WOMEN, MEN & CHILDREN.

 En la pasada clase expositiva del día 10 de Febrero debatimos en clase sobre cómo entendemos las tecnologías, cuál es su mejor empleo, cómo de presentes están en nuestra vida... Para esta reflexión empleamos como recursos los tráilers de las películas "Women, men & children" y "Her", dos películas actuales que nos permiten ver como preferimos formar parte de avatares y mundos virtuales en vez de enfrentarnos a la vida de manera directa.

La película "Women, men & children" nos hace ver y ser conscientes de la cara más oscura de la tecnología. Gracias a las nuevas tecnologías vivimos en una sociedad en la que estar "en línea" es lo más cotidiano del mundo, nos pasamos el día interactuado mediante emoticonos, likes, retweets, mensajes de texto... llegando incluso a manter conversaciones por aparatos electrónicos a diez centímetros de distancia. Hemos llegado al punto en el que preferimos interactuar mediante perfiles virtuales y avatares. Creo que puedo llegar a comprender esta situación: es mucho más fácil crearte un perfil y desahogarte con otros usuarios los cuales aunque te los cruces en las calles, en el metro, en el bus o en el instituto no te reconocerán y por lo tanto nadie te podrá juzgar ni a ti ni a tu vida. Esto es un poco lo que le pasa Tim, el cual mediante los juegos de roles es capaz de contar todo lo que le sucede en su vida y lo mal que se encuentra. Es por eso que cuando su padre decide borrarle la cuenta porque afirma que ese juego es un mal hábito para su vida, esta comienza a a perder todo el sentido hasta el punto de llegar al suicidio. Y es que, para Tim esa realidad virtual no era un mero hábito de vida, sino que se había convertido en su propio estilo y forma de vida, donde tenía sus propios amigos, sus victorias y derrotas, su día a día...

Algo parecido es lo que le ocurre al matrimonio Don y Helen Truby, los cuales han intentado avivar la chispa de la pasión recurriendo a  paginas de citas por Internet. La comunicación en esa familia era nula, hasta el punto de encontrarse los cuatro miembros en el salón interactuando cada uno con un aparato electrónico diferente sin intercambiar palabras entre ellos. Y es que ahí está problema, el ser humano es un ser social por naturaleza, un ser que siente y necesita sentir y si para los miembros de tu familia (que se supone que son las personas con las que más relación tienes que tener) eres totalmente indiferente porque te están substituyendo por máquinas, es normal que busques a otras personas para que te ayuden a sentir.

Otro punto de la película que me llamó mucho la atención fue como Patricia encara el uso de las nuevas tecnologías por parte de su hija. Esta madre ejerce un excesivo control sobre el mundo virtual de Brandy, llegando a examinar conversaciones, historiales, conectando la bandeja de entra de ambos teléfonos... Es cierto que los padres tienen que llevar una cierta dirección y comprobación de como sus hijos emplean Internet y sus herramientas, pero lo que esta madre está haciendo es privar a Brandy de su privacidad personal. Des esta forma, la joven se abre una cuenta de Tumblr a escondidas de la madre donde se desinhibe y desahoga . Aquí hay un gran error, la tecnología no es mala como piensa Patricia, es más yo la considero positiva, lo que hay que hacer es darle un buen uso y lo que Patricia consiguió con este excesivo control fue que Brandy, por el echo de querer revelarse, le diese un mal uso.

Después de ver la película, creo que la necesidad de llevar una vida "on-line" está matando nuestra vida "on-land" y lo que deberíamos hacer e buscar el equilibrio entre estas dos realidades. Para terminar os dejo con una cita de Omar Bradley y que cada uno saque sus propias reflexiones:

" Si continuamos desarrollando nuestra tecnología sin sabiduría y prudencia, nuestro sirviente podría convertirse en nuestro verdugo".

Comentarios