Desarrollo Profesional y Profesionalización Docente

Se pretenden acercar algunas reflexiones sobre las relaciones entre la formación de profesores, su desarrollo profesional y la profesionalización docente.

Como nos recuerda Montero (1996: 63) el campo semántico es amplio (profesión, profesional, profesionalización, profesionalismo, profesionalidad, etc.),… y dependiendo de su utilización de quien los maneje, con que finalidad, desde que perspectiva intelectual, con que intereses- sus significados varían enormemente.

La profesionalización puede definirse como el compromiso que el maestro adquiere desde su formación inicial y posteriormente durante su desempeño laboral, aspectos que le promueve, Marín (2004) el desarrollo de la eficiencia y la eficacia para engrandecer las capacidades requeridas en el trabajo educativo, compromiso que demanda de autoridades, docentes y sociedad un desempeño de calidad, que permitan la ampliación formativa de los ciudadanos contemporáneos, de quienes se solicita un trabajo innovador, pues deberán hacer usos de distintas capacidades, tales como resolver problemas y usar el lenguaje de manera funcional, para cumplir laboralmente bajo un enfoque y pensamiento universal, en la era del conocimiento, como se le ha calificado al momento actual.

Un primer debate se ha movido en torno a si la actividad docente puede llamarse
profesión o, por contra, es una semi-profesión.
A partir de los rasgos que caracterizan a una y otra se juzgan los límites y posibilidades.
Shulman (1998) en Fernández Cruz (1999:84) establece que una profesión responde a los siguientes criterios:
a) obligación de servicio a los otros con una cierta “vocación” (desarrollo de una comprensión moral que guíe su práctica y medie entre habilidades y conocimientos)
b) comprensión de un cuerpo de teorías o conocimientos establecidos
c) dominio -cualificado- de actuaciones prácticas (habilidades y estrategias)
d) ejercicio de juicio en condiciones de inevitable incertidumbre (discrecionalidad)
e) necesidad de aprender de la experiencia como interacción de la teoría y la práctica
f) existencia de una comunidad profesional que, además de desarrollarse cualitativamente, está comprometida públicamente respecto a las prácticas individuales.
Una caracterización semejante la encontramos en Ferreres (2002) en referencia a un trabajo de Benedito, Ferrer y Ferreres (1995) en el que definen profesión como el conjunto de las características de ocupación, vocación, organización de sus miembros (de prestigio, de estudio y ocupacional), formación, orientación del servicio y
autonomía.
En ambos casos se trata de una caracterización que refleja fielmente, si bien de forma amplia, lo que entendemos por profesión, y puede aplicarse a la profesión docente.
Ahora bien, si la confrontamos con lo que según otros autores es una semiprofesión,
encontramos puntos de aproximación con los que también y sin duda debemos identificarnos; haciendo una síntesis de diversos autores, podríamos definir semiprofesión a partir de:
a) carencia de cuerpo de conocimientos propio y complejo (entendiendo esto de forma diversa si se trata de una cuestión individual o colectiva)
b) ausencia de criterios restrictivos en el acceso a la profesión (o, podría añadirse, ausencia o deficiencia de actualización en la formación inicial de los futuros egresados, y/o permanente)
c) falta de organización profesional monopolista
d) elevada feminización
e) heteromia frente al Estado u otras instancias sociales.

¿Cúal créeis que se identifica más con la docencia?

La formación del profesorado es un requerimiento importante para hacer frente a la actual crisis de nuestras escuelas y de la sociedad. Los programas de formación del profesorado, deben servir para introducir a los docentes en la lógica del orden social.

Montero (2001) nos recuerda que el argumento del ataque a la docencia como profesión viene de la constatación de la excesiva dependencia de la experiencia, del escaso consenso respecto al conocimiento básico -a pesar del aumento de la investigación-, la constante separación de la teoría y la práctica, y el fracaso de los profesores a la hora de interiorizar la teoría y la investigación disponible.

Reconstrucción realizada a partir de:

https://www.ugr.es/~recfpro/rev132COL3.pdf

http://portalsej.jalisco.gob.mx/sites/portalsej.jalisco.gob.mx.investigacion-educativa/files/pdf/Formaci%C3%B3n%20docente%20y%20profesionalizaci%C3%B3n%20CANDELARIO.pdf

http://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/8895/11BBTProfesionalizacion.pdf;jsessionid=D06035EE2CCF96378C63109BCA40F7B7.tdx2?sequence=7