La formación permanente del profesorado

A continuación, os presento algunos de los temas principales que se tratan en el libro de Imbernón, F., (2007), 10 Ideas Clave. La Formación Permanente del Profesorado: nuevas ideas para formar en la innovación y en el cambio. Graó: Barcelona

Para empezar, es importante señalar que en lo referente a la formación del profesorado, para realizar cualquier tipo de mejora o cambio, es necesario una reformulación tanto de las políticas como de las prácticas que se desenvuelven en este sentido, ya que si analizamos un poco la formación de los docentes que conocemos hasta ahora, la mayoría sabemos que se forman mediante cursos o charlas que siguen generalmente, una metodología expositiva y directiva. Por otro lado, este tipo de formación, como bien recoge Francisco Imbernón en su libro, en los últimos años está sufriendo un estancamiento, en el cuál, el formato se trata de cursos con unas determinadas horas a cumplir y con la acreditación pertinente. Mientras que,como pedagogos conocemos formas más activas y participativas de formar a los docentes, como pueden ser la investigación- acción, la indagación en metodologías innovadoras, la creación de proyectos relacionados con el contexto en el que desarolla su profesión el docente, la creación de unidades didácticas atractivas y motivadoras en particular, o de materiales didácticos en general. Además, teniendo en cuenta la formación del profesorado continua o permanente, tenemos un campo muy amplio en el que podemos formar, se trata de las nuevas tecnologías. Como sabemos, los docentes en algún momento de su carrera profesional, se formaron de las TIC, pero de forma muy instrumental (como realizar un Power Point, como proyectar un vídeo, como realizar esquemas…), pero en la formación para estos profesionales se dejó a un lado la habilidad comunicativa y el movimiento social que hay detrás de este mundo, por ello es necesario formar en relación a las posibilidades reales que ofrecen estos recursos, como la formación en red, el e-learning, así como también crear una conciencia del buen uso a cerca de estos recursos.

Más adelante en este libro se recogen 10 preguntas y respuestas sobre la formación permanente del profesorado, continuación trataré de desarrollar las que me parecieron más relevantes para entender el sentido de la formación permanente.

  1. ¿De dónde venimos y hacia dónde vamos?

Para poder crear cualquier tipo de formación continua o permanente, es necesario saber cuál es la tradición teórica y la herencia formativa, que se ha desenvuelto en relación a esta profesión, así como también tener claro cuáles son los objetivos que lograr y las metas a las que se quiere llegar teniendo en cuenta la evolución de los medios y de la sociedad.

2. ¿Cuáles son las nuevas ideas y prácticas para una formación del profesorado en una nueva época?

Teniendo en cuenta lo mencionado antes de exponer las preguntas, se deben desarrollar nuevas estrategias desde lo que ya se sabe, así como también introducir nuevas perspectivas, como pueden ser el trabajo con las emociones y las habilidades que existen entre la relación del profesorado. Además se debe concienciar a cerca de la autoformación, la comunicación y la influencia del profesorado en la sociedad de la información.

3. ¿Cómo pasar de la individualización para llegar al trabajo colaborativo?

Debe trabajarse la formación permanente desde un modo colaborativo, ya que en todo proceso de enseñanza- aprendizaje se adquieren más conocimientos en comunidad que de forma individual, además ser docente implica un trabajo con la comunidad, así que se deben buscar líneas de trabajo que potencien una creación de una comunidad educadora y formadora colaborativa.

4. ¿Soy objeto de la formación o sujeto de la formación con una identidad docente?

Para que el sujeto se vaya formando tiene que ir construyendo su identidad docente, para ello, él tiene que convertirse en sujeto de la formación, haciendo de la misma un proceso viable que se adapte a su realidad más próxima, y por otro lado que construya las competencias y habilidades necesarias que se deben desarrollar para la creación de una identidad profesional docente del S.XXI

5. ¿Actualizar o crear espacios de formación?

En este sentido, pienso que en lo relacionado con la formación permanente del profesorado, se ha tenido una especie de obsesión por actualizar y crear contenidos de diversos tipos de conocimientos de cualquier índole, olvidándose de crear espacios que fomente la formación, la investigación, la creación, la discusión, la necesidad de compartir opiniones, trabajos, ideas…

5. ¿Frialdad y alejamiento mostrar actitudes y emociones?

La actitud a cerca de mostrar actitudes y emociones por parte del profesorado siempre se inclinó hacia ocultara centrándose en el ámbito académico y en la adquisición de conocimientos por parte del alumno. Creando de este modo un espacio de frialdad y distancia personal y emocional entre profesor y alumno. Un ámbito interesante de la formación del profesorado sería la formación acerca de la transmisión de emociones y sentimientos por parte del profesorado hacia el alumnado, introduciendo una metodología más activa y actitudinal que mejore las habilidades comunicativas a través de las emociones.

Para terminar, podemos llegar a la conclusión de que la formación permanente del profesorado, se trata de un campo en el que aún queda mucho por investigar y por trabajar, además uno de los pilares en este sentido sería crear una conciencia de necesidad de formación permanente del profesorado, haciendo de ella un pleno deber de los docentes.

Finalmente, me gustaría conocer vuestras opiniones acerca de esta entrada y si os parece interesante podríais responder alguna de las preguntas que plantea este autor.

Bibliografía y Webgrafía

Imbernón, F., (2007), 10 Ideas Clave. La Formación Permanente del Profesorado: nuevas ideas para formar en la innovación y en el cambio. Graó: Barcelona

http://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=D71SQZdH-5MC&oi=fnd&pg=PA9&dq=formaci%C3%B3n+permanente+profesorado&ots=y84BBhjN2m&sig=29C4nLSO4xdLKOx3f-xWiBxPOpU#v=onepage&q&f=false

http://edutec.rediris.es/Revelec2/Revelec6/revelec6.html

 


Comentarios

  • xeila raposo rodríguez

    Me gustaría responder a la cuarta pregunta que este autor plantea. En sentido de saber si somos objetos o sujetos, desde mi perspectiva, somos claramente objetos nulos, es decir, somos el instrumento por el cual se vale la Administración para conseguir mayores resultados positivos en nuestro sistema educativo, pero sin instar a los propios para que hagan suyo el proceso, para que del mismo modo integre la siguiente pregunta como es si mostrar o no lo sentimientos. Todo confluye en el mismo proceso, y si no puedes ser el principal protagonista y gestionar y adquirir las compentencias y contenidos apropiados, no podrá llevar cabo ni su propio aprendizaje ni el de los demás. Buena entrada Miran :)