Carta a la Tecnología

Querida tecnología:

En primer lugar, siento haber tardado tanto en escribir. Hay dos cosas que necesito decirte. La primera gracias y la segunda lo siento.

Nací cuando estabas empezando a ser parte de la vida cotidiana, ya rodeada de ti, conviviste conmigo en mi casa, diste melodía a mis nanas, fuiste pinche de mis chefs (mis padres); nos encontramos cada vez en mayor medida, en el cole, en el banco, en el cine, en los aeropuertos, en los hospitales, estuviste conmigo hasta en el quirófano y tú ayudaste directamente a mejorar mi salud; me esperaste en casa creciendo mucho más rápido que yo hasta que actualmente estás casi en todas partes, tanto que te llevo en la palma de mi mano con una cantidad desorbitada de aplicaciones, más de las que imagino e infinitamente más de las que sé o puedo utilizar.

Cada mañana, por ti puedo pulsar un botón y sacar un café caliente recién hecho, calentar mis tostadas o cocinarme algo (y sin ni siquiera utilizar fuego), controlo mi dinero con una tarjeta que me cabe en el bolsillo, puedo imprimir infinitas veces una imagen y cientos de cosas con tan solo pulsar el botón, y es más por ti se salvan vidas, se mejoran muchas otras, podemos incluso viajar al espacio exterior y, en directo, enseñárselo por televisión a todo el mundo. Por ti podemos acceder a toda la información, podemos comunicarnos sin límites, ofrecer y recibir conocimientos, conocer personas, culturas, aprender, divertirse... Nos das infinitas posibilidades y te doy las gracias por ello.

Y por otra parte te pido disculpas por lo que hacemos contigo. Por las adicciones, por las tardes con cafés mediados mientras cada uno está abobado con su móvil, por los miles de malentendidos, por el spam, por comportarnos como idiotas con las redes sociales, por enfadarnos cuando velocidad de conexión no nos complace, o porque la película que quiero ver sólo tiene enlaces en latino. Te pido perdón por las personas que acosan, estafan, por la información falsa, la censurada, la manipulada, por todas las mentiras por las mentiras y por todas las chorradas que te cargamos a la espalda. Siento lo mal que te tratamos a veces los mismos que te hemos creado.

El tío Ben (Spiderman) nos dijo que un gran poder conlleva una gran responsabilidad y nos ofreces infinitas posibilidades, así que espero usarte siempre de la mejor manera, aprender y enseñar contigo. Mejorar y crecer,aunque no sea a tanta velocidad, juntas.

Comentarios

  • Aurora Fernandez Gonzalez

    Querida amiga:

    A partir de la reflexión que has realizado por medio de tu carta, he extraído tres ideas que me han parecido las más significativas y que pienso que aportan ideas muy enriquecedoras sobre el tema en cuestión.

    Estas ideas son:

    - La tecnología como parte de nuestras vidas como un elemento más que convive y que nos facilite nuestro día a día.

    - La importancia de darle un buen uso a la tecnología y la dependencia que en ocasiones se genera con respecto a ella.

    - La evolución vertiginosa que ha experimentado y los avances que ha proporcionado

    Un saludo!

    Espero tu respuesta

  • Sara Barrantes Amoedo

    Efectivamente, un gran poder conleva unha gran responsabilidade, pero non se lle pode pedir a un neno que sexa totalmente responsable dos seus actos. Para iso se necesita que os pais ou adultos a cargo dos nenos se responsabilicen deles, de ensinarlles a actuar de xeito coherente e, sobre todo, de afrontar os erros e consecuencias dos seus actos. Por desgracia, e seguindo nesta liña, creo que a humanidade é un bebé malcriado, sen ninguén ao seu cargo ou cuns pais excesivamente permisivos (entendamos isto en función das conviccións teolóxicas de cada un), que fai un uso totalmente erroneo da tecnoloxía, así como da maioría dos seus inventos, do medio ambiente e do planeta en xeral.

    Somos unha gardería na que cremonos os dueños de absolutamente todo o que nos rodea e, non solo iso, senon que cremos que todo o que se rompa ou se destrúa se pode volver a crear. Pero non nos damos conta de que realmente, ao tratar deste xeito o noso medio máis directo, o único que estamos destruindo é a nós mesmos.

  • Ana Coroas Arias

    Gran reflexión. Estoy completamente de acuerdo. Nosotros somos los unicos responsables del mal uso que se le pueda dar a todo ese abanico de posibilidades que nos brinda la tecnología. Es un tema que puede suscitar diversas controversias e infinidad de opiniones, pero creo que todos partimos de la idea de que la tecnologia consigue que nuestra vida sea mucho más sencilla y sofisticada.