bastante que reflexionar, y a la que en realidad no sé contestarte porque no quiero ser hipócrita.

    ¿Qué debemos primar?

    Desde luego, ¿nos debemos dejar comprar? ¿Nos tenemos que acomodar? o ¿Existen alternativas? ¿Con factibles?

    Venga, vamos a seguir comiéndonos un poco más el coco! 

  • Andrea Fernández López

    ¡Qué buenas aportaciones chicos! ¡El debate está servido!

    Estoy de acuerdo en eso que dice Miriam acerca de la hipocresía, ya que considero que hoy en día aunque se hable de precios y seamos conscientes de los entresijos de la publicidad, a la hora de la práctica en el día a día no le damos importancia, preferimos beneficiarnos de lo que nos ofrece. 

  • Eloy Muñiz Romero

    En realidad yo no critico el que determinadas plataformas web usen la publicidad como financiación, de hecho yo me "aprovecho" de muchas de esas plataformas y, sinceramenet, que tengan publicidad o no me da igual. Pero en el ámbito educativo mi opinión personal pasa a un segundo plano y tengo que mirar por mis alumnos/as. En este sentido debería analizar hasta que punto yo debo utilizar esas plataformas, cómo debo usarlas y en cuáles de ellas es necesario poner "límites". Pero es indiscutible que los blogs, redes sociales o el propio Youtube, pueden ser herramientes muy interesantes para usar en el aula. 

    Un saludo chicas y graciñas :)

  • Andrea Fernández López

    Tienes toda la razón Eloy, cuando nos referimos al entorno educativo ya tenemos que tener en cuenta otros matices. Sin embargo como hablamos varias veces en clase, los recursos que nos ofrece la propia Cosellería de Educación a veces llegan tarde y no nos permiten realizar todas las actividades que a nosotros nos gustaría por lo que tendríamos que recurrir a estas plataformas de las que hablamos o no realizar tales actividades. Por tanto, como bien dices tú debemos analizar minuciosamente sus ventajas e inconvenientes algo que no es tarea fácil. 

    Un saludo! Smile