Innovación sostenible en el aula.

Esta semana hemos realizado la técnica del acuario en el aula. A través de ésta,se trabajó la investigación llevada a cabo por las profesoras Mª Lourdes Montero y Adriana Gwerc: "De la innovación deseada a la innovación posible. Escuelas alteradas por las TIC". Con el desarrollo de la clase se fueron tratando diferentes aspectos que se recogían en el texto y esta primera docente, hizo referencia a la innovación sostenible. Me gustarías pues, realizar una entrada en el blog donde se tratase dicha temática como eje principal de la misma.

La innovación es entendida como un proceso de cambio en el que se intenta además, conseguir una mejora. El término sostenible hace referencia a aquello que se puede sostener, soportar o tolerar. Siguiendo esta línea y haciendo también hincapié a nuestro ámbito, la innovación sostenible en educación, hará referencia a aquellos cambios de mejora dentro de la misma perdurando en el tiempo y siendo soportada por los diferentes agentes que participan en ella.

En educación innovar, se puede dar tanto de manera drástica o de manera progresiva y además ésta no viene sola, sino que requiere de la colaboración de todos los individuos, implicándolos como partícipes en las tareas a desarrollar. Me gustaría recalcar también, que aquello que parece como novedoso en un primer momento puede perdurar en el tiempo pero finalmente su uso, siempre se vuelve cotidiano. Es aquí donde se hace referencia a la innovación sostenible, algo determinado es novedoso al inicio, pero después debemos plantearnos la pregunta ¿hasta qué punto es sostenible? Sin ir más lejos, Lourdes nos puso el ejemplo con llevar a cabo esta técnica en el aula,pues resulta interesante y novedosa unos días, pero ¿hasta qué punto es sostenible trabajar así el resto del curso?

Al hacernos esta pregunta debemos tener en cuenta entonces, que innovar en educación no es una tarea precisamente fácil. Pues de lo que se trata es de conseguir elementos que favorezcan y faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje, no solamente siendo útiles para los educandos, sino que también se creen herramientas, valga la redundancia, sostenibles para el profesorado. 

Esto no acaba aquí, de lo que se trata también es que los educadores con la implantación de sus innovaciones en el aula, deben conseguir que éstas se adaptan perfectamente a las características individuales de cada alumno/a, sin dejar de lado a aquellos que se encuentran en una situación que obstaculiza su proceso de enseñanza, como son las dificultades de aprendizaje.

Además creo también que es necesario que toda innovación para que sea sostenible, tiene que llevar consigo dinamismo, y porqué no, que sea lúdica a su vez para motivar a todos los individuos. Pues con ello se consigue que las personas estén estimuladas para llevar a cabo una enseñanza de tipo procesual, dejando atrás aquella que favorece la memorización y los procesos cognitivos.

Llevar a cabo un proceso de innovación, también fomenta en la persona que lo decide una serie de competencias, habilidades y actitudes. Pues es consciente y tiene voluntad para llevarlo a cabo, teniendo en cuenta su vez, las dificultades hoy en día presentes para establecer procesos innovadores en el aula.

Además quiero destacar que innovar en el aula no sólo significa establecer la mejora, sino que además es necesaria la evaluación de todo el proceso, desde su inicio hasta el final, para poder averiguar cuáles son las dificultades que se han desarrollado y poder así, seguir mejorando e irrumpir los obstáculos que lo dificultan, averiguando también los resultados finales que se han obtenido y las mejoras que se han producido en el aula.

Mencionar también que la formación docente juega un papel de gran relevancia en esto, pues innovar como bien he dicho al inicio de la entrada, no es una tarea fácil, por lo que requiere de una formación en los educadores para que esta sea exitosa. Se necesita precisamente de una formación continua y permanente, pues los tiempos van cambiando y los educandos también, pues no son iguales las necesidades que tienen los alumnos y alumnas del siglo XXI que las necesidades de éstos en el siglo XIX.

Por ello, este tipo de formación debe compajinar la teoría con la práctica, dotando de experencias a los docentes, para que ellos después las creen en sus alumnos/as, a través de propuestas didácticas enriquecedoras en las que existan estrategias integrativas que consigan el logro de conocimientos significativos no sólo teóricos, sino también morales y actitudinales, dando un paso más en el alumno/a para lograr la propia autonomía.

Innovar es pues una tarea que resulta díficil, pero también puede ser aposiante si se hace bien y se tienen en cuenta todos los factores que afectan al grupo del aula, teniendo en cuenta también que los procesos formativos deben ser continuos con el fin de que sean significativos en la persona y consiguiendo también, logros y cambios en el sistema educativo.

Comentarios

  • Lucía

    Unha entrada moi interesante, pois o termo que aquí nos explicas é fundamental na educación actual. Ao igual ca ti considero que a formación do profesorado (referíndome principalmente á formación contínua) é un elemento clave para lograr a sostibilidade das innovacións, xa que como se dixo na clase pasada, de nada serve posuír recursos se non se sabe cómo aproveitalos e sacarlles o máximo partido educativo. Por isto, é esencial que en relación co acceso ás diferentes modalidades de formación se eliminen todas as trabas posibles e se melloren as condicións laborais dos  docentes para que éstes poidan asistir ás mesmas mais sinxelamente. Por outra parte, a citada formación debería estar axustada ás necesidades que o profesorado amose á hora de innovar, pois como vimos, non se trata tanto de recibir coñecementos técnicos senón de derribar barreiras actitudinais e culturais. Neste senso, considero que se verdadeiramente se rompen os citados obstáculos os docentes estarán máis predispostos a aprender da súa formación e a levala á práctica o mellor que poidan; é dicir, serán máis receptivos á hora de introducir novos elementos e métodos na súa vida laboral diaria, achegándose pois ao termo ao que ti nos aproximas: a sostibilidade da innovación.

    Un saúdo Smile

  • Noelia Diéguez

    Interesantes ideas, Grabriela! Para comezar se o contexto cambia e as formas de aprendizaxe non son as mesmas, resulta lóxico pensar que se debe producir un cambio na educación. Polo tanto, é imprescindible en relación con este termo ao que aludes como "innovación sostible", que se leve a cabo unha transformación de cara a procesos educativos que integren as Tecnoloxías da Información e da Comunicación como instrumentos didácticos e que interpreten o papel desempeñado polo docente dunha maneira máis adaptada á sociedade actual, pero sobretodo que sexan persurables no tempo e que sexan favorables os implicados deste proceso. Esta é a oprtunidade e ao mesmo tempo, o reto ao que todos eles deben enfrontarse. A base de todo isto, atópase na formación continua para saber como solventar as necesidades ou aspectos débiles que precisan mellorar de cara á calidade da educación

    Un saúdo e bo fin de semana!! Wink

  • Olaia Gude Urdangarín

    Hola Gabriela!

    Como bien has dicho la sociedad es sumamente cambiante, y ya no es necesario irse hasta el S.XIX para darnos cuenta de ello, pues si echamos la vista atrás, la educación ha cambiado mucho desde que nosotras estábamos sentadas al otro lado del aula hace quince años, principalmente debido a que las tecnologías de la información y la comunicación han cambiado drásticamente las metodologías en el aula (pudiendo ser innovadoras o no).

    En cuanto al concepto "innovación sostenible" en torno al que gira todo tu discurso, me parece clave a la hora de abordar procesos innovadores, pues como bien has expuesto, estos deben ser sostenibles en el tiempo para que lleguen a buen puerto, como también hemos podido comprobar en la sesión interactiva del otro día en la que ejecutamos la técnica del Acuario.

    Pero, para que esto se produzca, como tú misma has comentado, es necesario que el profesorado se esté formando permanentemente, pues la innovación se está produciendo a una velocidad espasmódica, y lo que hoy es innovación, mañana ya no lo será, siéndolo otra cosa, para la cual nosotras debemos estar preparadas con el fin de dar respuesta a estas demandas sociales en cuanto a innovación que se van produciendo a lo largo del tiempo.

    Muy buena entrada! Un saludo!

  • Lourdes Montero

    El artículo De la innovación deseada a la innovación posible.Escuelas alteradas por las TIC (Montero y Gewerc, 2010), está referido a la investigación de PIETIC (Proyectos de Innovación Educativa con TIC), objeto de nuestra sesión Acuario, pero no gué este el artículo trabajado ¿cual fue? Me llama la atención ese dar por supuesto...

    Saludos

    Lourdes

  • Gabriela Díaz Rodríguez

    Hola Lourdes! Con esta entrada quería definir dicho término, ya que el día de la sesión Acuario hiciste mención en un momento sobre la innovación sostenible y me resultó interasante el poder trabajarlo aquí, no me refería a que el artículo "De la innovación deseada a la innovación posible. Escuelas alteradas por las TIC", tratase este tema como eje principal. Un saludo!!!