E-PortaHistorias

Llevo una semana de reflexión sobre el aprendizaje en general y, a través de las nuevas tecnologías en particular.

Y a veces me pregunto si alguna vez se conseguirá cambiar.

Tras la lectura de los textos relacionados con el Portafolios (PLE) no puedo sino preguntarme, cómo es que tenemos que llegar a la universidad para poder usar este tipo de herramientas del aprendizaje.

Uno de estos documentos dice los siguiente:

"Se utiliza (...) como la herramienta más adecuada para el evaluación porque (...) es un reflejo especialmente genuino de un proceso de aprendizaje (...) Obliga a participar en un proceso abierto que impulsa a reconsiderar las estrategias que se fueron adquiriendo y a expresarlos de manera personalmente sigfinicativa (...) Se entiende que cada portafolios es una creación única, porque cada autor decide como construir su narrativa personal".

No sé a vosotros, pero a mi de primeras me parecere increíblemente increíble. Me convence.

Bien, pasamos a la acción. Lo comenzamos a usar. Y aparece la sensación de poder palpar el aprendizaje con las manos, el sentir que realmente sí estamos aprendiendo unos de otros. Que la vida cotidiana (redes sociales) se puede relacionar completamente con la vida académica (red social PLE). Como dirían los hinchas del Deportivo de la Coruña...¡SÍ SE PUEDE! ¡SÍ SE PUEDE!

Sin duda, como explican Lina Castañeda y Jordi Adell, con el PLE se crean unos hábitos de Acceder a la información, reflexionar haciendo y compartir; relacionados con el qué le interesa aprender a los alumnos, para que unos se enriquezcan con los conocimientos de otros. Haciendo de esta forma al alumno totalmente activo en el proceso de aprendizaje. Nuevamente, yo compro esta idea, sin dudarlo.

Y la mayor ventaja que existe en este momento para seguir desarrollando este tipo de aprendizaje a través de la web 2.0 es que nosotros y nosotras, los futuros maestros, las conocemos. Las podemos inculcar en nuestras futuras aulas. Estamos aprendiendo un montón de cosas que podremos llevar a cabo en nuestro futuro laboral, porque ¿PARA ESO ESTÁN LAS CARRERAS, NO?

Bien, pues parece que es más complejo de lo que parece. Porque igual que nosotros hemos puesto en práctica esta herramienta hay otras muchas personas que la desconocen, como pueden ser médicos, farmacéuticos, psicólogos...Que en su vida estudiantil, a lo mejor, jamás las usaron. 

Esos antiguos estudiantes puede que en un futuro tengan hijos o hijas, y que casualmente sean nuestros alumnos y alumnas.

Queremos poner con ellos/-as en práctica todo lo que hemos aprendido en la carrera, porque para eso están y, como a un médico nadie le dice como tiene que operar, se supone que a nosotros nadie nos debería poner problemas por llevar a cabo un tipo de aprendizaje correctamente pedagógico ¿no?

¿Veis a donde quiero llegar?

¿Hasta que punto estamos siempre cuestionados por otras personas?

 

 

Sin duda, las nuevas tecnologías son un recurso con el que no siempre se cuenta. Pero si en absolutamente todos los medios de comunicación se nos vende la idea de que el mundo en el que vivimos está informatizado (las matrículas se hacen a través de internet, la declaración de la renta...) ¿Por qué no se considera un recurso básico en las aulas? 

¿Por qué se intentan reducir tanto las posibilidades pedagógicas educativas en el aula relacionadas con las nuevas tecnologías? ¿Por que se transmite esa idea de necesidad de controlar, consumir, crear una vida con gran soporte tecnológico, si luego no se ponen los recursos necesarios para poder acceder a ellos desde las edades más tempranas?

¿Qué clase de manipulación existencial nos están intentando hacer sentir?

 

Comentarios

  • Eloy Muñiz Romero

    Lo que me llama poderosamente la atención y que comparto al 100% contigo es que, a pesar de que los PLEs siempre han estado ahí (Adell y Castañeda, 2013), es NULO, al menos en mi experiencia, el uso que se ha hecho de ellos en las aulas. Una pena porque parece que las ventajas educativas son enormes. 

    En cuanto a los recursos tecnológicos en las aulas...en fin. Es esencial que se invierta en recursos en un ámbito tan importante como el educativo, algo que no parecen entender la gente que dirige el país. De todas formas, y hago referencia al debate de la última clase, utilizar la tecnología para seguir haciendo lo mismo (en este caso a través de un soporte informático) no es una solución a los problemas, es simplemente hacer lo mismo. Para ello es fundamental la formación del profesorado, porque la administración de los recursos del aula recae sobre su persona. Formación que por otro lado no es la más completa. 

    La verdad es que es un tema muy interesante este, y como solemos decir el debate está servido ;)