"Subo las fotos y te etiqueto"

¿Cuántas veces hemos etiquetado a nuestros amigos en una foto en facebook? Y esas personas, ¿querían que las relacionáramos con esas fotos?

Cuando etiquetamos a alguien o nos etiquetan a nosotros en una fotografía, pasan dos cosas: por un lado, estás asociando a personas con esa imagen o con parte de ella; por otro, has difundido esa imagen y, en la mayoría de los casos, ni te imaginas hasta qué punto.

Con suerte, hay veces en las que eres consciente de la existencia de esas imágenes, por lo que te provoca risa o incluso alegría al ver que alguien se ha acordado de ti y ha colgado en facebook aquella foto de aquel memorable día.

Pero no todo siempre es así de bonito, porque un día aparece una foto que no te esperabas o que no te gusta por diferentes razones. En ese momento, buscas el apartado de etiquetas y eliminas tu nombre con la mayor rapidez posible y piensas "¡Uff! Menos mal que la borré de mi perfil a tiempo".

ERROR. Esa foto sigue en la red, sigue en el perfil de ese amigo/a que la subió a facebook y, probablemente, en todos los tablones de todos y cada uno de sus amigos, quienes desconocían tu existencia, pero ahí estás.

¿Que por qué os cuento esto? Porque el problema aparece cuando quieres desaparecer de dicha red social. Decides borrar tu facebook, pero no puedes eliminar todas las fotos en las que sales porque no las has colgado tú, si no también tus amigos.

Sabes que no los convencerás para que eliminen también sus perfiles, así que les pides que borren las imágenes donde aparecías y, si aceptan, las borran y suspiras con tranquilidad. Hasta que un día recuerdas que una vez subiste una imagen para un concurso en aquella página sobre tecnología o todos los permisos que has dado a mil aplicaciones y juegos diciendo "Si, acepto las condiciones de uso" sin preocuparte en qué consistían. Todos tenían permiso para ver tus imágenes, por lo que, de una forma o de otra, tienen acceso a todo el contenido que tú decidiste borrar.

 

La verdad es que pocas veces me había parado a pensar en este tema antes de comentarlo en una de las sesiones de la asignatura "Experiencias de aprendizaxe na Era Dixital", por lo que ahora estaré al tanto cuando aparezca una notificación sobre cambios en las condiciones de uso o permisos de cualquiera de las aplicaciones o redes sociales que utilizo.

Sin más, os dejo mi reflexión para que vosotros también penséis sobre el uso que le dais a la tecnología y un link donde se explica a la perfección la privacidad y la difusión que provocamos cuando añadimos etiquetas en una fotografía.

 

http://www.jorgefloresfernandez.com/2011/10/10/privacidad-y-redes-sociales-etiquetas-con-problemas/

Comentarios

  • Eloy Muñiz Romero

    Hola Nerea. Puff! Lo cierto es que todo lo que cuentas puede llegar a aco...*! 

    Es lo que comentábamos en clase, es muy importante estar informados y conocer prefectamente donde nos estamos metiendo cuando "aceptamos" las "condiciones de uso". Lo que sucede también, en mi opinión, es que las propias páginas web no lo ponen nada fácil. Desde luego es una estrategia elaborar ese documento tan extenso y técnico sobre las condiciones de uso para que el usuario simplemente diga: "paso de leerlo, no creo que suceda nada". 

    Es un tema complicado, ¿aceptas y disfrutas de una red social (por ejemplo) o simplemente no utilizas las redes sociales? Lo que está claro es que no debemos "confíar a ciegas" en todos esos sitios web que nos piden datos. Porque en definitiva el negocio lo hacen "ellos" y tú puedes verte perjudicado!

    Un saludo :)