Docentes y TIC.

Docentes y TIC. En esta entrada me centraré especialmente en cómo los docentes llevan a cabo el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación en el aula, ya que de todos es sabido que en estas últimas décadas se han convertido en una herramienta esencial para nuestro día a día. De tal forma, también han pasado a estar presentes en la educación, lo que supone que los profesionales dentro de este ámbito tendrán que hacer frente a un nuevo reto que se plantea, empezando a hacer uso de las mismas en los centros educativos.

Para hacer uso de las TIC como una herramienta de apoyo y aprendizaje para los alumnos/as y el profesorado, se debe de tener en cuenta aquellas dificultades que obstaculizan que esto sea así. La primera de ellas se vincula a la propia actitud del docente, pues una parte de los mismos presentan escasos conocimientos sobre el manejo de dicho recurso, lo que le hace perder confianza en la capacidad del mismo para desarrollarlas. La segunda, está relacionada con esta primera, ya que aún teniendo escasos conocimientos acerca de esta temática, algunos tampoco hacen por remediarlo a través de una formación continua sobre dicha temática, que además, les permitirá llevar a cabo una renovación metodológica. Por último, la tercera tendrá que ver con las dificultades de tipo técnico y económico de las TIC, pues en algunas Comunidades Autónomas de España, sí se ha hecho un gran esfuerzo para implantar dicha herramienta en los centros educativos, pero en muchas otras, hay escasez de estos recursos para poder desarrollar un nuevo método de enseñanza que conlleve la creatividad, la motivación y la aparición de experiencias personales e individuales.

Con el paso del tiempo el acceso a estas herramientas se vuelve más viable, lo que permite que el profesorado pueda contar con materiales tecnológicos de apoyo en todos los ciclos educativos, desde infantil hasta la educación en personas adultas, pasando también por una educación dirigida a alumnos/as que presentan alguna discapacidad o dificultad en el aprendizaje.

Además el profesorado debe concienciarse también de todas las posibilidades que las TIC presentan, ya que no sólo se tiene que llevar a cabo un aprendizaje basado en el apoyo y seguimiento de un libro de texto en un área curricular concreta, sino que se puede llevar a cabo el uso a mayores de dichas herramientas, que potencian un aprendizaje colaborativo entre el alumnado y el profesorado.

En relación con lo antes mencionado y que tiene que ver con la formación de los docentes en TIC, cabe destacar la existencia de cursos que permiten que estos mismos junto con formadores, educadores y coordinadores TIC, se formen para potenciar el uso de las nuevas tecnologías en el aula. El problema en cambio, cómo ya he dicho, es la actitud que estos tomen para potenciarlo en la institución educativa.

Cuando mencionamos a las TIC en educación, estamos desarrollando el término de innovación en el aula, un elemento que debe estar intrínseco en el docente para conseguir resultados beneficiosos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de sus educandos. Por ello innovar con TIC, también debe fomentar no sólo en el alumnado la creatividad, sino que este elemento tiene que estar presente a su vez en el profesorado, para llevar a cabo el uso de métodos que ofertan estas herramientas, y que les permitirán valorar desde otra perspectiva, las capacidades y la evolución de todos los integrantes del aula.

Por esto, me parecería conveniente que cada uno de vosotros plasmara su opinión acerca de este tema. Yo como ya he destacado, creo que es completamente necesario un cambio de actitud en aquellos profesionales de la educación que no se atreven a potenciar el uso de las TIC en el aula por miedo a qué salga mal o por pereza, pues en estos tiempos, hablar de innovación y de creatividad en este ámbito, conlleva a la aparición de cualidades positivas en la persona que lo integre, además de que se crean experiencias educativas enriquecedoras no sólo para el alumnado, sino también para los docentes que podrán aprender de sus alumnos/as a través de las mismas, y gracias a desarrollar su propio proceso de innovación y creación.

Webgrafía:

- http://www.ite.educacion.es/formacion/materiales/112/cd/m7/las_tic_en_el_aula_profesoras_y_profesores.html

Comentarios

  • Lucía

    Unha entrada moi interesante Gabriela!

    A miña opinión coincide considerablemente coa que ti manifestas, xa que creo imprescindible un profundo cambio de actitude no profesorado cara ás TIC para lograr a súa inclusión nos centros educativos, de xeito que verdadeiramente impliquen unha innovación real e, que polo tanto se abandonen os métodos tradicionais de ensinanza, pois de nada serve integrar as TIC se se continúan a perpetuar os mesmos. Con este fin, paréceme importante que se produza unha reformulación na formación permanente do profesorado, xa que despois de traballar co Plan Anual de Formación Permanente deste colectivo en Galicia, puiden observar que unha gran parte da formación ofertada está relacionada coas TIC, mais ésta impártese esencialmente a través de cursos (os cales son excesivamente teóricos e pouco aplicables á práctica segundo opinións dos propios usuarios) e cuns obxectivos que distan moito da creación ou modificación de actitudes sobre as mesmas, focalizándose no aprendizaxe do seu uso técnico. 

    Un saúdo! Smile

  • Mirian Cortiñas Pérez

    Pienso que acerca de este tema, todos tendremos opiniones bastante parecidas, ya que como sabemos la implicación del profesorado con las TIC, no está siendo lo suficientemente adecuada. Pero parece que toda la culpabilidad recae en el profesorado, sin olvidar que los proyectos que se han implantado hasta ahora en los contextos escolares, se han centrado , generalmente en la dotación de medios y recursos, quedando en un segundo plano la formación de los docentes para potenciar la aplicación de las TIC en el aula.

    Si que es cierto, que la autoformación, es un concepto que refleja la responsabilidad de cada uno en adquirir nuevos conocimientos, habilidades o actitudes en un tema determinado, pero por otro lado tenemos que cuestionarnos cual es la oferta que se está ofreciendo para formarse en la aplicación de las TIC en el aula.

    Por otro lado, me parece fundamental señalar la idea de que el profesorado tiene miedo a experimentar el uso de als TIC con sus alumnos, ya que esto está ligado por un lado al miedo a equivocarse, en lo que deberiamos trabajar para destacar que equivocarse es aprender y además, hablar de innovación y creatividad implica cambiar estructuras y organizaciones del centro que de una manera u otra afectan al conjunto de los mismos, por ello, considero que es necesario contar con apoyos, tanto de los alumnos, como de la dirección del centro y de los demás docentes.

    Una reflexión muy interesante Gabriela

    Un saludo!

  • Adriana Mayán

    Intersante entrada Gabriela!!!

    Comparto profundamente a túa opinión xa que ante todo o que está xirando entorno á educación, é dicir, a posibilidade de mellora, adaptándoa ós novos tempos é preciso que o primeiro paso sea dado polo profesorado, que se implique na súa labor de cada ó integramento das TIC nas aulas. O profesorado debe ter a iniciativa de comprometerse, formándose e actualizándose para adquirir maiores competencias sobre o uso das TIC para que e romper cos esuqemas tradicionais de ensino ata agora existentes.

    Sen embargo, os cambios non só poden producirse no profesorado senón en todo o sistema no seu conxunto. Aínda que o profesorado teña a iniciativa de aprender é certo que hai que proporcionarlle formación que o capacite par este novo rol a desenvolver e non sobredotar de recursos cando non saben empregalos ou utilizalos educativamente.

    Ademais como ben apunta Mirian o profesorado ten medo a afrontar esta situación que se lle presenta por diversos motivos (inseguridade, medo...) por iso é importante facilitarlle o camiño debido o gran recto que teñen que asumir.

    Grazas e un saúdo

  • Olaia Gude Urdangarín

    Hola Gabriela

    Yo creo que muchas de las inseguridades que aquí mencionas se derivan por un lado de la falta de formación, que arremete peligrosamente sobre la autoconfianza de los maestros y maestras, pues éstos no se sienten o suficientemente preparados o capaces para utilizar las TICs en el aula, tienen inseguridades porque no saben cómo hacerlo, de ahí la gran importancia de una formación permanente del profesorado que abarque el tema de las nuevas tecnologías.

    Por otro lado, creo que esta situación también es debida a la falta de confianza depositada en el colectivo docente por parte de la sociedad en general, que, definitvamente, mella por completo su autoestima.

     

    Un saludo!

  • Gabriela Díaz Rodríguez

    Gracias por comentar chicas! Veo que coincidimos en la misma opinión. Formar es la clave para que, como dice Olaia, no peligre la autoconfianza y no existan inseguridades en los docentes. Se trata de que cada uno sepa donde posicionarse con respecto a las TIC, siendo consecuente con lo que debe cambiar, mejorar o potenciar. Así que ya sabemos, a trabajar duro en nuestra formación para que el día de mañana seamos consecuentes con lo que aquí plasmamos! Un saludo chicasSmile