Visita a un centro Abalar.

Interesante clase la de ayer con la visita a un centro con el Proyecto Abalar. Pudimos ver dos aulas en las que estaba implantado este proyecto y nosotros mismos nos convertimos en sujetos activos en la utilización de los ordenadores.
Con un aspecto que poco difiere a los ordenadores de juguete que teníamos de niños, con ellos se pretende innovar y desenvolver la competencia digital. Pero, ¿se consigue? No por tener en un aula el Proyecto Abalar conseguimos innovación sino, como comprobamos con ejemplos reales, con el tipo de ejercicios que se proponen.

Para mi innovación no es poner a un alumno delante del ordenador a hacer actividades de repaso, que poco cambian de las que propone el libro de texto solo que en un formato más atrayente y vistoso.
Durante mi estancia en el colegio de prácticas ya pude comprobar que el tipo de ejercicios que más le gustaban al alumno no era precisamente en el que más aprendiesen, sino el más parecido a un juego en el que aunque apareciesen números, estaban en un papel secundario (como el ejemplo citado durante la sesión de la gente que decía que con el Angry Birds se aprendía física) no por aparecer números, estamos aprendiendo matemáticas.

Aunque intentemos creer que por usar un ordenador ya estamos innovando, estamos muy equivocados, quizás estamos haciendo más de lo mismo que el libro de texto pero con otro formato. En lo que nos tenemos que centrar es en qué queremos lograr con ello, qué tipo de aprendizajes queremos conseguir en los alumnos, y cómo hacer que adquieran la competencia digital. En mi opinión personal,  una tarea bastante complicada que exige un gran dominio por parte del profesor, y que, aunque sepa como dirigir cada momento de la clase, deje a los alumnos iniciativa personal, de búsqueda, de recogida y selección de información, etc. Porque a ser competentes digitales se aprende con la práctica, aprender haciendo, no con propuestas de ejercicios de repaso.

Comentarios

  • María

    Boas Laura! Estou totalmente de acordo contigo.

    Moitos mestres consideran que por empregar as TIC, como unha mera continuación do libro de texto, dun xeito individual, escapa da metodoloxía tradicional.

    No que comentas do xogo de Angry Birds, pode que aprendan física, e noutros xogos outro tipo de materias, pero son conscientes os alumnos de que están aprendendo física, matemáticas, química...?

  • Laura Carballo Mato

    Tes toda a razón no que dis María. Eu tamén penso que con xogos se pode aprender, pero dende logo os alumnos con este tipo de xogos non son conscientes (falo en xeral). Teríamos que presentalos doutra forma, ou que tivesen outro formato, e lograr con isto un aprendizaxe nos nosos alumnos, non só unha diversión.