¿Cuál es la situación del profesorado ante el uso e integración de las TIC?

La incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a la sociedad  en general, y de forma específica al mundo de la educación, es una necesidad sobre la que es necesario avanzar, es decir, se trata fundamentalmente de impulsar la informatización de los centros y el uso práctico de las TIC en la educación, ya sea de la formación del profesorado o del desarrollo de las competencias digitales en el alumnado.

La actividad profesional del profesorado tiene lugar en un contexto caracterizado por un elevado grado de complejidad y por un gran dinamismo, lo que hace que el profesorado se vea obligado a integrar diversos conocimientos relacionados con el contenido curricular que enseñan, con la naturaleza de los procesos cognitivos y motivacionales de su alumnado y, actualmente, el conocimiento sobre el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para el aprendizaje.

El profesorado interpreta las TIC con sus prejuicios y predilecciones, en cuanto a las formas de uso y aplicación que consideran apropiadas o inapropiadas, es decir, las TIC tienen posibilidades y limitaciones como medios didácticos, lo cual con ellas se promueve la “innovación”, es decir, definir nuevos propósitos para las herramientas existentes y orientarlas hacia una finalidad educativa.

Las TIC presentan tres características básicas: la versatilidad (las tecnologías digitales hacen cosas muy diferentes, según quien y para qué las utilice), la inestabilidad (están en continua modificación y mejora) y la opacidad (la interacción con las TIC es simbólica y a su vez arbitraria).

Comenzaré esta reflexión centrándome en tres cuestiones que me parecen relevantes sobre la relación de las TIC y el profesorado: los motivos por los cuales el profesorado se adapta al uso de las TIC, las barreras con las que se encuentra el profesorado para llevar una buena práctica educativa con TIC y los conocimientos y formación del profesorado acerca de las TIC (¿posibles soluciones? ).

Teniendo esto en cuenta, ¿por qué motivos los profesores se adaptan al uso e incorporación de las TIC en el aula?

Los profesores deberían incorporar el uso de las TIC en sus metodologías con el fin de la mejora del aprendizaje a través de la innovación educativa, pero realmente al profesorado lo mueven diversos factores:

  • la necesidad de adaptarse a exigencias y expectativas externas como, por ejemplo, imposiciones de la Administración educativa o también por las políticas del equipo directivo o el objetivo de renovar la propia imagen personal y profesional gracias al uso de las TIC.
  • Captar la atención del alumnado.
  • Influencia de las facilidades de la tecnología para obtener y difundir la información.
  • Aliviar fatiga física derivada de la actividad docente (por ejemplo, mostrar un vídeo en el aula permite al profesor unos minutos de descanso).
  • Ayuda de las TIC para la preparación de las clases o la organización del aula.
  • Nuevas posibilidades de las TIC (por ejemplo, simulación de un experimento).

Teniendo en cuenta estos factores, la mayoría del profesorado usa e incorpora las TIC en el aula porque les ofrecen comodidad y al mismo tiempo, les satisface las demandas de los agentes externos al aula, pero no realmente porque creen que son una innovación educativa que propician un cambio metodológico.

¿Qué barreras encuentran los profesores a la hora de usar e integrar las TIC en el aula?

Entre las principales barreras se destacan tres principalmente:

  • Falta de habilidades en materia de TIC

No usan ni integran las TIC en el aula por falta de habilidades, no por razones pedagógicas o didácticas.

  • Falta de motivación y confianza en el uso de las TIC

El profesorado suele pensar que las TIC no “dan resultado” por ello su desconfianza acerca de estas, al mismo tiempo los docentes tienen miedo a revelar antes su alumnado el escaso conocimiento del funcionamiento adecuado de las TIC, no se sientes motivados con este nuevo recurso.

  • Formación inadecuada

Diversos programas de formación acerca de TIC no logran que los docentes las utilicen en sus aulas o mismamente diseñen materiales teniendo en cuenta la tecnología. Esto es debido a que en los cursos de formación no se centran en los aspectos pedagógicos de las TIC, sino que se centra mayoritariamente en desarrollo de habilidades para las TIC.

Partiendo de esto, ¿tiene el profesorado conocimientos y formación adecuada para el uso de las TIC?

la formación del profesorado  en los usos educativos de las TIC es un componente clave en todos los planes de reforma educativa y un factor esencial en el desarrollo de las buenas prácticas educativas con TIC” (Area, 2004; Casanova, 2007; Correa y Blanco, 2004; De Pablos y Jiménez, 2007)

Son muchos los profesores que no se  consideran competentes para abordar la integración de las TIC en la práctica educativa, así mismo los docentes no han descubierto la utilidad de estos nuevos recursos para el aprendizaje. Por lo tanto y con lo dicho anteriormente, se debería reformular la actual formación del profesorado en TIC, ya que no se establecen  conexiones pedagógicas entre las posibilidades de las tecnologías y la enseñanza de un determinado contenido curricular.

Para esto, como afirman De Pablos et al. (2010, p. 87) “es necesario replantear el modelo formativo, tanto inicial como continuo, del profesorado si se quieren superar esas limitaciones y conseguir que las TIC lleven a las aulas no sólo los recursos técnicos, sino también cambios metodológicos que contribuyan a la mejora de la calidad educativa”.

 ¿Posibles soluciones? Desde mi punto de vista, la integración de las TIC, a través de la formación del profesorado, ha de hacerse en forma de “espiral”, empezando por las tecnologías más familiares  para continuar, de manera paulatina, con las tecnologías más avanzadas. También los profesores deberían trabajar diseñando y elaborando los entornos de aprendizaje más apropiados, en cuanto a la tecnología, en cada área curricular y así poder satisfacer las necesidades del alumnado.

Para ello, los programas de formación del profesorado necesitan abandonar la oferta de cursos de perfil técnico y proporcionar estrategias de formación basados en la reflexión-acción sobre experiencias educativas con TIC dentro de los contenidos curriculares específicos, aparte de ayudar al profesorado a comprender los puntos fuertes y débiles de las tecnologías educativas en las áreas de conocimiento, aparte de intentar contribuir a que los docentes adopten el rol de diseñador de entornos de aprendizaje con apoyo tecnológico, con el fin de que vean las TIC más allá de un mero recurso innovador, sino que también como un cambio metodológico necesario para satisfacer las demandas de su alumnado, los cuales han nacido y pertenecen a una generación que ha nacido y se socializado en un contexto cultural caracterizado por la omnipresencia de las tecnologías digitales.

Bibliografía

Area, M. M., De Pablos P.J., Valverde B. J., Correa G.M., (coords.).(2010).Políticas educativas y buenas prácticas con TIC. Barcelona:Graó.

 

Comentarios

  • Lucía

    Unha entrada moi interesante, explicas moi ben certos aspectos clave sobre a integración das TIC nas institucións educativas! Wink

    Persoalmente, gustaríame salientar os motivos que mencionas sobre o porqué os docentes soen integrar as TIC na aula e, considero verdadeiramente alarmante que a gran maioría deles pouco ou nada teñan que ver co convencemento propio do profesor sobre as vantaxes que a inclusión das TIC lle pode acarrear na súa práctica diaria ou os beneficios que poidan supoñer para o aprendizaxe do seu alumnado. Este feito, na miña opinión propicia a inclusión errónea nos centros educativos das TIC, o que implica que non chegan posiblemente a aportar un beneficio real.

    Un saúdo! Smile

  • Mirian Cortiñas Pérez

    Me parece una entrada muy interesante Carla ya que realizas una reflexión sobre tres cuestiones relevantes en relación con la formación del profesorado en TIC!

    En relación con las posibles soluciones a cerca de la formación en TIC de los docentes, considero que sería interesante que se presentase la figura de asesor o colaborador en TIC que primero formase a los docentes en habilidades básicas en TIC y que después los acompañase en el proceso de aplicación de las mismas en el aula, podiendo así solucionar dudas y proporcional potencialidades y mejoras.

    Un saludo!

  • Carla Deira Noya

    Gracias por vuestras aportaciones!:) Realmente me he centrado en estas tres cuestiones, porque pienso que son realmente importantes a la hora de hablar de "profesorado y TIC", siendo así ,como bien aportas Miriam, estoy de acuerdo contigo en que es importante la figura del asesor para que estableciese un orden paulatino para formar a los docentes y asi mismo, que fuese como un guía en su aplicación en el aula,  "los acompañase en el proceso de aplicación de las mismas en el aula".

    En referencia a tu comentario Lucía, estoy totalmente de acuerdo y también he quedado sorprendida cuando estuve leyendo sobre los motivos por los cuales el profesorado integra las TIC, y realmente en todo momento pensé como tú, que sería por su propia conciencia de que mejorarian las prácticas que les pueden aportar las TIC en referencia a sus prácticas educativas en el aula. Pero lo malo es que no es así, como aporto en el texto, la mayoría del profesorado usa e incorpora las TIC en el aula porque les ofrecen comodidad y al mismo tiempo, les satisface las demandas de los agentes externos al aula.

    Un saludo chicas Smile

  • Adriana Mayán

    Interesante entrada Carla!!!

    Gustame a maneira na que responches as cuestións ás que fixestes alusión sobre a integración e uso das TIC, como as perciben o profesorado, os problemas existentes entorno a eles e as posible solucións. Claro que para todo elo é preciso contar cunha formación continuada para realizar un uso axeitado e sacarlle o máximo partido posible das súas posibilidades.Unha formación non solo teórica senón práctica.

    Un saúdo e grazas Wink