¿ALERGIA A LA PRIVACIDAD?

Apostaría a que todos tenemos una cuenta en alguna red social. ¿Verdad?

Y... no perdería nada si digo que todos hemos hecho algo parecido a esto: “Aceptar, acepto términos de uso”.

 

Encendemos el ordenador, nos conectamos a facebook, instragram, hotmail, twitter; o dicho en otras palabras, nos estamos “DESNUDANDO” totalmente frente a los que nos rodean. Con esta afirmación no quiero decir que dejemos de navegar, ni loguearnos en ninguna red social, simplemente quiero decir que con un simple click nuestra privacidad desaparece en el 70 % de los casos.

¿Podemos hacer algo para asegurar que pisamos suelo firme?

 

Pues la solución la tenemos en nuestra mano, simplemente tenemos que hacer algo que odiamos y nadie hace, o por lo menos, yo, no lo he hecho nunca. LEERNOS LAS CONDICIONES DE USO de todo aquello a lo que nos suscribimos. Está claro porque no lo leemos. Son textos infinitamente largos con una letra que para leerla hay que echar mano de una lupa. Probablemente, si decidiésemos leerlas tampoco nos enteraríamos de mucho porque necesitaríamos tener ciertos conocimientos en leyes sobre privacidad y en mi caso, nulos. En resumen, recurrimos a lo fácil “Acepto”.

 

Una vez que cometemos el error, nos autoconvencemos diciendo: “Bah, no va a pasar nada, lo que dice la gente no va a ocurrir, no es del todo cierto...” Por el momento, en mi caso no me he llevado ningún susto, pero nos tenemos que dar cuenta de que somos un producto muy valioso tanto para Google, que almacena información nuestra a diario,como para Facebook que contiene información personal.

Empezamos a desconfiar de que algo pasa cuando recibimos e-mails que no sabemos de donde han salido ni como pueden llegar a nuestra bandeja de entrada. Pero, en resumidas cuentas nuestro correo electrónico realiza una especie de vuelta a mundo entre las empresas revalorizándose cada vez más.

 

Una vez echa esta reflexión parece que el “no es para tanto” empieza a preocupar. QUEREMOS PRIVACIDAD pero aun así nos exponemos día si y día también a que nos la vulneren.

Para acabar dejo esta oración con con cierto sarcasmo:

getprivacyfor5€viapaypal

 

“Nos veremos algún día en estas?”

Comentarios

  • Cesar Ruiz

    Privacidad Redes sociales

     

    Las redes sociales son una herramienta de ocio muy completa, pero que se deben de usar con mucho cuidado. Uno de los aspectos a cuidar y tener en cuenta, respecto a este tema es el de la privacidad de los usuarios que forman parte de las redes sociales.

    En mi opinión, creo que hay que tener cuidado con la cantidad de información que se pone “a la vista” de los demás, y habilitar el acceso a ella, dentro de lo que cabe, sólo a los usuarios que la gente considera amigos o gente que asiduamente se comunica contigo en esa red social.

    Para evitar “malentendidos” o cualquier problema en las redes sociales, además de configurar la privacidad de manera adecuada, es necesario conocer la red social que se está usando y no abusar de las secciones de lectura pública, como un tablón, o los estados porque, por ejemplo, la mayoría de estas redes tienen la opción de mandar mensajes privados.

  • Eloy Muñiz Romero

    Me ha gustado mucho la forma en la que has descrito con qué facilidad la gente puede autoengañarse a sí misma pensando que, al final, las licencias de privacidad son una tontería y no nos va a pasar nada.

    Yo a eso lo llamo falta de información. Información de verdad y no noticias de prensa o televisión que sólo sacan a la luz lo que vende.

    Necesitamos formación y necistamos sentido crítico. Ambas cosas son la llave para hacer un uso correcto, ya no sólo de las redes sociales, sino de cualquier herramienta de la Web 2.0

    Un saludo Aida! :)