"Profesor motivado = Profesor innovador"

Profesor_innovador.gif

La semana pasada en clase se llevó a cabo la técnica de las dos CC (compartir y cuestionar), en ella se daban una serie de características sobre la profesión docente, entre las cuales ha llamado mi atención, la característica de “ser innovadores”, con lo cual me llevó a reflexionar sobre ello, ¿innovar en educación? ¿Profesores innovadores en el siglo XXI?

Comenzaré esta reflexión dando una definición de la palabra “innovar” dentro del ámbito educativo, la cual desde mi punto de vista está muy ligada con las palabras “creatividad” y “motivación”. Según el profesor andaluz García-retamero (2010) “Innovar también es pensar críticamente, cambiar el contexto participativo por uno mejor, crear ambientes en el aula o extracurriculares, crear un aprendizaje grupal (creando una comunidad de trabajo educativo) además de individual o mejorar las relaciones que existen entre docentes y alumnos”.  Teniendo en cuenta esto, en la sociedad se piensa que innovar en educación es el proceso de usar las TIC, pero no es así, sino que el alma de la innovación es la creatividad y la motivación,ya que el docente debe proporcionarle estrategias creativas al estudiante, en las cuales este adquiere un mayor protagonismo que en  la metodología tradicional, asimismo el estudiante va construyendo los conocimientos y desarrollando habilidades mediante la búsqueda personal orientada por el profesorado. En tal sentido resulta un aprendizaje más implicativo y por lo tanto más atrayente y motivador, intentando lograr una enseñanza creativa caracterizada por ser activa, dinámica y motivadora.

Teniendo esto en cuenta, en la innovación, la figura primordial es el docente, el cual es el verdadero protagonista, ya que depende de su visión de la realidad, su personalidad, su interacción socio-afectiva, su capacidad relacional e integradora para ser un formador innovador y creativo que fomente un aprendizaje significativo, a la vez que autónomo. De esta manera podemos decir que los contenidos que se transmiten en las aulas no tienen tanta importancia como la forma, en la que se plantean esos conocimientos. Siguiendo las líneas de Jiménez (2009) ella pone de manifiesto que “para que repercuta la innovación se deben establecer unas pautas básicas, centradas en conocer lo que se va a enseñar (qué), introducir una metodología activa e integradora (cómo), mejorando la utilización de los recursos disponibles (con qué), creando un ambiente de aula basado en la confianza y la participación, donde tenga cabida el pensar reflexivo y creativo (dónde)”, y por supuesto, llevando a cabo una serie de estrategias de innovación como: potenciar el trabajo en equipo, crear un clima participativo,reflexivo,motivador y creativo, fomentar estrategias para adaptarse a los cambios, cultivar la confianza en sí mismo, favorecer el aprendizaje significativo, fomentar la integración y participación del resto de la comunidad educativa (alumnado, familias) en el proceso de enseñanza-aprendizaje, fomentar el uso de las TIC, capacidad de autocrítica,etc.

La encargada de llevar esto a cabo, es la práctica docente, la cual debe basarse en unos métodos de innovación y creatividad, donde el docente juegue con la capacidad de divertir, sorprender y motivar al alumnado. Esto se conseguirá a través de una metodología motivadora y participativa, unos contenidos relevantes y relacionados con su vida diaria, coordinación entre los diferentes profesores de las distintas áreas curriculares, y realizar constantes evaluaciones intentando ver si se van alcanzando los objetivos propuestos o no, con un fin de poder mejorar siempre.

Un profesor motivado, desde la perspectiva de Jiménez (2009) debe tener las siguientes características:

-Respeta la diversidad, lo diferente, lo innovador.

-No teme a los cambios, sino que se adapta a ellos.

-Es capaz de reírse de sí mismo.

-Siente interés por las nuevas tecnologías, y se inicia en su manejo de forma básica.

-Es sensible a lo que sucede a su alrededor.

-Posee una imagen positiva de sí mismo.

-Busca la calidad en lo que hace.

-Valora de forma positiva, la capacidad personal y social de los alumnos/as.

-Se enfrenta a los nuevos retos con autodeterminación y seguridad.

-Percibe los objetivos, contenidos, metodología y evaluación, como algo flexible y modificable.

-Desarrolla un espíritu de colaboración y trabajo en equipo.

-Intercambia conocimientos y experiencias innovadoras con los compañeros/as de su mismo centro y,o con los de otros colegios.

-Favorece una cultura de centro basada en la innovación.

-Posee una aptitud para reconocer y aprender de los errores.

Desde mi punto de vista aparte de poseer dichas características hay varios aspectos importantes a tener en cuenta como, por ejemplo, los recursos que a veces dificultan la posible innovación del profesorado, un ejemplo de ello es que en muchos centros escolares no hay un ordenador para cada dos alumnos/as, o la conexión a internet no es muy buena. Esto dificulta la integración de las nuevas tecnologías en la práctica educativa, y hace más patente la descontextualización de la escuela con la vida real, donde el alumnado está rodeado de aparatos tecnológicos (reproductores de música, DVDs, videojuegos, internet,....) y que manejan con soltura. También debe tener en cuenta un currículum flexible y abierto, es decir, modificable a las distintas situaciones que se pueden plantear durante el proceso enseñanza-aprendizaje. Y otro de los aspectos importantes es  que actualmente los profesores no sólo deben centrarse en favorecer el aprendizaje del alumnado de forma significativa, sino que también deben establecer unas pautas de civismo, saber estar, comportarse; de educación en definitiva. Y, por último, el estrés que actualmente viven los docentes hace que tengan desmotivación constante, lo que conlleva que tengan miedo a cambiar y a innovar.

Bibliografía y webgrafía

Imbernón,F. (1996).La formación del profesorado. Formar para innovar. Buenos Aires: Editorial Magisterio del Río de la Plata.

Jiménez,G.,M.C.(2009) . Cómo ser un profesor innovador.Revista digital innovación y experiencias educativas. Granada. Recuperado en: http://www.csicsif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_17/MARIA%20CARMEN_JIMENEZ_GONZALEZ_1.pdf

García-Retamero, R., J. (2010).Del profesor tradicional al profesor innovador.Revista digital para profesionales de la enseñanza. Federación de Enseñanza de CC.OO de Andalucía. Recuperado de:http://www.revista.unam.mx/vol.10/num12/art89/int89/int89c.htm

Comentarios

  • Olaia Gude Urdangarín

    Hola Carla!

    Estoy muy de acuerdo contigo, para que los profesores puedan innovar, es necesario, no sólo que ellos estén dispuestos a ello, sino que también dispongan de las herramientas necesarias para dicho fin, ya que, de lo contrario sería imposible. Y con esto no me refiero sólo a artilugios relacionados con las nuevas tecnologías, ya que hay muchas más maneras de ser innovador más allá del mundo de las TIC, pero, como bien dices, para todo esto se necesitan una serie de recursos indispensables.

    Para que se lleven a cabo procesos innovadores, también requiere de una importancia vital que los profesores estén motivados, y que dispongan de la autoestima y autoconfianza suficientes para dicho caso, y, para esto, es necesario que tengan el apoyo social tan acusado.

    Por cierto, una imagen muy acertada!

    Un saludo!