APRENDEMOS VISITANTO

Aprende todo lo que puedas sobre lo que estás haciendo” (Donald Trump)

Antes de comentar la visita realizada el pasado martes a uno de los centros que participa en el Proyecto Abalar, debemos preguntarnos o saber responder a qué es realmente Abalar.

Abalar es, a grandes rasgos y tal y como recoge la página Web de la Xunta de Galicia, un proyecto que busca la integración plena de las TIC en la práctica educativa de Galicia, proponiendo así un “cambio” o “modernización” en la educación.

Después de la visita me pregunto, cambio y modernización de qué? ¿De actividades? ¿De recursos? ¿De metodología?

Es cierto que en un primer momento, y teniendo en cuenta lo vivido, me resulto impactante entrar en esa aula y ver, no solo como en apariencia un simple armario podía albergar y dar carga a todos los ordenadores, sino también a nosotros mismos haciendo uso de ellos. ¡No me imagino si fuesen niños/as! Ahora entiendo más alguna de vuestras entradas, cuando habláis de lo que significó entrar por primera vez en un aula de estas características.

Sin embargo, quedarse con esto supondría restar importancia a otros de los objetivos de la visita. Así, además de tener la oportunidad de manejar los ordenadores disponibles, pudimos conocer y adentrarnos más en el espacio Abalar y en lo que este pone a disposición no solo del alumno/a, sino también del maestro/a.

Las diferentes dudas y aportaciones que iban surgiendo, así como las reflexiones sobre ello después de haberlo experimentado de primera mano, permitieron que unos nos enriqueciéramos de los otros.

Al mismo tiempo, esta salida también nos permitió comprobar, que no todo es lo que parece y que, volviendo a lo de siempre, NO ERES MÁS INNOVADOR POR EMPLEAR UN ORDENADOR!

Pero chic@s, a pesar de las limitaciones y los problemas que nos podamos encontrar, demostremos lo aprendido hasta ahora. Squeak, E-potafolios, los PLE en general,… ¿Os suena verdad?

¡La esperanza es lo último que se pierde!

Ah, se me olvidaba ¡ Más sesiones como esta !

Un saludo !

Comentarios

  • Andrea Fernández López

    Hola Zoraida! 

    Lo primero y lo más importante es que no puedo estar más de acuerdo contigo en esto que dices de: ¡Más sesiones como esta! Ya que para mí, fue una de las más productivas de este trimestre en cuanto a esta materia. No me refiero solamente al hecho de poder sumergirnos en el entorno educativo y en al aula propiamente dicha, que en cierto modo creo que ayudó, ya que estando allí pudimos ver más cerca nuestro futuro y provocó en nosotros un grado de motivación. No me refiero tampoco al hecho de vivenciar como podría ser una clase utilizando ordenadores ABALAR, lo que realmente me pareció productivo fueron la serie de consideraciones y reflexiones que hicimos en aquellas cuatro paredes. Salieron cuestiones tan importantes a mi parecer del tipo: ¿Que los niños transcriban un texto a ordenador implica verdaderamente un tratamiento de la competencia digital? ¿Trabajar la competencia digital implica dejar cierta libertad al alumnado arriesgandonos con ello a que accedan a recursos que no deberían? Como tú ya mencionas en la entrada, también surgieron otras cuestiones referidas a la innovación, a la concepción de que por usar un ordenador se está innovando. Estas, entre otras cuestiones creo que dieron y seguramente darán lugar a un debate muy interesante, y repito no pudimos realizarlas en un entorno mejor. 

    Ahora que llegamos a este punto y que después de las sesiones tenemos en mente un concepto de innovar mucho más amplio y verdadero del que teníamos al empezar la materia creo que es el momento de buscar alternativas, verdaderas propuestas de innovación, el momento de pensar: ¿Y si me encuentro en un aula ABALAR, cómo potenciaría y/o utilizaría esos recursos?

    Un saludo!Wink

  • Eloy Muñiz Romero

    NO ERES MAS INNOVADOR POR EMPLEAR UN ORDENADOR. Tengo que decirte que me ha encantado la frase, e incluso rima :)

    Si de hecho yo creo que el Proyecto Abalar ha modernizado las aulas en cuestiones de dotación tecnlógica, pero no en cuestiones educativas empleando las TIC. Al menos esa es mi sensación después de haber tenido la oportunidad de manejar los ordenadores del proyecto. 

    Como tú dices la esperanza es lo último que se pierde, y desde luego no debemos permitir que el sistema educativo que tenemos nos abduzca a nosotros también porque creo que después de lo que estamos aprendiendo hay lugar para esa esperanza de la que hablas. Las cosas pueden hacerdes de forma diferente!

    Un saludo :)