Construcción de materiale didácticos

Introduzco esta entrada ya que creo que es de suma importacia para l profesorado que trabajará con dichos materiales y nosotros como pedagogos debemos conocer como podrán ser elaborados de la manera más óptima.

Para llevar a cabo la elección y selección de materiales docentes adecuados para la impartición de una materia será necesario realizar un análisis crítico por parte de los profesionales de la educación. ¿Cuál es exactamente nuestro papel como pedagogos/as en relación a los materiales didácticos?

El diseño de materiales es una responsabilidad que nos atañe como pedagogos/as; sin embargo, contamos con el apoyo de profesionales de los distintos ámbitos para ello. Es iprescindibe contar con expertos/ as en temas como podrían ser Física, Matemáticas o cualquier ámbito específico del que no tengamos conocimiento y que nos proporcionen un amplio conjunto de contenidos que tendremos que someter a un proceso de filtrado a través de una serie de cribas: los criterios establecidos desde el conocimiento pedagógico.

No todos los contenidos que sugieran los expertos/as formarán parte del material diseñado.A la hora de confeccionar un material, nos decantamos por priorizar unos aspectos sobre otros. Este es el concepto de enfoque crucial a la hora de seleccionar los contenidos de interés y ordenarlos por secuencias. Si queremos elaborar un libro digital de Física para Bachillerato, podemos centrar nuestra enfoque en la resolución de problemas a partir de una serie de fórmulas, o bien, plantear una serie de problemas en los cuáles las fórmulas tengan que ser deducidas por el alumnado. En el primer caso, nuestro enfoque se centrará en la aplicación de fórmulas en diferentes situaciones, y en el segundo, en la confección de estrategias de deducción en función de una situación dada. Podría decirse que en la primera "Aplicar fórmulas = saber física", y en la segunda, "Pensar = saber física".

Detrás de cada proceso didáctico subyacen unas teorías del aprendizaje que le dan forma y sentido, o lo que es lo mismo: se realizan diferentes propuestas de enseñanza, en función de cómo es el aprendizaje del alumnado. Del mismo modo, todos los materiales diseñados responden a unas teorías del aprendizaje u otras. Supongamos, por ejemplo, un libro de biología en el cuál sólo se consideran válidas las respuestas correctas, mientras que las incorrectas tan siquiera se corrigen. El/la estudiante, realizará los cuestionarios, memorizando las respuestas válidas -aquellas en las que obtiene un refuerzo positivo-, sin preocuparse en saber por qué el resto de opciones no son válidas. Este material se basaría pues en la Teoría Conductista, y buscaría el aprendizaje memorístico y lineal del alumnado.

Las cuestiones ideológicas también se ocultan en los procesos de análisis o de diseño de materiales didácticos. La más obvia, como es habitual, viene de la mano de la política. Imaginemos un libro de Historia en el cual se sustituye "el estallido de la sangrienta Guerra Civil" por "el alzamiento nacional contra la tiranía de la República". O por ejemplo, un libro de biología en el que se afirme que "el hombre es la especie superior de la naturaleza", ofreciendo de este modo una visión distrosionada por el antropocentrismo. Sin entrar en los conocidos origenes del universo "creado por dios en siete días", por supuesto.

Por último, es fundamental diseñar una secuencia adecuada en los contenidos, avanzar de lo simple a lo complejo y una que siga la evolución psicológica del alumnado, por ejemplo (enseñar a sumar antes que a multiplicar). Incluso podríamos hablar de dos tipos de secuencias:

Como pedagogos, nuestra tarea consistirá en la reestructuración y modificación de los contenidos, en función de los aspectos abordados en los párrafos anteriores para crear materiales que puedan ser útiles tanto para el docente como para el alumnado.

WEBGRAFÍA:

http://educacionencambio.blogspot.com.es/2008/03/anlisis-de-materiales-didcticos.html