Visita a un centro Abalar

Por alejandroperez

El pasado martes tuvimos la ocasión de acudir a una visita guiada al colegio de La Salle en Santiago de Compostela, que actualmente está participando en el proyecto Abalar en los cursos de 5º y 6º de primaria.

Abalar es un proyecto que sustancia la estrategia para la integración plena de las TIC en la práctica educativa de Galicia, como una de las áreas de intervención de la Consellería de Educación e Ordenación Universiaria.

Durante nuestra visita pudimos analizar detalladamente como funciona un aula integrada en el proyecto abalar y los distintos elementos que la componen.

En primer lugar nuestro guía nos enseñó el funcionamiento de los equipos de almacenaje y de carga de los computadores abalar. También tratamos las dificultades a las que se enfrentan los maestros/-as que utilizan estos equipos.

Tras entender el funcionamiento de los equipos de almacenaje nos dispusimos cada alumno con un ordenador abalar como el que usan los niños de primaria para ver que herramientas digitales aportaban los mismos y que posibilidades de trabajo en el aula permiten.

Otro de los aspectos que nos acercó a la realidad de las aulas abalar son las dificultades que surgen a la hora de reponer equipos estropeados puesto que los tiempos de reposición son muy largos y esto implica tener a parte del alumnado sin poder trabajar en su equipo. 

En líneas generales el proyecto aporta herramientas y recursos muy interesantes siempre dependiendo de como el docente los utilice.

Iniciamos un debate durante la visita sobre si la innovación educativa depende de las nuevas tecnologías o dicho de otra manera, si la utilización de nuevas tecnologías implica directamente innovación.

Es obvio que el uso de las TIC en el aula no implica necesariamente innovación ya que en muchos casos su uso se limita a reproducir el libro de texto en versión digital y a realizar las mismas actividades que se realizaban en el libro de texto pero en formato digital. Por lo que el papel del docente es fundamental a la hora de sacar el máximo partido a los recursos que la infraestructura abalar aporta y no esta en si misma.