Formación dentro y Fuera de la escuela!

Por Noemi Durán

Modalidad de formación dentro de la escuela, constituída por maestros de todas las edades y géneros, permite que los profesores noveles busquen ayuda en los más experimentados. De igual manera, las historias de los profesores noveles, cargados de preocupaciones y miedos promerizos rememoran la trayectoria de los profesionales más rodados, consolidando la creencia de que la confianza profesional nace de un proceso reflexivo que se construye con los años.

De igual forma, el intercambio de relatos provenientes de relatos provenientes de contextos diferentes (tipologías de escuelas, entornos sociales diversos) favorece la consciencia de pertenencia al colectivo de profesores.La confirmación de inquietudes y preocupaciones parecidas evidencia la creencia de que todo acto educativo se sustenta por personas humanas complejas, y cambiantes. Éste es el primer paso para reconstruír un modelo profesional deformado por la autoacusación y el aislamiento, a fin de revestirlo de responsabilidad compartida.

La modalidad de formación dentro de la escuela también aporta elementos interesantes que hay que tener presentes. Es una formación que induce a la autonomía, provoca sólidas relaciones entre compañeros, facilitando una configuración del equipo diferente. La escuela se percibe de otra manera porque la complicidada de la relación dentro del grupo la ha echo cambiar. Este cambio sutil puede tener consecuencias importantes de cara a las decisiones que tome la escuela en su línea de actuación.

Finalmente, la modalidad,dentro de la escuela facilita la consolidación de un lenguaje común para nombrar aquellos aspectos que antes eran designados bajo nombres diferentes. Esta limpieza comunicativa permite resolver situaciones conflictivas dentro de la organización de la institución escolar.

Independientemente del tipo de modalidad formativa, la temporalización cuando se desarrolla en paralelo al tiempo escolar,ayuda a sostener mejor la tensión del ejercicio docente porque el maestro se siente acompañado y emotivamente apoyado en su cotidianidad profesional. El grupo se convierte en la supervisión en la supervisión del propio ejerciciodocente que estimula la apertura intelectual delante de los cambios de su fuerza profesional. En general, los grupos de autoaprendizaje se consolidan como una sólida propuesta formativa para el desarrollo formativo.

Que os parecen estas propuestas de formación permanente?

F. Imbernón(coord.). La investigación educativa como herramienta de formación del profesorado. Reflexión y experiencias de investigación educativa.(2002). Barcelona:Imprimeix