La zona mágica: Innovación y desarrollo

Son cosas chiquitas (…) pero quizás desencadenen la alegría de hacer y la traduzcan en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable”.

Las pequeñas cosas (Eduardo Galeano)

En un contexto en el que todo es mutable, cambiante y más complejo, siempre es bueno y necesario reflexionar, pensar, repensar, construir, reconstruir, imaginar…y buscar nuevos caminos que nos conduzcan a nuevos destinos, a nuevas posibilidades. Es un mundo basado en la incertidumbre de no saber con certeza qué pasará mañana, si sabemos que piezas son las que se están encajando esta realidad y el camino hacia el que el discurso nos lleva: Relaciones entre el profesorado, emociones y actitudes, la complejidad docente, el cambio de relaciones de poder en los centros, la autoformación, la comunicación, la formación en la comunidad, las nuevas tecnologías.

innovar

                                                                                                      

La formación del profesorado debería promover la reflexión, un posicionamiento crítico del profesorado, potenciando un proceso constante de autoevaluación de lo que se hace y analizando por qué se hace. Se convierte en una necesidad el analizar los aciertos y los errores, ya que tener faltas y no corregirlas es el verdadero error (Confucio en el Libro XV). La observación y la valoración de la enseñanza facilitan datos al profesorado que favorecen el aprendizaje del alumnado; analizar las contradicciones y denunciarlas buscando alternativas de cambio. Cuestionar la situación que se está viviendo e influir en nuevas propuestas, en el cambio, en el desarrollo.

La innovación supone un planteamiento crítico, por el cual se cuestionen las experiencias, tradiciones, pautas; se relacionen con el contexto; se busquen alternativas; se aplique y recupere la imaginación, y se pasen las “verdades ciertas” por el filtro de la duda” dice Imbernón (2007, p.17)  pero no solo hay que pasar lo pasado por el filtro de la duda, sino también el propio presente y el futuro. “Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes” (Bernardo de Chartres) no somos tan solo un presente, también tenemos un pasado y una historia muy rica de la que partir para salir de la mera “reproducción”. Pasar de nuestra “zona de confort” a la “zona de aprendizaje” (ampliar la visión del mundo), hasta llegar a la “zona de pánico” o la “zona mágica” (experimentación, de la innovación, del cambio, del desarrollo).

desarrollo sostenible

La innovación implica creatividad, ideas que permitan el cambio, pero el cambio no tiene por qué implicar mejora o desarrollo sostenible, sin embargo, el desarrollo sostenible sí que implica innovación y creatividad. En el documental Innovar o morir se recoge esta reflexión “Si se potencia la creatividad en el mudo (teatral) educación, si se potencia el “hecho creativo”, la búsqueda de nuevos lenguajes, la búsqueda de nuevas vías de formación para (los actores, directores, bailarines, etc.) los maestros, asesores, formadores, etc. se estará dando a este país la posibilidad de ser punteros, de construir un proyecto de futuro. Si no se potencia la creatividad, la creatividad quedará enfangada en recursos que se repetirán y repetirán y repetirán y no llegarán nunca a nada.”

Imbernón (2007) defiende que para que se dé la innovación en el centro se ha de potenciar una formación en la cual se establezcan espacios de reflexión y participación para que el profesorado aprenda con la reflexión y el análisis de las situaciones problemáticas  de los centros, y que parta de las necesidades de esa realidad para establecer un nuevo “proceso formativo” que posibilite el estudio de la vida en el aula y en el centro, los proyectos de cambio, y el trabajo colaborativo fundamentales para innovar. Proponiendo a su vez una serie de líneas para llevarlo a la práctica:

-          La reflexión contextualizada sobre la práctica.

-          La creación de redes de innovación, comunidades de práctica formativa y comunicación entre el profesorado. 

-          La posibilidad de una mayor autonomía en la formación con la intervención directa del profesorado.

-          Partir de los proyectos de las escuelas para que el profesorado decida qué formación necesita para sacar adelante el diseño, la puesta en marcha y la evaluación del proyecto, de las experiencias innovadoras.

Potenciar el intercambio de experiencias entre iguales y con la comunidad puede posibilitar la formación en todos los campos de intervención educativa y aumentar la comunicación entre la realidad social y el profesorado.

“Las verdaderas innovaciones tendentes a mejorar los procesos de enseñanza – aprendizaje  dependen del profesorado”. Parcerisa, 2006

Los docentes conocen la realidad que se da en el aula, pero también la realidad social – comunitaria en la que está inmerso el centro, así como forman parte de ambas. Pero no sólo los docentes, sino también los profesionales de la educación implicados en los procesos de formación, de enseñanza y aprendizaje. Estos profesionales tienen (o tendrían que tener) una formación específica como profesionales de la enseñanza. A través de su labor se pueden contextualizar los procesos y recursos, articulando el diálogo entre la comunidad y la escuela. Es necesario entender la práctica y comprender los problemas reales para poder mejorarla. Siguiendo las palabras de Steve Jobs, “La creatividad es simplemente conectar ideas”, pero esas ideas han de conocerse en profundidad.

educación para el desarrollo

Conocer, analizar, reflexionar acerca de su práctica  para tomar las decisiones correspondientes con las que se pueda ir mejorando progresivamente los procesos de enseñanza y aprendizaje, así como su propia formación y aprendizaje, de cara a una mejor calidad de la educación; a través de la mejora continua de las variables que intervienen en esos procesos. Los profesionales de la educación son quienes mejor pueden conocer, acercarse a estas variables, así como quienes mejor pueden intervenir para mejorar los procesos, adaptando su acción a las nuevas situaciones que se van creando, adaptando e innovando en el contexto educativo-social.

 

Referencias bibliográficas y documentales:

  • Castro Rodríguez, Mª M., Rodríguez Rodríguez, X., Zapico Barbeito, Mª H. (2013). Materiais didácticos e experiencias educativas innovadoras. Noia: Toxoutos / Nova Escola Galega.
  • Hargreaves, A. (2003) Enseñar en la sociedad del conocimiento. Capítulo 1: Enseñar para la sociedad del conocimiento: educar para la creatividad. pp. 19 - 42. Ed. Octaedro, España.
  • Imbernón, F. (2007). La formación permanente del profesorado. Nuevas ideas para formar en la innovación y el cambio. Barcelona: Graó.
  • Parcerisa, A. (2006) (6ªe). Materiales curriculares. Cómo elaborarlos, seleccionarlos y usarlos. Barcelona: Grao.
  • Vídeo ¿Te atreves a soñar? Accesible en:
  • Documental Innovar o morir. Accesible en: