Carta a la tecnología

Querida tecnología:

Hace ya bastantes años que nuestros caminos se cruzaron… y la verdad es que a día de hoy no imagino mi vida sin ti.

Todo empezó en el colegio, cuando mi profesor de inglés me dejó utilizar por primera vez un ordenador para hacer actividades sobre vocabulario a través de juegos. La verdad es que al principio me parecía un poco complicado eso de utilizar un ordenador. No entendía para que servía el botón derecho y el botón izquierdo del ratón, no entendía cuando el profesor hablaba de pestañas, ventanas… pero con el paso de los días, poco a poco, fui mejorando.

Recuerdo como mi padre, cuando cambió de trabajo, aprendió a utilizar el ordenador. Empezó por lo más básico, el teclado. Como en mi casa no teníamos ordenador, él practicaba con la máquina de escribir y la verdad es que lo hacía tan lento como el paso de las tortugas.

Durante esos años mi relación contigo fue casi nula, pero todo cambió el día de los Reyes Magos… ¡al fin tendríamos ordenador en casa! Recuerdo que ese día mi hermano y yo pasamos toda la tarde y toda la noche con el ordenador. Estuvimos más o menos un año sin internet, pero la verdad es que no me importaba. Pasaba el tiempo escribiendo en Word, utilizando Paint, jugando a juegos… Ahora lo pienso y parece totalmente ilógico tener un ordenador y no tener internet en casa.

A partir de ese momento mi vida ya no sería como antes, la tecnología estaría presente en mi día a día.

Con 12 años tuve mi primer teléfono móvil. Estaba muy ilusionada por tenerlo, pero no era consciente que de esa manera estaba mucho más controlada por mis padres (llamándome a todas horas). Más que un móvil eso era un ladrillo, pero bueno… ¡no estaba mal!

Un año después las redes sociales aparecieron en mi vida. El querido Metroflog y Fotolog. Hablando de esto, se me viene al recuerdo Messenger. Pasaba horas y horas pegada al ordenador hablando con mis amigas/os través de él.

Después de Messenger apareció Tuenti, donde podía colgar todas las fotos que quisiera y hablar con mis amigas/os a través del chat. Fueron bastantes los años que utilicé esta red social, pero como todo en esta vida, eso ya es historia.

Ahora está de moda Facebook, Twitter, Instagram… pero seguramente en unos años comenzaremos a utilizar otras redes sociales y estas quedarán en el olvido.

A día de hoy, los móviles ya no son como antes, los ordenadores ya no ocupan mitad de un escritorio y podemos comunicarnos a todas horas del día con nuestros amigos, familiares…

Realmente no concibo mi vida sin ti.

¡Un abrazo!  

Comentarios