"Dar clase con la boca cerrada"

En una de las clases hablamos de “dar clase con la boca cerrada”, después de estar reflexionando y leyendo información en diversos sitios, he llegado a la conclusión de que esta técnica puede ser de gran ayuda a la hora del aprendizaje.

Normalmente estamos acostumbrados como ha salido en un vídeo que puse con anterioridad, que la figura de los docentes, en muchas ocasiones, es considerado como una simple figura que transmite información. Es decir, los alumnos se sientan y este se ocupa de “vomitar” información sin preocuparse de si el conocimiento es adquirido por los escolares o no. En todo caso, no creo que en todas las situaciones se de esto, pero creo que dar clase con la boca cerrada favorece en gran manera la reflexión de los alumnos, ya que de esta manera estos pueden ser miembros participes de su propio aprendizaje y por lo tanto esto se consolidará de una manera más duradera.

Os animo a reflexionar sobre esto y para concluir os dejo una cita: “dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo” Benjamin Franklin