Carta a la tecnología

Hola Tecnología! 

Te escribo esta carta para decribirte como me siento desde que formas parte de mi vida, pues bien, comenzaré diciendo que cuando era pequeña no estabas junto a mi en mi tan constantemente, aparecías en determinadas ocasiones; sin embargo, actualmente si, es más, cada día que pasa me robas más tiempo. Por esto, te dedico estas palabras.

Esto en mi vida lo puedo enfocar desde dos puntos de vista diferentes:

Por un lado, me gusta Smile porque puedes informarte en todo momento y resuelver las dudas al instante gracias a google, puedes leer la prensa en internet, tener buena salud gracias a los nuevos aparatos que tienen en las consultas, las nuevas maquinarias especificas facilitan el trabajo a los operarios, realizar compras on-line, controlar mi dinero desde las bancas electronicas, ver series y peliculas que ya se han emitido o videos desde youtube, enviar mensajes al instante y enviar documentos a otras personas, estar informad@ sobre lo que sucede en los diferentes lugares del mundo, instituciones, universidad, todo esto y más, entre otras muchas cosas que proporcionan las tecnologías.

Por otro lado, no me gusta Frown porque hace que las relaciones directas cara a cara entre las personas escaseen debido a las redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea, ya no se compra tanta prensa escrita o libros en formato impreso, ya no se realizan las tareas manualmente, ya casi no se escriben cartas, ya no se compra tanto de forma presencial, etc.

Con todo esto, quiero aclararte que en muchos aspectos me has ayudado a crecer, a actualizarme, a adaptarme, a conocer cosas nuevas, pero también has conseguido que substituyese la forma de realizar ciertas cosas en mi vida. Por ello, considero que tienes tu lado bueno y tu lado malo en mi vida.

Por favor, no interpretes estas palabras como una invitación a salir de mi vida porque no es así, de hecho me gusta que formes parte de ella, pero quizás me sentiría más cómoda si no ocupases tanto tiempo y espacio. 

Un saludo.

 

 

Sara Sanmartín Méndez