La desprofesionalización docente

       La docencia ha sido estudiada durante años para poder analizarla y tratarla como una profesión. Es innegable la función social que esta cumple y lo relevante que es para formar personas capaces de ser autónomas en un futuro. Pero, ¿cuales son los elementos que no ayudan a que el ejercicio docente sea visto como una profesión?

      Primeramente veamos cual es la definición que nos aporta Hoyle (1995) sobre lo que es una profesión:

“...una ocupación de una serie de miembros que poseen un nivel elevado de conocimientos (técnico y especializado) y habilidad... el conocimiento técnico está fundamentado en dos componentes: a) una práctica validada (sistemáticamente examinada por la tradición o la ciencia), y b) proposiciones que incluyen modelos teóricos y descripciones de indicadores específicos, que guían la aplicación de esa práctica en casos particulares”.

       Como vemos, por esa definición podríamos afirmar que la actividad docente sí podría ser definida como una profesión. Además, me gustaría enlazar esta definición de Hoyle con el análisis que hizo nuestra compañera Olaia sobre los diferentes puntos que expone el autor sobre lo que es una profesión:  Red Social del Grupo de Investigación Stellae: ¿ES LA ENSEÑANZA UNA PROFESIÓN?  Sin duda muy interesante y que recomiendo leer.

         Y una definición de lo que es un profesor nos viene de la mano de Blat y Marín, quienes lo plasman de la siguiente forma:

“profesor es el que se dedica profesionalmente a educar a otros, quien ayuda a los demás en su promoción humana, quien contribuye a que el alumno despliegue al máximo sus posibilidades, participe activa y responsablemente en la vida social y se integre en el desarrollo de las culturas." 

       Veo esa definición muy bonita y realmente necesaria. Los docentes son auténticos profesionales pero ...

      ¿Qué es esto de la desprofesionalización? ¿ Cuales son los motivos? ¿Que efectos tienen para el colectivo de profesores?

       Podríamos definir la desprofesionalización como el efecto de desgaste y desprestigio de una profesión, ya que esta no es vista como tal por la sociedad, ya que carece de algunos elementos que la harían de por sí una profesión. Elementos como, por ejemplo, tener una habilidad determinada o unos conocimientos específicos.

       En la sociedad del conocimiento, vemos que es innegable que los cambios que se están produciendo en la sociedad son abruptos e imparables. Hargreaves (1997) reflexiona al respecto , y pone énfases en los cambios que padece ( y sufre en muchos casos) la profesión docente. No en vano dice que "estamos en una sociedad de aprendizaje donde todo el mundo enseña y aprende y nadie es experto". Con esta frase empezamos a dilucidar cuales son los motivos de ese desprestigio o pérdida de estima social.

Entre ellos encontramos los siguientes:

Podemos ver diversos frentes, los cuales solo probocan flaqueza al ejercicio docente. Tales como:

  • La ausencia de una cultura docente común. En este caso Marcelo(1995) sobre este problema “la inexistencia de una cultura común a los docentes que se transmita a los candidatos a profesor”. Dejando ver una clara desventaja profesional en ese sentido, ya que la individualización de la profesión docente y la poca realimentación entre profesores experto y los noveles es algo tangible ( como también nos acerca Novoa en "O regresso dos professores"). 
  • A la par que la ausencia de la cultura docente, tenemos que hablar de la poca "forma" que toma la identidad de los maestros . Estamos frente a un colectivo amplísimo con una gran disparidad en cuanto edades, objetivos formacionales, puestos, contextos de trabajo, etc. Con lo cual, solo podríamos atrevernos de hablar de la identidad individual de cada profesor, pero no de una identidad de carácter colectivo a la que puedan adscribirse.
  • Las notas de acceso junto con el gran número de docentes provocan poca seriedad a la hora de hablar de esta profesión. Estoda a entender que las bajas cualificaciones que se ponen como nota de corte para acceder a la formación no sirven como un elemento de motivación, dando acceso a la enseñanza a personas que carecen de vocación por que les era más sencillo. Esto sucede en primaria, normalmente los profesores de secundaria están en más estima debido a otro tipo de formación.
  • Asociado con lo anteriormente dicho, encontramos que las personas que acceden a la formación suelen ser de clase media, media-baja, baja. Personalmente no me gusta hablar de "clases sociales", pero indudablemente existe una realidad de índole económico que nos contiene según el poder financiero que tengamos. Pero, como hemos ya comentado en el párrafo anterior, la formación del profesorado se vuelve una herramienta de acceso fácil a personas que tienen pocos recursos. Desgraciadamente esto es malo para la profesión, ya que no se forman personas con motivación en lo que es la docencia, si no en poder trabajar y ganar un sueldo (algo que no puedo ver como malo si hablamos en términos sociales). Estamos ante una paradoja en este sentido.

  • La feminización de la carrera es otro aspecto que podemos entender como en "detrimento" de su visión profesional. Esto es debido a que esta profesión fue una de las primeras en acoger a las mujeres como trabajadoras, en una de las denominadas profesiones "ancilades". Se cedía el cargo a las mujeres por considerar menor la importancia de dicha profesión ( como en el caso de Enfermería). Este aspecto da mucho que reflexionar. Nos encontramos ante una realidad muy compleja, especialmente para las mujeres. Se ve que todavía queda mucho para conquistar la relevancia social de la actividad laboral de las mujeres. Un claro ejemplo de que todavía queda mucho para poder hablar de "igualdad de género". Blogs como el de Lucía Guerra: Red Social del Grupo de Investigación Stellae: A feminización da profesión docente, pero non en todas as especialidades nin postos laborais.; Brétema Parras: Red Social del Grupo de Investigación Stellae: Feminización da docencia ; o Miriam Cortiñas: Red Social del Grupo de Investigación Stellae: Feminización de la profesión docente, hablan más profundamente sobre este tema. También hacer alusión a las diversas entradas sobre el techo de cristal que existe para las mujeres en la profesión docente: Isabel Fernández: Red Social del Grupo de Investigación Stellae: Techo de cristal y las mujeres. Situación evidente en la función docente. y Xeila Raposo: Red Social del Grupo de Investigación Stellae: Bajo un techo de cristal.

  • El salario de los docentes: suele establecido por las políticas educativas (excepto los centros privados) y con frecuencia estas son más bajos que la de otros profesionales con semejantes exigencias cognitivas en el transcurso de su carrera, junto con un elevadísimo número de horas de trabajo.

       Esto provoca varias situaciones, no precisamente agradables para los profesores. Normalmente derivan al famoso malestar docente, y , como ya hemos dicho antes, a la desvalorización de la profesión.
        Hablando del malestar docente, veo importante poder enlazar diferentes blogs de mis compañeras que han tratado este tema:
 
También es interesante ver la otra cara de la moneda, cómo es el bienestar docente:
 

      Enlazado con este tema, debería hacer alusión obligada a algunos blogs de mis compañeros donde hablan de cómo es visto el profesor: 

 

Y vosotrxs, ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Qué puntos resaltaríais de la desprofesionalización docente? ¿Incluiríais otros puntos?

 ¡Un saludo!

 

Bibliografía/Webgrafía:

Montero, L. (2001); La construcción del conocimiento profesional docente. Santa Fe: Homo Sapiens Editiones.

Recuperado el 30-11-2014 www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/8902/capituloII.pdf;jsessionid=40A3C6B58A23945A1B4D8872020216AF.tdx1?sequence=5

Recuperado el 30-11-2014:Dialnet-ProfesionalesYBurocracia-248991.pdf

Recuperado el 30-11-2014:www.tendenciaspedagogicas.com/Articulos/2011_18_09.pdf

Recuperado el 30-11-2014:wikiMemorys - Desprofesionalización docente

Comentarios

  • Olaia Gude Urdangarín

    Hola Raquel!

    Me parece muy interesante que plantees esta pregunta ahora, pues esta cuestión ya había sido tratada a principio de curso, pero ahora, creo que todos tenemos las ideas más ordenadas y claras.

    Desde mi punto de vista, es harto necesario luchar contra esos frentes de los que hablas que desprofesionalizan a los docentes, pero, muchos de ellos, ya están, hoy en día, comenzando a cambiar; por ejemplo, en cuanto a la feminización de la profesión docente, cada vez son más los chicos que se suman al carro de la docencia. Aunque también es cierto que otros, como los salarios, no mejoran, sino que empeoran...

    Aunque esta profesión esté afectada por las deficiencias que expones en tu texto, desde mi punto de vista, la enseñanza es una profesión y los maestros son los profesionales de la enseñanza, pues como vimos en clase a partir de autores como Hoyle, al que también nombras en tu texto, la docencia cuenta con una serie de requisitos que la convierten, definitivamente, en profesión.

    Muy buena entrada Raquel, buenas noches!

  • Ana María Rey Calvo

    Ola Raquel,

    Pareceme que fixeches unha interesante reflexión acerca da desprofesionalización docente. Como sabemos, a figura do profesor/a atópase socialmente desvalorizada afectando severamente a este colectivo e provocando neles, o que denominamos malestar docente. Esta situación é causada por todos aspectos expostos que, ademáis de desprofesionalizar a docencia, penso que lles restan estatus e prestixio.

    Ó igual ca ti, penso hai moito traballo por facer e loitar contra eses frentes que mencionas para que a profesión docente goce do prestixio que se merece.

    Boa noite! Smile

  • Carla Deira Noya

    Muy buena entrada Raque!:) La verdad es bueno siempre retomar los temas tratados, por lo cual, este tema lo hemos tratado a principios de curso y resultó un buen debate, pero ahora creo yo que podemos argumentar mejor sobre esto teniendo más argumentos mejor organizados. Como bien nombras hace tiempo, concretamente casi al principio de este cuatrimestre,hize un viaje sobre la imagen que tienen los diferentes medios de comunicación sobre el profesorado, realmente este tema me parece muy importante, ya que los medios de comunicacicón muchas veces "exageran" o mismamente no cuentan lo que realmente es, por lo cual muchos de estes medios hacen que el profesorado se sienta desvalorizada y como bien opina mi compañera Ana María les restan status y prestigio, sabiendo que sin educación nada puede ser posible.

    Debemos luchar como fututos profesionales de la educación contra este malestar docente y esta desprofesionalización intentando que la profesión docente tenga poder como tienen otras profesiones.

    Un saludo Raquel!

  • Jenifer Bardanca Millor

    Muy buena entrada Raquel, como bien dice Carla creo que en estos momentos nuestras argumentaciones serían mejores debido al mejor conocimiento del tema y de la materia en general. Un saludo

  • Raquel Dominguez Arines

    Muchas gracias por todos los comentarios chicas. Es un placer leer vuestras impresiones y que las compartais conmigo. 

    ¡Un saludo!