El PLE como posibilidad real.

Hola a todos/-as!

La lectura de los documentos referentes al PLE clarificó mis ideas. A principio de curso, en esta materia se nos propuso este modo de trabajo y yo personalmente jamás había oído hablar del, y no solo eso, sino que después de la breve explicación seguí pensando que tan solo existía un formato/soporte/software para desarrollarlo.

Ahora sé que esta concepción era del todo errónea y limitada, que PLE va más allá de un simple software, e incluso más allá de las nuevas tecnologías, se trata de una forma de aprender. Es cierto que el término se popularizó hace “poco tiempo” y a raíz de que con las mismas la cantidad de información que se maneja y su difusión es mucho mayor, sin embargo las personas siempre tuvieron unas fuentes básicas y un entorno del que aprender.

Particularmente después de la lectura del documento “E-portafolios. La búsqueda de un software coherente con la propuesta de enseñanza” soy consciente de que existen diferentes posibilidades para llevar a cabo este tipo de aprendizajes, solamente tenemos que buscar aquel que mejor se adapte a aquello que queremos conseguir, y lo que está claro es que los avances  tecnológicos nos dan esa oportunidad, que modifiquemos esos entornos de aprendizaje y no nos sintamos limitados por ellos.

Sin duda, no podemos negar que las nuevas tecnologías son un gran aliado del aprendizaje.

Muy estrechamente ligado con lo dicho, me gustaría enfatizar en otra cuestión que se presenta en el documento. Para llegar al desarrollo de Campus Stellae tal y como lo conocemos, hubo un enorme proceso de selección, búsqueda y adaptación de software, siendo el principal motivo de selección de este su código abierto. Sin embargo, no debemos interpretar esto solamente por el hecho de que así se pudiera modificar para satisfacer nuestras necesidades e intereses, sino que también debemos de tener en cuenta (y el documento lo hace explícito) que después de estas modificaciones, se podría poner otra vez al alcance de cualquiera que lo deseara, tanto para su uso como por decirlo de algún modo para su “re-mejora”.  Bajo mi punto de vista, no se trata más que de otra muestra de altruismo y no deja de recordarme esto a la charla de Jorge Sierra, en la que nos llamó también la atención el hecho de que él contribuyera de esa forma tan intensa en la Wikipedia sin recibir nada a cambio (más que la satisfacción personal, obviamente).

Considero que estos hechos nos “chocan” debido a la sociedad en la que estamos inmersos, sin embargo, creo que en el mundo educativo se debería de dejar a un lado, y que la colaboración y cooperación deberían ser los pilares fundamentales de nuestra futura profesión. No debemos de perder de vista que lo que se esconde detrás de todo esto es la construcción conjunta del conocimiento y que esto solo se logra compartiendo, y es aquí en donde tienen vital importancia las nuevas tecnologías ya que facilitan ese trabajo.

 

Dejando estas consideraciones y centrándonos en el documento de Linda Castañeda y Adell me gustaría destacar la parte que concierne a los componentes de un PLE. Estos son los siguientes:

  • Herramientas y estrategias de lectura.
  • Herramientas y estrategias de reflexión.
  • Herramientas y estrategias de relación.

Personalmente considero que estas partes definen y abarcan verdaderamente lo que yo entiendo que el proceso de enseñanza-aprendizaje debe incluir. Por esto, la utilización del PLE, me parece un estupendo mecanismo de enseñanza. Sin duda el alumno tiene un papel activo y protagonista en dicho proceso, ya que es él mismo el responsable de su propio aprendizaje y autoregulación y este no se trata de aprendizaje superficial sino de un aprendizaje significativo y a través del cual se incita al alumno a ser reflexivo y crítico.  Además de esto, después de las experiencias con esta materia creo que el uso de PLE aporta más que cualquier clase de índole magistral.

Sin embargo, por otra parte, me pregunto si esto sería viable en las aulas de primaria, ya que creo que aunque es muy útil y enriquecedor tiene un alto grado de dificultad y de autonomía a la que los niños puede que no estén acostumbrados. Pero, quizá este pensamiento es tan solo un estereotipo personal  y como ya dijimos algún día, es simplemente el estereotipo lo que nos limita y no las verdaderas capacidades de los alumnos. Quizá pienso esto también, porque nunca, en ninguna materia a lo largo de mi recorrido como alumna tuve experiencias de este tipo, por lo que ahora enfrentarse a ellas es complicado por falta de costumbre, sin embargo si desde pequeña hubiera realizado actividades de este tipo creo que sería más fácil.

Estáis de acuerdo conmigo? Los alumnos/-as estarían preparados para este tipo de métodos o al contrario pensáis que se requiere cierta madurez, experiencia…?  Os parece beneficioso usar este tipo de enfoques pedagógicos? Qué ventajas y qué inconvenientes tiene?

Comentarios

  • ALBA

    Hola, Andrea.

    Siguiendo en la línea que habéis comentado tú y Eloy en mi blog que hace referencia al mismo tema que el tuyp, me gustaría contestar a alguna de las interesantes preguntas que lanzas.

    Sin duda, resulta una difícil tarea poner en marcha los mecanismos que consigan delimitar hasta qué punto debemos incorporar ciertas herramientas dentro de un PLE, según la edad. Desde mi experiencia de éste último Practicum puedo referirte que los niños realizaban cierto tipo de exposiciones y presentaciones en el aula a través de un proceso de trabajo muy cooperativo. En el cual integraban herramientas como: el drive, power point, foros para comunicarse entre ellos... Lo cual, y según pude observar daba lugar a un entorno del aprendizaje  muy enriquecido. Es cierto que estamos hablando de niños de entre 9 y 11 años, por ello me resulta muy interesante la propuesta que tú realizas sobre la posibilidad de un diario de reflexión y acción dentro del entorno del aprendizaje con niños. Bien, como alternativa a los recursos más tecnológicos, o bien para edades más tempranas en dónde la competencia digital quizás no deba ser la más desarrollada.

    Por tanto, y respondiendo a las cuestiones finales, todo enfoque pedagógico tiene sus ventajas e inconvenientes, pero la adaptación y búsqueda de las mejores posibilidades dentro del proceso de enseñanza- aprendizaje debe ser uno de los objetivos dentro de nuestra competencia como docentes que no podemos obviar, tanto desde el campo de las TIC, como desde cualquier otro.  La pregunte es: ¿tenemos la suficiente capacidad dentro de nuestra formación para hacer frente a todo lo que ello supone? 

    Un saludo, Alba.

  • Adelaida Carballude Losada

    Hola, Andrea.

    Despues del comentario que has realizado, nos daremos cuenta de que el uso del PLE, como venimos haciendo en esta materia, resulta muy enriquecedor y comprobamos de forma directa que se puede aprender haciendo, interactúando...

    Quizás no nos damos cuenta de la utilidad que pueden tener este tipo de herramientas hasta que experimentamos con ellas. Ahora bien, esta forma de trabajar en la escuela Primaria, de principio, me parece muy atrevido. Digo esto pensando en el centro de prácticas en el que he estado, y los alumnos sólo tenían a su disposición un profesor puramente tradicional, la tecnología en el aula "brillaba por su ausencia". Para ellos, el hecho de buscar el diccionario era una novedad, y ya se iban por las ramas (entiéndase que se interesaban por un vocabulario no muy interesante para el contexto de aula). ¿Que pasaría si de repente en el aula decidimos usar un PLE como método de ensañanza? Pues el CAOS estaría servido, y las tutorías con los padres se masificarían. Siempre tenemos miedo a las cosas nuevas, y en cierta medida se puede entender. 

    El caso es que en las aulas el PLE, puede ser un recurso; pero hay muchas más formas de innovación educativa, que pasito a pasito y año tras año podemos ir introducciendo, darnos cuenta de las fortalezas y las debilidades, para, al curso siguiente poder mejorarlas. ¿Por qué no crear un blog donde el niño pueda registrar lo que hace a lo largo de la jornada escolar, para el conocimiento de sus padres?

    Puede que no tengamos la suficiente experiencia porque lo que venimos viendo desde pequeños. Ahora como docentes en prácticas, podemos comprobar que los niños ya no están motivados de cara al aprendizaje, ir a la escuela le supone un gran esfuerzo y  todo lo que allí hacen no les resulta intersante.

    ¿No os parece motivo suficiente para el gran cambio?

    Un saludo. Smile

  • Andrea Fernández López

    Gracias por vuestras aportaciones chicas! 

    Por una parte, Alba, tratando de contestar a tu pregunta, bajo mi sincero punto de vista y mucho a mi pesar creo que todavía no tenemos la suficiente formación para el reto que estamos planteando. Como bien reflexionamos el martes en clase, es en cierto modo incoherente que desde las instutuciones se nos venda la imagen de una digitalización total de la enseñanza y de la importancia de incorporar tecnología educativa en las aulas, y esto no se materialice ni repercuta en los planes de estudios, en este caso, obviamente en el Grado en Educación Primaria, ya que de modo obligatorio solo tuvimos una asignatura referente a dicho tema, y creo firmemente que aunque a muchas personas el "asunto" tecnológico les produzca pánico, es una realidad patente que tenemos que tener muy en cuenta, y repito, no se debe de obviar en esta formación inicial. Sin embargo, esto es tan solo el punto de partida, y particularmente en mi caso, y sé que en el tuyo también, Alba, (al igual que en el de los demás) le damos verdadera importancia al proceso de formación continua del profesorado. 

    Por otra parte, Aida, no puedo estar más de acuerdo contigo, quizá el PLE es un tanto "exagerado" para según qué cursos, pero lo que está claro es que habrá otras formas de innovación utilizando recursos tecnológicos que se pueden adaptar, o con los que nos sintamos más cómodos para empezar a usar las TIC en el aula, siendo de igual modo útiles y enriquecedores. ¡Lo que está claro es que no podemos empezar a hacer la casa por el tejado! Quizá para llegar al gran cambio debamos proponernos una serie de mini-cambios.

    Un saludo!SmileSmile

  • Eloy Muñiz Romero

    Yo sigo defendiendo que, obviamente y por cuestiones pedagógicas, el PLE es un interesante método de trabajo. La idea que subyace me parece muy adecuada para hacer los aprendizajes de los niños mucho más significativos. Con todo, enitendo que los niños han de atravesar según que etapas evolutivas y que será necesario adapatar la metodología en función de su edad y capacidades, no puedes pedir a un niño que mulltiplique sino sabe sumar.

    En cuanto a la capacidade de la que habla Alba yo personalmente creo que ahora mismo no estaría lo sufcientemente preparado. ¿Es una excusa? Desde luego un docente no puede permitirse el lujo de quedarse atrás en cuestiónes metodológicas o de innovación, los tiempos cambian y la educación ha de cambiar con ellos.

    Y como reflexión general...está claro que todo enfoque novedoso, innovador, empredendro, llámesele como querais, no va a ser conser y cantar. Cuando la idea es hacer algo distinto y nuevo las cosas requieren un tiempo, hay que tener paciencia y analizar cada paso para ver qué funciona bien y qué lo hace mal. Como decíamos en la clase anterior no podemos llegar y pretender cambiar la realidad de golpe, las cosas se hacen poco a poco, pasito a pasito y siempre analizando si está dando resultado o no. 

    Saludos :)